27.11.2014 Buenos Aires, Argentina.
Tecnología
Viernes 23 de Noviembre de 2007 07:52:00
La inteligencia artificial llegó a los teléfonos celulares
23-11-2007 Investigadores del Palo Alto Research Center han dado un paso más en el desarrollo de los dispositivos móviles: creó una herramienta informática que los convierte en asistentes personales con criterio suficiente como para recomendar al usuario cosas concretas de su vida diaria. Cómo funciona
Reciba noticias en su e-mail
Temas:

Un nuevo software utiliza inteligencia artificial para que el teléfono móvil pueda hacer recomendaciones al usuario en función de sus hábitos y estilos de vida.


Se llama Magitti, y fue desarrollado por investigadores del Palo Alto Research Center (PARC), uno de los centros de investigación estadounidenses más famosos del mundo. Por ejemplo, allí se creó el primer mouse.

El sistema recoge toda la información que el teléfono tiene sobre el usuario: donde está, gracias al GPS, o qué citas tiene, gracias a su agenda, y la envía un servidor. Según la hora que sea y dónde se encuentre la persona, la herramienta recoge los datos del servidor y hace al usuario una propuesta u otra (ver gráfico superior, fuente CNet News). Su particularidad es que cuanto más la persona interactúe con él más sabe sobre su propietario y más acierta en sus propuestas.

Hace varios años que los teléfonos móviles dejaron de ser un dispositivo para realizar llamadas. Hoy son pequeñas computadoras personales que disponen de reproductores de música digital, mapas o navegadores de Internet.

Magitti toma toda la información de la que dispone sobre el usuario para hacerle indicaciones sobre qué cosas puede hacer. Así, tiene en cuenta la hora, dónde se encuentra la persona, qué recomendaciones hizo en el pasado e incluso los mensajes de texto que recibe y manda el propietario desde el dispositivo.

Sus creadores lo han ideado de tal manera que, cuando una persona abre un móvil en el que se ha instalado previamente la aplicación Magitti, éste hace, inmediatamente, una recomendación respecto a, por ejemplo, un restaurante en el que comer.

Esta herramienta ha sido desarrollada por PARC para la empresa japonesa Dai Nippon Printing y es sólo un ejemplo de la tendencia creciente de hacer dispositivos móviles más inteligentes. En el caso de Magitti, esta inteligencia va un poco más allá, porque es capaz de aprender de la persona que lo está usando.

El software emplea algoritmos de inteligencia artificial. Si el dueño del móvil quisiera comer en un restaurante barato, el software compararía la localización GPS de restaurantes asequibles y haría su correspondiente recomendación.

Al mismo tiempo que los móviles se hacen más potentes, con incorporaciones como el GPS o los acelerómetros, los investigadores buscan nuevos algoritmos de inteligencia artificial para que los datos que tiene o recoge el terminal tengan sentido. Microsoft, Intel, Nokia o el MIT ya trabajan en este tipo de aplicaciones que dotan de "inteligencia" a los celulares.

Cómo funciona
Como explica la revista Technology Review y el portal Tendencias 21, la herramienta creada por los investigadores de PARC construye en un servidor modelos de grupos de datos que predicen algo que le gustaría hacer a su dueño, basándose en comportamientos del pasado.

Magitti toma datos del GPS del teléfono (posiciones geográficas donde ha estado el dueño), estudia los mensajes cortos de texto y los e-mails, mira los eventos recogidos en la agenda y los manda al servidor.

Los mensajes de texto son especialmente importantes por son bits de información que incluyen muchas veces referencias sobre planes futuros. Por ejemplo, si el dueño del terminal recibe un mensaje de texto de un amigo quedando en un restaurante donde se puede comer sushi, el software recoge esa información y lo pone en la lista de recomendaciones más probables.

La idea de almacenar información personal, como dónde ha estado el usuario, plantea un problema de privacidad. Los investigadores de PARC lo tuvieron también en cuenta cuando hicieron este sistema. Por eso, los mensajes de texto sólo se mantienen en el servidor durante un tiempo determinado. En última instancia, hay un intercambio entre privacidad y conveniencia. Sus creadores creen que cuando los usuarios se den cuenta de los beneficios de un sistema como éste, el tema de la privacidad quedará en un segundo plano a favor de la utilidad.

Magitti no tiene todavía todos sus problemas técnicos resueltos, sobre todo en lo referente a la confiabilidad. Uno de esos problemas es que algunas de las categorías que la gente usa para sus actividades son todavía un poco ambiguas. Por ejemplo "comprar" puede significar ir al mercado o ir a una tienda de ropa. "Comer" puede significar hacerlo sentado en un buen restaurante o, sencillamente, tomarse un sandwich.

El software será probado con personas adultas en Tokio durante el segundo trimestre de 2008. Dependiendo de la respuesta que tenga, será puesto a disposición de más gente. El mercado de telefonía móvil norteamericano también entre en los planes de sus desarrolladores. El problema de los Estados Unidos es que tiene varios operadores y muchos fabricantes, por lo que su despliegue sería complicado.


© infobaeprofesional.com

Reciba noticias en su e-mail
Más temas en Facebook
iProfesional en Twitter