Más artículos

Trump pidió fondos para el muro de acero por TV: "Es una elección entre el bien y el mal"

Trump pidió fondos para el muro de acero por TV: "Es una elección entre el bien y el mal"
Trump insistió este martes en erigir una barrera de acero en la frontera con México, con un costo de u$s5.700 millones, denunciando una "creciente crisis"
09.01.2019 07.14hs Actualidad

Donald Trump insistió este martes en erigir una barrera de acero en la frontera con México, con un costo de 5.700 millones de dólares, denunciando una "creciente crisis", en un momento en que la parálisis presupuestaria se acerca a ser la más larga de la historia de Estados Unidos.

Inmerso en una lucha de poder de final imprevisible con los demócratas, el presidente estadounidense culpó a la inmigración ilegal del flagelo de drogas y violencia en Estados Unidos, y proyectó el debate sobre el cierre parcial del gobierno en términos crudos: “Es una elección entre el bien y el mal”, declaró.

"Hay una creciente crisis humanitaria y de seguridad en nuestra frontera sur", dijo Trump durante en una intervención solemne desde la Oficina Oval de la Casa Blanca, la primera desde su llegada al poder.

En su discurso de nueve minutos, Trump dijo que los agentes fronterizos se enfrentan cada día a "miles de inmigrantes ilegales" que intentan entrar al país.

"A pedido de los demócratas, va a ser una barrera de acero y no un muro de concreto. Esta barrera es absolutamente crítica para nuestra seguridad fronteriza. Es algo que nuestros profesionales en la frontera quieren y necesitan", dijo el presidente estadounidense.

"Es solo sentido común. El muro se pagará rápidamente por sí mismo", añadió.

"Nuestra frontera sur es un ducto para una gran cantidad de drogas ilegales, incluyendo metanfetamina, heroína, cocaína y fentanilo. Cada semana 300 de nuestros ciudadanos mueren sólo por la heroína", dijo Trump, en un momento en que Estados Unidos sufre una crisis de salud pública por las sobredosis.

La tasa de muertes por sobredosis de drogas en Estados Unidos se ha triplicado desde 1999 hasta 2016 y el país enfrenta una epidemia por el uso persiste de opioides.

Trump, quien desde hace tiempo se ha expresado en contra de la inmigración ilegal por la frontera sur, aprovechó las recientes preocupaciones humanitarias para argumentar que existe una crisis que solo puede resolverse con la construcción de un muro en la frontera con México.

Según la agencia AP, los detractores de Trump afirman que los riesgos de seguridad son exagerados y que su gobierno es culpable, al menos en parte, de la situación humanitaria.

El mandatario utilizó un lenguaje emotivo, como cuando se refirió a los estadounidenses que fueron asesinados por personas que estaban en el país de forma ilegal y dijo: “Me he reunido con docenas de familias cuyos seres queridos les fueron arrebatados por la inmigración ilegal. He sostenido las manos de las madres que lloran y abracé a los padres afligidos. Muy triste. Tan terrible”.

Una de las incógnitas era si Trump iba a recurrir a la ley de emergencias, que permite pasar por encima del Congreso para comenzar, apoyándose en el ejército, los trabajos de construcción del muro. Pero en su discurso no evocó esta posibilidad.

Los demócratas, que hablaron justo después de Trump, lo acusaron de tomar como "rehenes" a los estadounidenses con su estrategia de parálisis presupuestaria.

"El presidente Trump tiene que dejar de mantener como rehenes al pueblo estadounidense, dejar de manufacturar una crisis y reabrir el gobierno", dijo Nancy Pelosi, que la semana pasada volvió a asumir como líder de la Cámara de Representantes, después de que los demócratas recuperaran el control tras las elecciones de mitad de mandato de noviembre. 

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Actualidad en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Te puede interesar
Zoom Recomendadas