Rusia 2018

¿Qué beneficios económicos deja el Mundial de Fútbol?

25-06-2018
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La Copa de Fútbol que que este año se juega en Rusia es uno de los eventos deportivos más importantes del mundo y es seguido por la mitad de los habitantes del planeta. Esa gran popularidad, se traduce en grandes cantidades monetarias que se mueven.

Los costos por los preparativos de Rusia para el Mundial fueron de u$s13.800 millones, que supone alrededor del 1% del total de las inversiones efectuadas por el país en los últimos cinco años.

Por lo tanto, esta inversión pública debería ser recuperada con la recaudación impositiva del evento y las futuras utilidades de las infraestructuras de transporte y la construcción de los estadios para los rusos.

Si tenemos en cuenta las inversiones realizadas y los ingresos que se derivan de ellas, derivados del flujo de los 570.000 hinchas estimados que visitarán el país, es difícil que puedan obtener una rentabilidad positiva.

Rusia ya admitió que no obtendrá beneficios como anfitriona, pero considera la extravagancia futbolística internacional como una oportunidad para hacer una inversión a largo plazo en un deporte que ha sufrido desde la época soviética.

También quiere evitar quedarse atascado con llamados "elefantes blancos", estadios construidos para grandes eventos que se convierten en símbolos abandonados de mala gestión y exceso. Este problema atrajo la atención recientemente después del Mundial de 2014 y los Juegos Olímpicos de Verano de 2016 en Brasil.

Para evitar el caso de Brasil, desde Rusia planearon más gasto en infraestructura que podría añadir entre u$s2.400 millones y u$s3.400 millones al PBI ruso cada año durante los próximos cinco años, calculó El Blog Salmón.

La gran pregunta es si detrás de este gasto público existirá una verdadera utilidad para los rusos o se seguirá cebando la bomba de las infraestructuras sin resultado -el tiempo dirá-.

Si nos centramos en la cifras macro, no se espera un especial impacto en la economía rusa. Según el Banco de Rusia, el crecimiento del PBI de Rusia en el segundo trimestre se puede incrementar en 0,1 y 0,2 puntos porcentuales gracias al Mundial.

Tampoco se espera que exista tensiones inflacionistas en el país, pues, a pesar de la avalancha de turistas, es un efecto de corto plazo que sólo impacta en ciertas ciudades y ciertos sectores -Alimentación, hotelería, telecomunicaciones y transporte-.

Este impacto muy limitado a nivel nacional se debe a la duración limitada del Mundial -del 14 de junio al 15 de julio- y el gran tamaño de la economía rusa -11 ciudades en las que se disputa el torneo-.

A pesar que en el conjunto del país no se aprecian tensiones inflacionistas, lo cierto es que en las ciudades en las que se disputan los torneos, se ha visto un auge en los precios de las habitaciones de los hoteles. La Agencia Federal de Turismo de Rusia publicó una lista de hoteles que han aumentado el precio de sus habitaciones hasta en un 5.000%.

El Mundial y la política exterior de Rusia
Rusia no destaca por ser un país cuyos aficionados sean seguidores del fútbol por lo que, a priori, no parece que debería estar interesado en un evento de estas características. No obstante, en las cifras económicas, muchas veces, no se tiene en cuenta los intangibles como la marca de un país.

El presidente, Vladimir Putin, siempre ha estado interesado en las políticas de acción exterior, como una vía para que Rusia incremente su influencia en el tablero económico mundial.

El 47% de la población global sigue el Mundial ya sea por Internet por televisión, en otras palabras, la mitad del mundo mirando la vidriera de un país, Rusia, una oportunidad publicitaria única.

La acción exterior ha sido una prioridad para Rusia. Recordemos que, en los últimos años, Rusia ha sido acusada de interferir en las elecciones extranjeras, patrocinar la guerra cibernética, envenenar a agentes secretos, invadir Ucrania e incitar y promover una dictadura en Siria.

Fruto de la anexión de Crimea y la crisis en el este de Ucrania, Estados Unidos y la Unión Europea iniciaron fuertes sanciones a Rusia. Estas sanciones han contribuido a que Rusia haya estado dos años en recesión y que la economía creciera un 1,5% en 2017.

FIFA, la gran gran ganadora del Mundial
El verdadero ganador del Mundial de fútbol es el organizador, la FIFA, que tiene el monopolio sobre un producto único en el mundo que despierta pasiones. Fruto de esa fuerza, esta organización se ha visto envuelta por fuertes corruptelas por otros eventos como tres ediciones de la Copa América y de su torneo del Centenario.

Si nos centramos en el evento deportivo que supone el Mundial, en el último celebrado en Brasil, la FIFA ingresó u$s4.800 millones, obteniendo unos beneficios finales de u$s2.600 millones. Y para el Mundial de Rusia se estiman unos ingresos de u$s6.400 millones.

Los principales ingresos de la organización de la Copa del Mundo están constituidos por la venta de los derechos de retransmisión televisiva de los partidos, los ingresos de los principales patrocinadores, la venta de los derechos de licencia para utilizar los símbolos del campeonato del mundo, la venta de entradas para los partidos directamente.

La venta de derechos de televisión y los ingresos de los patrocinadores aportan a los organizadores más que la venta de entradas para los partidos. Ambos conceptos aportarán a la FIFA en 2018 más de u$s5.000 millones.

Según los pronósticos, la audiencia televisiva total del campeonato será de 3.300 a 3.600 millones de personas en más de 200 países de todo el mundo.

Los ingresos totales procedentes de la venta de entradas para la Copa del Mundo en Rusia en los 64 partidos del campeonato se cuantifican en de u$s782 millones.

El coste de la venta de una licencia para utilizar el logotipo del campeonato mundial está directamente relacionado con el coste de la marca "World Cup 2018". Cuanto mayor sea el valor de la marca, mayor será el porcentaje de ingresos de la venta de productos con el logotipo que tendrá que pagar. Por este concepto se ingresaría unos 250 millones de euros.

En las cifras de costes para la FIFA tenemos un gran número de partidas. No obstante, los más relevantes ya se han publicado:

A los 32 miembros participantes distribuidos según el rendimiento y la posición de finalización de la competición u$s400 millones.
En concepto de preparación para los 32 miembros participantes u$s48 millones.

En el Programa de Beneficios del Club para los clubes de jugadores de fútbol participantes u$s209 millones.

SECCIÓN Rusia 2018