Negocios

El gremio automotriz teme por el futuro de General Motors en la Argentina

19-06-2018 La automotriz aplica un cronocrama de suspensiones. Smata advierte por la baja de la demanda brasileña y la creciente robotización
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

General Motors sostiene actualmente un esquema de suspensiones para los trabajadores de su planta ubicada en Rosario.

La causa es la caída en la demanda de vehículos de parte de Brasil.

"Vienen suspendiendo a toda la planta de trabajadores de 4 a 5 días por mes, con el pago del 80% de sus sueldos", explicó Marcelo Barros, secretario general de Smata Rosario, en diálogo con el portal Rosarioplus.com.

En tanto, las autoridades de GM comunicaron un calendario de suspensiones, y anticiparon que la fábrica cerrará durante casi todo el mes de diciembre.

La planta de Alvear cuenta con 1.500 empleados en el sector de producción. La baja de la demanda de parte de Brasil tuvo un fuerte impacto en su desempeño: pasó de armar 27 autos por hora a 15 o 16.

"Brasil había pedido 50.000 autos y ahora solicitó 30", reveló el representante gremial. Y agregó: "La venta local está bien, pero comprar un auto de alta gama no es lo mismo que comprar un Corsa o un Agile", dijo en alusión al único modelo que se produce en la planta de Alvear, el Chevrolet Cruze, que es de una gama –y un costo– superior.

"Mientras el Gobierno no tenga un plan de producción automotriz, esto va a andar a los tumbos. El Gobierno anterior venía y trataba de salvar la situación cuando había un problema", comparó Barros. "No sabemos qué va a pasar mañana", se lamentó.

Robotización
El secretario general de Smata Rosario también apuntó contra la automatización como otra de las causas que provocan las suspensiones.

"En sectores de motores pusieron robots y hay más de 150 empleados que quedaron fuera del sistema", contó Barros, quien también comentó que por el momento los trabajadores fueron reubicados.

Sin embargo, advirtió: “Si siguen entrando robots, van a quedar ellos adentro y la gente afuera”.

A fines de 2017, GM había anunciado una inversión de u$s300 millones en la producción de un nuevo modelo de Chevrolet en la planta de Alvear, detalla Rosarioplus.com.

"Tenemos la esperanza que en 2019, cuando se empiece a fabricar el nuevo modelo, se tome algo de gente", dijo Barros.

Por otra parte, el sindicalista refirió que la automotriz también ha estado ofreciendo retiros voluntarios.

SECCIÓN Negocios
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR