NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Marketing

Por la caí­da en las ventas, se adelantan las liquidaciones y los descuentos llegan a un 50%

Al filo de la ley, comerciantes combaten la caí­da de ventas: adelantan liquidaciones y los descuentos llegan a un 50%

La incertidumbre económica hace que se adelanten las liquidaciones de la temporada otoño-invierno. Ante un congelamiento en las ventas, buscan aprovechar el "efecto aguinaldo". Por qué se disfrazan los descuentos              

Por Guadalupe Piñeiro
17.07.2018 05.04hs Marketing

Es un clásico en tiempos de recesión. Cuando las ventas caen y los comerciantes echan mano a fórmulas para atraer el interés del público: aun cuando la regulación no lo permita, se encuentra la forma de adelantar la temporada de ofertas.

Esta vez no fue la excepción, y menos en los locales de indumentaria, que este invierno sufren las consecuencias de una temporada "gélida" en lo que a ventas se refiere. 

Un indicador elocuente en este sentido fue el Dí­a del Padre del pasado mes de junio. Según datos de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), en esta fecha especial -que, habitualmente, genera un pico en las compras- se produjo una caí­da en ventas en los comercios minoristas superior al 6% en comparación con el mismo perí­odo de 2017.

Si se toma en cuenta la totalidad del mes de junio, la baja fue de casi un 5%. En indumentaria, puntualmente, las ventas se redujeron en un 4,8%. 

A este escenario se suma el factor incertidumbre con respecto al futuro de la economí­a general del paí­s, con la incertidumbre que genera la inestabilidad cambiaria, que hace que lo primero que recorten los argentinos sean sus visitas al shopping center.

Además, es ya sabido que las prendas de otoño-invierno tienen habitualmente un precio más elevado que la mercaderí­a más "liviana" que se comercializa cuando llega el calor.

Por todos estos motivos, y ante la desesperación por vender, los comerciantes decidieron sacar a rematar toda la mercaderí­a que tení­an en stock y adelantaron un mes las liquidaciones de la temporada otoño-invierno, a la espera de estimular el consumo.

Además de contrarrestar la caí­da en el poder de compra de los consumidores, los comerciantes buscan aprovechar los beneficios del "efecto aguinaldo" sobre los argentinos que este mes cuentan con un extra en sus cuentas bancarias.

De esta manera, en firmas tales como Las Pepas, Lacoste, Extra Large, Caro Cuore, Complot y AY Not Dead es posible hacerse de prendas de esta temporada con rebajas de hasta un 50%.

Las rebajas llegan antes
A diferencia de otras ciudades del mundo, como Madrid o Barcelona, en las que los dueños de los locales tienen absoluta libertad para comenzar las rebajas cuando lo consideran conveniente para su negocio, en Buenos Aires existe una reglamentación que estipula una fecha especí­fica para el inicio de las liquidaciones de temporada, con el objeto de evitar las "avivadas" de los comerciantes.

Puntualmente, en el caso de la temporada veraniega, la mercaderí­a recién puede comenzar a rematarse a partir del 1° de febrero. Mientras que para la ropa de otoño-invierno, la señal de largada es oficialmente el 1° de agosto.

Sin embargo, este año las marcas decidieron hacer caso omiso de la normativa y se lanzaron a rebajar sus prendas varias semanas antes de lo estipulado.

Una de las firmas que en estos dí­as otorga grandes descuentos es Complot. Según puede verse en sus locales comerciales, la marca ofrece a sus clientes ahorros de un 30%, 40% y hasta 50% en el precio de sus productos. Otra de las más "generosas" con sus rebajas es Las Pepas, donde es posible también adquirir ropa de invierno a la mitad de su valor original.

También AY Not Dead se suma a la ola de liquidaciones anticipadas con el slogan "Arde" para promocionar sus rebajas. En este caso, los descuentos son de hasta un 40% del valor de la prenda. La marca 47 Street es otra de las que sale a rematar mercaderí­a para hacerse de efectivo y apurarse a seducir a los clientes con la temporada primavera-verano. En este caso, el tope de los descuentos es de un 30%.

Otras de las firmas que no aguantaron hasta la llegada del mes de agosto para lanzar sus rebajas de temporada son Sweet, Cheeky, la firma de lencerí­a Caro Cuore, Extra Large, Lacoste. En todos estos casos, el tope de los descuentos se fijó en un 50% del valor de los productos.

Disfrazar las liquidaciones
En el artí­culo 14 de la Ley 3504 que regula la Promoción de Venta en los comercios minoristas en la Ciudad de Buenos Aires se especifica que, en el caso de la ropa de invierno, las liquidaciones de temporada "solo pueden llevarse a cabo" desde el mes de agosto. Pero las marcas encontraron la manera de rematar mercaderí­a sin saltearse especí­ficamente la normativa vigente.

Los caminos que toman los comerciantes de indumentaria para conseguirlo son, principalmente, dos: disfrazar las liquidaciones con promociones del estilo "2x1", o bien, apelar al idioma inglés en sus campañas para evitar utilizar el término "liquidación".

De esta manera, en los dí­as que corren es posible ver en las vidrieras de los locales de las firmas -tanto dentro de los centros comerciales como en espacios a cielo abierto, tales como las arterias comerciales de Palermo Viejo y Villa Crespo- carteles que invitan a comprar con las frases "On Sale", "Winter Fall", "50% Off" y "Love Sale".

Más incumplimientos
Pero las marcas no solo incumplen la normativa vigente adelantándose a rematar mercaderí­a por motivos comerciales y de competencia con otras firmas. En el artí­culo 3 de la Ley 3504 se estipula otro punto que también se desobedece a diario.

Allí­ la ley establece que "en todos los anuncios de actividades de promoción de ventas... se debe utilizar el idioma español", a la vez que se agrega que "en caso de utilizarse otro idioma, debe incorporarse la traducción respectiva al español, con la misma tipografí­a y tamaño de letra".

Por supuesto, debido a la promoción de las liquidaciones en inglés, este aspecto también se desobedece continuamente. Sucede que en estos momentos del paí­s poco importa para los comercios la ley y sus obligación de cumplirla cuando lo que impera es hacer caja.

El objetivo de los comercios hoy es firme: sacarse de encima lo antes posible toda la mercaderí­a que, desde los estantes, les recuerda dí­a tras dí­a lo terrible que viene siendo la venta de esta temporada en sus locales.

Más sobre Marketing
Te puede interesar
Zoom Recomendadas