Más artículos

Victoria’s Secret corta las alas a sus "ángeles": ya no habrá más desfiles

Victoria’s Secret corta las alas a sus "ángeles": ya no habrá más desfiles
La marca no solo que está perdiendo ganancias sino que el número de espectadores a los shows es cada vez más bajo. Todo cambió en poco tiempo
31.07.2019 08.55hs Actualidad

Durante mucho tiempo, sus conocidos desfiles de lencería han sido la seña de identidad de Victoria’s Secret. En ellos, las modelos de la marca estadounidense, conocidas como "ángeles" por las alas que lucían sobre la pasarela, mostraban los diseños de cada temporada. Pero parece que el desfile celebrado en Nueva York el pasado mes de noviembre fue el último.

Entre los motivos para poner fin a su tradicional espectáculo de moda se encuentran algunas de sus últimas y sonadas polémicas, así como la caída del valor de la marca, que perdió un 50% en 2018. Así lo ha confirmado la modelo australiana Shanina Shaik, embajadora de Victoria’s, según ha publicado The Daily Telegraph.

A ello se une la caída en picado de la audiencia de los desfiles, que eran emitidos en directo.

En apenas un año, los ángeles pasaron de ser vistos por 10 millones de espectadores en Estados Unidos a alcanzar una audiencia de 3,3 millones en 2018. Además, una supuesta menor calidad de los productos había provocado quejas constantes entre los clientes, según publica Business Insider.

Del éxito a las polémicas

Victoria’s Secret fue fundada en 1977 por el empresario estadounidense Roy Raymond. Su intención era crear un establecimiento de venta de lencería femenina dirigido a hombres, donde se sintieran cómodos comprando ropa interior a sus parejas, amantes o esposas. Se inspiró para ello en la estética de un tocador victoriano, de ahí el nombre de la marca.


La compañía se expandió gracias a que unía el concepto de lujo con unos precios asequibles. Fue a finales de los años 90, en pleno auge de la firma, cuando el director de marketing, Ed Razeck popularizó el término «ángel de Victoria’s Secret» gracias a sus campañas de publicidad, en las que aparecían los rostros más importantes del sector de la moda.

Sin embargo, su éxito noventero se ha diluido en los últimos años, en parte porque han aparecido nuevas marcas de ropa interior low cost. Pero la caída de estos ángeles tiene un origen más profundo: la compañía ha sido acusada frecuentemente de proyectar una imagen irreal e hipersexualizada de la mujer, motivo por el que algunas modelos colgaron sus alas, como hizo en 2015 Karlie Kloss.

También la célebre Gisele Bündchen rescindió el contrato que le unía a la firma en 2006, ya que cada vez se sentía "menos cómoda" desfilando en ropa interior para la marca.

Victoria’s Secret también se ha visto salpicada por otras polémicas provocadas por la política de la marca y las poco afortunadas declaraciones de Razek sobre modelos transgénero o de tallas grandes.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas