Comex

Por el "súper dólar", se estancan las importaciones desde Brasil y se achica el rojo comercial

03-07-2018 El déficit se achicó un 27% en junio, debido a la devaluación y al enfriamiento de la economía. Para todo 2018 prevén una contracción del 8% 
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El salto del dólar, que acumula un salto de más del 70% en doce meses, ya se está haciendo sentir en el comercio exterior. 

Según datos oficiales, en junio las compras de productos brasileños se mantuvieron estancadas respecto del mismo mes de 2017 (-0,1%), en torno a los u$s1.550 millones. 

Dicho estancamiento, destacaron desde Ecolatina, "estuvo motivado por la mejora en la competitividad precio de la economía local", aunque también incidió el "enfriamiento de la actividad en nuestro país".

"Esperamos que las compras a Brasil sigan estables o incluso caigan en términos interanuales durante el segundo semestre", plantean desde la consultora, como consecuencia de ese combo que conjuga un billete verde alto y un ritmo de crecimiento menor en el plano doméstico. 

La desaceleración de las importaciones favoreció a que en junio se redujera el déficit de la balanza comercial bilateral: el rojo fue de u$s525 millones, lo que implicó una caída del 27% respecto al mismo mes de 2017, cuando tocó los u$s725 millones. 

Como contrapartida, el mes pasado las exportaciones experimentaron un fuerte avance, del orden del 23,5%, tras superar los u$s1.000 millones. 

Sin embargo, este movimiento no estuvo explicado tanto por la mejora de la competitividad, sino que fue consecuencia de la caída del 18% de los despachos que se había dado en mayo, producto de la huelga de camioneros que tuvo lugar a fin de ese mes en Brasil

"Muchas operaciones comerciales se pospusieron, impulsando la performance de junio", indicaron desde Ecolatina. 

Sin embargo, los analistas no prevén que este boom de exportaciones continúe: "Si a este dato le sumamos el constante recorte en las estimaciones de crecimiento para el país vecino -actualmente están en torno de 1,7%, cuando alcanzaban el 2,7% hace unos meses-, no corresponde esperar que el fuerte repunte observado en junio se repita en la segunda mitad del año". 

Pese a ello indicaron que, dado que en los próximos meses se profundizará la desaceleración de las importaciones, "la mejora del saldo comercial se convertirá en una constante". 

De cara a todo 2018, desde Ecolatina prevén un achicamiento leve del déficit con Brasil: pasaría de los u$s8.200 millones que alcanzó el año pasado a un nivel de u$s7.500 millones, lo que implicaría una baja del 7,5%. 

Sin embargo, advirtieron que "más allá de este avance, el resultado se encontraría lejos del rojo bilateral de 2016", cuando tocó los u$s4.300 millones", al tiempo que "estará impulsado por la caída de las importaciones más que por un repunte de las exportaciones". 

SECCIÓN Comex
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR