LEÉ AHORA Alerta en la City: el banco digital más grande de occidente llega al país para prestar barato y 100% online Más información
Más artículos

Mario Poli: "Es el momento de un gran pacto nacional y dejar las mezquindades de lado"

Mario Poli: "Es el momento de un gran pacto nacional y dejar las mezquindades de lado"
Dijo que se necesitan puentes de unión y apuntó a la dirigencia política, para que dejen de pensar en cuestiones personales y miren al pueblo
25.05.2019 09.52hs Actualidad

A las 10 en punto de un sábado soleado, opuesto a lo que relata de historia de 1810, el Arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, dio inicio al Tedeum del 25 de Mayo, donde pocos minutos antes habían llegado el presidente Mauricio Macri junto a la primera dama, Juliana Awada; los miembros del Gabinete Nacional y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

El esperado discurso llegó pasados los primeros dichos protocolares, cuando Poli tomó la palabra y dirigió un mensaje a toda la dirigencia política, haciendo hincapié en la necesidad de sentarse a dialogar para trazar puentes de unión.

 

Entre sus primeros repasos de la historia, Poli destacó que "quienes nos precedieron pensaron en nosotros y desde el altar más cercano al General San Martín cantamos el Tedeum y damos gracias a Dios por su entrega generosa. Hoy volvemos a proclamar la palabra de Dios, fuente de toda razón y justicia".

Luego, el representante de la Iglesia se abocó a la realidad del país, en un año donde destacó que habrá elecciones presidenciales y se reafirmará el derecho de los argentinos de ir a las urnas.

"Este año se renovarán los votos en las urnas, y la personas que aspiran a integrar la dirigencia política pueden hacerlo. Hay presupuestos de campaña, promesas, discursos y una logística que invade la paz de los hogares. Hay armados, estrategias, nuevos espacios de poder con los mismos dirigentes. Son las reglas de la democracia. Mientras tanto el ciudadano no puede resignar su derecho de votar y construir con su aporte la historia argentina. Es poner el hombro para que como pueblo no se considere solo en las urnas, sino como un actor principal de la historia y reconstrucción de la patria", explicó Poli.

Luego siguió: "Los argentinos tenemos mucha experiencia en política, donde el logro mayor fue recuperar la democracia. Hoy es el momento de ir a un pacto nacional con la mirada amplia y generosa, dejando de lado mezquinos intereses sectoriales, las propuestas superadoras de partidismo, con la conciencia de que la unidad es lo más importante", dijo.

"Es el momento de una propuesta que convoque a los actores de la política a la cultura del encuentro, con inteligencia, creatividad, todos reunidos en una mesa del diálogo que acentúe las semejanzas y no las diferencias, con calidad y confianza, así lo enseñaba Pablo VI", dijo Poli.

También dijo que se deben dejar de lado los intereses personales, las "mezquindades".

El mensaje dirigido a los político fue comparado con pasajes de la Biblia y obras de Jesús que tienen que ver con el bien común.

"Dejemos que la bienaventuranza nos inspire en este día de Gloria. Los poderosos hacen sentir su poder sobre los demás, pero Jesús vino a traer una nueva jerarquía de valores y no dudó en ponerse en el último lugar como el servidor de todos", había arrancado el mensaje.

Poli también recordó algunas palabras de Bergoglio cuando era cardenal, quien considera que el poder solo tiene sentido al servicio del bien común. Y ahora como Papa y autoridad universal lo reafirmó: "Francisco dijo que la nueva política está al servicio de la comunidad, sino puede convertirse en un elemento de destrucción".

En relación a otros tema, Poli no olvidó la pobreza. "Los pobres nos duelen a todos", recordó

Su mensaje final fue de unión, destacando que el pueblo argentino no se acostumbra a la confrontación que comenzó hace un tiempo en el país.

Terminado el discurso, y ya fuera de la Catedral, Macri no hizo declaraciones pero sí Marcos Peña, quien se mostró conforme con las frases y ratificó la importancia de la unión y el diálogo.

Antes del tedeum

 

En el marco de un nuevo aniversario de la Revolución de Mayo, Mauricio Macri llegó a la Casa Rosadaa poco antes de las 10 de la mañana y salió acompañado por todo el Gabinete caminando por Avenida Rivadavia rumbo a la Catedral.

Esta fue la última participación de Macri en el Tedeum del 25 de Mayo como Presidente de la Nación antes de la finalización de su primer mandato, el 10 de diciembre.

Tras el recorrido, el mandatario se encontró con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

El año pasado, la homilía de Poli se centró en contra de la legalización del aborto en momentos en donde el Congreso argentino discutía la ley de interrupción voluntaria del embarazo. El Gobierno, entonces, festejó el "tono moderado" del discurso del arzobispo, que se refirió también a "la indiferencia y el egoísmo de los ricos frente a los pobres".

Según informó el Gobierno porteño, las líneas de subte A, D y E mantendrán cerradas sus estaciones cabecera cercanas a la Plaza de Mayo debido al operativo de seguridad que se montará hasta la finalización de la celebración.

Además, las calles Perú, Adolfo Alsina, Paseo Colón y Mitre permanecen cerradas al tránsito desde la medianoche y recién se normalizará la circulación a partir de las 13.

Por último, la estación 32 del sistema Ecobici, ubicada frente a la Catedral porteña tampoco funcionará hasta las 15.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar