Economía

El Gobierno negó que la represa Chihuido se frenara por falta de presupuesto

12-07-2018 Señalaron que la decisión no está vinculada con la baja del déficit, sino con que el consorcio de la obra no consiguió el financiamiento total
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El Gobierno aclaró este jueves que la construcción de la represa Chihuido "es un objetivo prioritario de gestión" y rechazó que la obra esté "congelada" por cuestiones presupuestarias.

La respuesta oficial viene luego de versiones periodísticas que sugerían que el vicejefe de Gabinete, Gustavo Lopetegui, habría informado esta semana a los ejecutivos de la empresa alemana Voith GmbH –parte del consorcio que planificaba la obra en la provincia de Neuquén– que el proyecto fue suspendido y que el Gobierno no iniciará por el momento nuevas obras de infraestructura.

Según el rumor, el freno del proyecto estaba relacionado con el acuerdo con el Fondo Monetario, donde la Argentina se comprometió a reducir el gasto público para alcanzar la meta de un déficit fiscal de 1,3% del Producto Interno Bruto en el 2019.

Pero el secretario de Infraestructura y Política Hídrica, Pablo Bereciartua, aseguró que "el gobierno del presidente Mauricio Macri, desde el inicio de su gestión, hizo innumerables gestiones para lograr el financiamiento necesario y que la obra se concrete". Además, indicó: "Esta es una tarea que compartimos con el gobernador Omar Gutiérrez".

De este modo, el gobierno rechazó la molestia que habría en Alemania por el freno a la construcción de la represa en Neuquén, a cargo de la empresa Voith Hydro, firma que cuenta con el apoyo de la administración de Angela Merkel.

En declaraciones dadas a conocer oficialmente, el funcionario consideró que el proyecto para la construcción de la represa Chihuido no avanzó en los términos esperados debido a que el "el consorcio que obtuvo la licitación aún no consiguió el financiamiento completo para iniciar la obra".

A su vez, señaló el compromiso del Gobierno Nacional, que considera a la represa como un "objetivo prioritario" de su gestión por su "carácter estratégico" y los beneficios en términos de generación de energía hidráulica y la posibilidad de regular el caudal del río Neuquén para favorecer el riego productivo y evitar crecidas.

"El consorcio que resultó ganador tiene la obligación de presentar al gobierno el financiamiento completo, como establecen los requisitos de la licitación, para que se pueda avanzar. Esto todavía no se ha logrado", señaló.

Y agregó: "El consorcio que ganó la licitación está liderado por la empresa Helport e integrado por otras siete. A esas se agregaría, a través de un subcontrato, la empresa alemana Voith Hydro, de máximo reconocimiento internacional en el rubro".

En ese sentido, Bereciartua valoró el interés y volvió a subrayar la necesidad de completar la inversión: "Vemos con muy buenos ojos el interés de Alemania por la obra, que habla de la nueva inserción de Argentina en el mundo".

Y agregó: "Voith Hydro está dispuesta a financiar u$s1.400 millones, pero tenemos que cumplir con los requisitos de la licitación, que exige que se complete el financiamiento total de la obra, que es de u$s2.220 millones".

SECCIÓN Economía
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR