Negocios

Jorge Brito inyecta u$s17 millones a su empresa agrícola para financiar nuevas inversiones

13-07-2018 El objetivo del dueño del Banco Macro es poder financiar la compra de nuevas tierras y de hacienda. Brito decidió aportar fondos propios ante la imposibilidad de obtener financiación externa por la inestabilidad y volatilidad que muestran los mercados de capitales 
Por Andrés Sanguinetti
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El banquero Jorge Brito acaba de anunciar un aporte de u$s17 millones en su empresa dedicada al negocio agropecuario. Es decir, en Inversora Juramento, donde el fundador del Banco Macro figura como presidente del directorio y que opera en el norte argentino.

A través de un comunicado enviado a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, el financista resolvió aportar esa suma de dinero a cuenta de futuras suscripciones de acciones y para que el dinero sea utilizado para financiar futuros planes de inversión de la compañía. De hecho, durante una reunión de directorio llevada a cabo esta semana, los ejecutivos de Inversora Juramento adelantaron que saldrán a comprar tierras y hacienda y también a encarar un proceso de integración de capital de trabajo.

Pero, debido a la actual situación del mercado de capitales y a la falta de ofertas para poder obtener los fondos del exterior los ejecutivos decidieron aceptar la propuesta de Brito, quien creó Inversora Juramento en 1990 en la localidad de Joaquín V. Gonzalez, donde opera 90.000 hectáreas y posee 54.000 cabezas de ganado.

La oferta de Brito se basa en que la sociedad ha planteado la necesidad de recibir fondos por parte de sus accionistas en el corto plazo para llevar adelante sus planes de inversión ante la imposibilidad de colocar acciones de la empresa en la Bolsa de Nueva York, tal como el propio banquero anunció a fines del año pasado.

De hecho, el aporte permitirá, según los ejecutivos de la sociedad, obtener fondeo de manera inmediata sin la necesidad de tener que convocar a una asamblea de accionistas para considerar un aumento de capital. Ocurre que ese proceso involucra pasos que necesitan de tiempo para ser llevados a cabo, como la autorización de la Comisión Nacional de Valores (CNV) que, junto con la volatilidad actual del mercado de capitales local, podrían generar graves perjuicios en relación con las necesidades comerciales y financieras de corto plazo de la sociedad.

"La oferta resultaría beneficiosa porque implica contar con recursos en el corto plazo para afrontar inversiones y necesidades financieras inmediatas a los fines de asegurar el normal y habitual giro comercial, como así también permitir el desarrollo y crecimiento de la sociedad", aseguró Eugenio Martinez durante la reunión de directorio. Se trata del contador que representa a la Comisión Fiscalizadora, quien utilizó estas palabras para respaldar la propuesta de Brito.

De esta forma, el banquero logra cuidar a la empresa que considera como su "niña mimada" de la inestabilidad financiera internacional y local y resguardar los planes de inversión que tiene en carpeta.

En la actualidad, Inversora Juramento concentra su actividad en Salta, donde posee 90.000 hectáreas. Su principal actividad es la de cría, industrialización y comercialización de carne vacuna, ya que el 70% de sus campos están destinados a esta actividad. Según consta en medios especializados, la sociedad siembra anualmente alrededor de 12.600 hectáreas, de las cuales 8.000 corresponden al cultivo de soja.

También se dedica al sorgo, alfalfa y maíz, que son destinados íntegramente para la alimentación de su rodeo.
En lo que respecta a su negocio ganadero, realiza cría y recría de vacunos, además de contar con un feedlot para 25.000 cabezas y un frigorífico con capacidad de faena de 7.500 cabezas por mes.

El año pasado, Brito buscó la forma de obtener cerca de u$s200 millones en Wall Street a través de una oferta pública de acciones (IPO, por sus siglas en inglés) con el objetivo de duplicar la escala del negocio de Inversora Juramento.

La compañía ya cotiza en la Bolsa de Valores porteña y comenzó a fines del 2017 la búsqueda de un banco de inversión que lo asesore sobre el desmbarco en mercado de capitales más importante del mundo para la venta de certificados de depósito. Sin embargo, ese proceso en la actualidad estaría suspendido a la espera de mejores condiciones financieras.

SECCIÓN Negocios
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR