24.07
Buenos Aires, Argentina.
Última actualización 01.24 hs
Cada vez más mediaciones comunitarias
14-09-2004 Según Gabriela Rodríguez Querejazu, la mediación comunitaria ya es una realidad en Argentina y debe estar cada vez más al alcance de los vecinos que necesitan soluciones rápidas y efectivas a sus conflictos de convivencia
Última actualización: 14/09/2004 12:09:00 am
Temas:

A mediados del año 1994 comenzamos a trabajar desde el Ministerio de Justicia de la Nación en el Diseño de un Proyecto Piloto de Mediación Comunitaria, el que fue articulado en cinco etapas:

1-Diagnóstico y sensibilización
2-Capacitación y Difusión
3-Creación de Centros de Mediación Comunitaria
4-Evaluación y difusión
5- Formación Continua de los mediadores.

En la primera etapa se tomaron como referencia siete barrios de la capital federal (San Telmo, Paternal, Saavedra, Colegiales, Caballito, Palermo y Villa Devoto); cuatro municipios de la Provincia de Buenos Aires (Avellaneda, Castelar, Quilmes y Vicente López) y cuatro provincias argentinas (Formosa, Jujuy, Santa Fe, Chaco).

Para su selección llevamos a cabo un diagnóstico de las problemáticas existentes y elegimos aquellas que fueran diferentes entre sí para poder realizar las comparaciones. También realizamos un relevamiento de las instituciones intermedias de prestigio social en las zonas seleccionadas: ONGS, clubes, asociaciones de fomento, escuelas, bibliotecas, iglesias. Estas instituciones ofrecieron desinteresadamente su espacio para alojar un centro en su sede. Invitamos a dichas instituciones a que propongan referentes sociales para luego capacitarlos en Mediación.

Es así como la propia comunidad encontró espacios resolutivos a sus inconvenientes de todos los días. Temas como desavenencias familiares, ruidos molestos, problemas de filtraciones, medianeras, arbustos o animales ya encuentran solución de la mano de mediadores comunitarios que comparten la cultura, el idioma, la religión y la educación de las partes.

Esta experiencia ha dado un óptimo resultado no solo porque descomprime el trabajo de la justicia sino que contribuye a generar desde sus bases una nueva cultura de la convivencia basada en el diálogo, el respeto y el reconocimiento del otro.

Esta política de descentralización, esta alianza del estado con el sector social contribuye a la toma de conciencia de los derechos y un mayor acceso a la justicia. De esta manera aseguramos que este supremo bien llegue a todos los sectores de la comunidad sin distinción alguna, sin costo y allí donde está la gente. Este instituto tiene un contenido profundamente humano, respeta a las personas y a sus problemas de todos los días, atiende sus necesidades y sus derechos, contribuye con una mejor calidad de vida y genera gobernabilidad al sistema.

La mejor prueba de ello es la rápida difusión que ha tenido este instituto y la multiplicación de centros de Mediación Comunitaria por todo el territorio nacional. El resultado fue muy alentador: más de doscientos centros de mediación comunitaria en todo el país, más de diez mil mediadores comunitarios capacitados, mediaciones realizadas con un ochenta y siete 87% de efectividad.

Actualmente el Ministerio de Justicia continúa con el Plan Social de Asistencia Jurídica a la Comunidad y brinda el servicio de mediación en cuatro centros de asistencia Jurídica y Mediación Comunitaria en la Ciudad de Buenos Aires, los que reciben un promedio total de 800 consultas mensuales, sigue entrenando mediadores en todo el país y promueve la creación de espacios similares en todo el país a partir de un criterio federal. Para ello se continúa con la firma de convenios de cooperación y colaboración con gobiernos provinciales, municipios, instituciones intermedias y organismos oficiales.

Por su parte el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires posee un Programa de Mediación Comunitaria y métodos alternativos de solución de conflictos con mediadores muy experimentados que prestan el servicio en cada uno de los 16 Centros de Gestión y Participación en que se divide administrativamente la ciudad.

En el ámbito de la ciudad, entre el 2001 y el 2003 se realizaron 10.177 mediaciones, siendo su pico mayor durante el año 2001: 4.177 mediaciones. En 2002 y 2003, el promedio fue de 3.000 mediaciones por año.

La Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires también posee un centro de mediación comunitaria integrado por profesionales de diversas disciplinas que cuentan con vasta experiencia en mediación cuyo servicio es totalmente gratuito. Asimismo en diez Defensorías del Pueblo de diferentes provincias se han creado centros de mediación comunitaria que dan respuesta a la conflictividad entre los vecinos.

No hay dudas que la Mediación Comunitaria debe estar cada vez más al alcance de todos los vecinos porque hoy más que nunca la gente necesita soluciones rápidas y efectivas a sus conflictos de convivencia.

(*) Gabriela Rodríguez Querejazu es Mediadora, especialista en gestión de conflictos comunitarios, ex coordinadora del Programa BID de Mediación Comunitaria.

@iProfesional en Twitter