Actualidad

Macri repuntó en las encuestas: 42% de imagen positiva según Poliarquía

24-06-2018 Dos sondeos que circulan entre funcionarios muestran que recuperó parte de lo perdido. La estabilidad cambiaria, primer objetivo para apuntar la confianza
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El espíritu futbolístico todo lo inunda en tiempos mundialísticos.

Así como el pase de país de frontera a mercado emergente se celebró como un ansiado ascenso, las últimas encuestas que llegaron a la Casa Rosada se celebraron como ese empate agónico que permite respirar aliviados.

Esos números muestran que en el último mes la imagen de la gestión presidencial repuntó y recuperó parte de lo perdido en mayo.

Ahora, siguiendo con la analogía futbolera, ya hay quienes emulan a Mostaza Merlo y consideran que lo ideal es apelar a la estrategia del "paso a paso" para consolidar esa tendencia.

El problema es que no es fácil cuando los pronósticos económicos y sociales no son alentadores para los próximos meses.

Por el efecto de la devaluación, la actividad económica se va a resentir en los próximos meses, y por el efecto de la inflación los números de pobreza mostrarán un retroceso.

Por eso la estrategia de ir paso a paso para que la imagen no siga sufriendo altibajos -como el dólar-, sobre todo cuando la cuenta regresiva para las elecciones empezó a correr.

Según un estudio de Poliarquía que circuló esta semana entre funcionarios, políticos y empresarios, la imagen de la gestión de Macri recuperó en junio 6 de los 9 puntos que había perdido en mayo:

- Volvió a superar la barrera de los 40 puntos, para cerrar en 42% de imagen positiva.

- La desaprobación cayó 8 puntos y quedó en 55%.

En la Rosada también circularon otros números, como los de Isonomía, que van en el mismo sentido.

También el Informe de Confianza en el Gobierno, que realiza la Universidad Di Tella, mostró esta semana una leve alza: del 1,94 (sobre 5) de mayo al 2,04 de junio.

"Lo único que se me ocurre es que parte de los argentinos necesitan, aun con desconfianza, confiar en algo", conjeturó un analista que tiene esa tendencia en sus informes.

"En algunas variables, como las de la economía, los números son malos", agregó.

La encuesta de Poliarquía, además, muestra la diferencia territorial que, desde un principio, aqueja a la administración Cambiemos.

En Capital (49%) y el interior (47%), la imagen del Gobierno es considerablemente superior que en el Conurbano (32%).

El primer objetivo que tiene trazado el Gobierno es terminar de estabilizar la situación cambiaria. Con un dólar volátil, no hay acción de gobierno que pueda llevar tranquilidad a la opinión pública.

"Si no pasa nada raro en el mundo, no vamos a tener más sobresaltos", afirman en el Gobierno, donde de a poco se recuperó el optimismo característico, consigna Perfil.

En la agenda de recuperación de la confianza, la mira está puesta en los goles que se pueden hacer (o los en contra que se pueden evitar) de la mano de Dante Sica en Producción, con planes de financiamiento para pymes; de Guillermo Dietrich, con obras públicas para inaugurar o el lanzamiento de más proyectos público-privados; o de Gustavo Santos, de Turismo, que viene mostrando buenos resultados.

Para más adelante queda la negociación por el Presupuesto 2019, donde la discusión no será solo económica sino también política.

Cuestiones como el ingreso a la OCDE o la organización de la cumbre del G20 también aparecen como noticias que pueden ayudar al Gobierno.

Pero para eso falta tiempo. Mejor ir paso a paso. 

SECCIÓN Actualidad