Management

Cómo manejan las reuniones diez de los empresarios más famosos del mundo

09-07-2018 Tanto Steve Jobs como Jeff Bezos y Elon Musk tienen diversos trucos para volver productivas y eficientes las juntas de trabajo 
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La "reunionitis" es un mal que aqueja a casi todas las empresas en el mundo.

Las interminables juntas o, por el contrario, la obligación de reunirse todo el tiempo, produce agotamiento en los trabajadores que sienten que pierden en ellas demasiado tiempo. 

Las personas más exitosas en los negocios saben que el hecho de reunirse no significa ser productivo. Por eso Gestión relevó los métodos de 10 famosos líderes empresariales para dirigir reuniones de manera eficiente.

Jeff Bezos lleva (metafóricamente) dos pizzas a cada encuentro. Si éstas no alcanzan para alimentar cómodamente a los asistentes a la reunión, entonces hay demasiadas personas en la sala. Esto podría hacer que la asamblea se alargue sin parar y sofoque la creatividad.

Para evitar pensar en grupo y alimentar ideas independientes (literalmente), Bezos mantiene las reuniones de Amazon solo con un puñado de personas.


-  Jack Ma no se permite ser la persona más inteligente en la sala de juntas. El multimillonario chino y fundador de Alibaba Group -quien fue un maestro de inglés que apenas ganaba 120 pesos por hora- sabe que debe rodearse de personas cuyo cociente de inteligencia sobrepase por mucho al suyo.

Ma compartió su filosofía en el Foro Económico Mundial, declarando: "Durante muchos años, siempre traté de encontrar a la gente más inteligente que yo. Mi trabajo es asegurarme de que esas personas puedan trabajar juntas". Ma sabe que para liderar el paquete, se debe mediarlo.

- La magnate de la tecnología Sheryl Sandberg es más tradicional al momento de manejar las reuniones de trabajo. Para cada una escribe a mano una lista cuidadosamente elaborada de puntos a discutir. Una vez que se ha tachado todo lo que está en la lista, la reunión se suspende, incluso si solo duró ocho minutos.

Warren Buffett no programa sus reuniones con más de 24 horas de anticipación. Aunque no todos tienen el lujo de vivir de ese modo, la iniciativa de Buffett para tomar el control de su propio horario puede ser útil para todos los empresarios.

Buffett cree que la flexibilidad es más eficiente, por lo que se enfoca en lo que necesita su atención en el presente. 

Oprah Winfrey simplemente no tiene juntas. La empresaria de los medios prefiere mandar un correo electrónico detallado y solo se sienta en una reunión cuando es absolutamente necesario. Incluso llegó a convencer a Coretta Scott King, la esposa del difunto Martin Luther King Jr., de cancelar su vuelo y mejor tener una conversación telefónica. 

- Al CEO de Nike, Mark Parker, le gusta garabatear durante las juntas. Nunca asiste a una reunión sin su cuaderno de bocetos. Imitando a los hemisferios de su cerebro en el papel para encontrar el equilibrio, Parker dedica cada página de la izquierda a la lluvia de ideas de negocios, y todo el derecho al dibujo.

En la Conferencia de Innovación por Diseño 2013 de Nike, Parker explicó cómo este extraño hábito lo ayudó a tener éxito. "Pienso mucho en el equilibrio", dice Parker. "La mayoría de nosotros estamos desequilibrados, y eso está bien, pero es necesario tener en cuenta un balance general para tener éxito", detalló. 

- Similar a Bezos, el fundador de Apple, Steve Jobs, era conocido por solo invitar al personal necesario a las juntas e incluso supuestamente pedía a gente que se fuera si se sentía abarrotado. Demasiadas personas presentes le quitaban a Jobs la simplicidad con la que funcionaba mejor.

Cuando la Administración de Obama invitó a Steve Jobs a reunirse en la Casa Blanca con otros gigantes tecnológicos, el cofundador de Apple trató de rechazar la invitación. Habría demasiada gente en la sala y prefería una invitación personal, indicó Gestión.

- El multimillonario bielorruso, Gary Vaynerchuk, cree en establecer una duración de tiempo para una junta y luego reducirla a la mitad. Al acortar el tiempo de reunión, las personas se ven obligadas a reducir la charla sin sentido y completar la tarea que tienen entre manos.

"Si tengo una reunión de una hora con mi equipo, seguramente trataremos de llenar esos 60 minutos. Bromearemos un poco y hablaremos de algunas cosas de las que no planeábamos hablar. Pero si cortamos la misma reunión a 30 minutos, haremos todo lo que se necesita", relató Varynerchuk.

Elon Musk deconstruye un tema y luego lo construye de nuevo. Los asistentes a la reunión deconstruyen una idea o situación a "principios básicos" para darles la libertad de pensar fuera de la caja. Luego, juntan esos puntos y los analizan desde una nueva perspectiva.

- Neil Blumenthal, cofundador de Warby Parker (el "Netflix de los lentes") evita lo que él describe como el "sinfín interminable de derroche de juntas" al establecer una agenda estricta a través de Google Docs y esperar que la gente las lea con 24 horas de antelación. Publica comentarios y preguntas sobre el material de lectura para garantizar que tanto él como su equipo estén preparados para ser lo más eficientes posible.

SECCIÓN Management
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR