NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Efecto de dos moléculas

Hallazgo por error: descubren un medicamento para comer de todo sin engordar

Hallazgo por error: descubren un medicamento para comer de todo sin engordar
Investigadores de la Universidad de Yale intentaron crear un ratón con obesidad mórbida, pero generaron un roedor que come grasa sin que eso afecte su peso
13.08.2018 16.24hs Actualidad

Un equipo de científicos de la Universidad de Yale, en Estados Unidos, ha descubierto "por error" un medicamento que podría revolucionar el mundo de la ciencia al encontrar una forma de bloquear ciertos "portales linfáticos" para no engordar si se come en exceso.

El proyecto, coordinado y dirigido por Anne Eichmann y Feng Zang, se proponía crear un ratón con obesidad mórbida, pero fracasaron estrepitosamente. "Creamos un ratón que come grasa pero no engorda", asegura Eichmann, profesora de medicina y de fisiología celular y molecular.

Durante las primeras semanas de experimento, los roedores continuaban manteniendo su peso inicial. Por ello, el equipo decidió pausar el proyecto hasta descubrir que la ausencia de dos moléculas ayudó a "cerrar" vasos especializados en el tejido linfático y evitar así, la absorción de partículas de grasa llamadas quilomicrones, tal y como publica la revista Science.

En lugar de incorporar lípidos como grasa, los ratones que no contaban con los dos genes expulsaban los lípidos y a pesar de haber sido alimentados con una dieta alta en grasas, ganaban poco peso.

Los lípidos se absorben en el tejido linfático del intestino a través de portales en vasos llamados lacteales, que según indica la revista Nature, actúan como entrada de los ácidos grasos, que permiten que pasen al flujo sanguíneo para proveer energía o almacenarse como grasa. Sin embargo, en ratones que carecen de factor de crecimiento endotelial vascular 1 y los vasos de neuropilina 1 se "cierran" y los lípidos se excretan en lugar de ser absorbidos por los vasos.

Este descubrimiento no podría ser aplicado en los seres humanos, aunque, en vez de modificar los genes podría idearse una forma de inhibir ciertos receptores para producir el mismo efecto en los lacteales. Además, la aplicación en personas abriría un debate centrado en "las razones éticas" para llevarlo o no a cabo.

Te puede interesar