Más artículos

Se oficializó el regreso del servicio doméstico a la Ciudad, ¿cómo será el protocolo?

Se oficializó el regreso del servicio doméstico a la Ciudad, ¿cómo será el protocolo?
El empleador deberá hacerse cargo del transporte del trabajador, que además podrá operar en un único domicilio y no cumplir tareas en varios
Por iProfesional
15.10.2020 08.52hs Actualidad

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires oficializó el regreso del servicio doméstico y el personal de casas particulares a la actividad, tras la imposibilidad de operar desde el 20 de marzo, debido al decreto de aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) que no consideraba esta una actividad esencial. 

La autorización para retomar el trabajo del servicio doméstico fue publicada en el Boletín Oficial en la Decisión Administrativa 1864/2020, remarcando la necesidad e importancia que tiene el empleador "garantice los modos de trabajo y de traslado", con todas medidas de distanciamiento e higiene necesarias para disminuir el riesgo de contagio de COVID-19.

"Los o las titulares o responsables de los lugares donde se efectúen las tareas autorizadas deberán garantizar las condiciones de higiene, seguridad y traslado establecidas por la jurisdicción", informa el texto.

Las personas que presten o adquieran este tipo de servicios deberán de todas maneras cumplir con un estricto protocolo para evitar los contagios del nuevo coronavirus, y que incluye por ejemplo la imposibilidad de operar en más de un domicilio, como suele ser costumbre en este tipo de trabajo. Quienes realicen tareas para más de un empleador deberán optar por uno solo en esta etapa del ASPO.

Y como todos los trabajadores autorizados para operar, quienes presten servicio doméstico deberán obtener su Certificado Único Habilitante para circular mediante la plataforma correspondiente. 

Protocolo en los hogares

El estricto protocolo para el regreso del pesonal doméstico a la Ciudad
El estricto protocolo para el regreso del pesonal doméstico a la Ciudad

Para el regreso del servicio doméstico también los hogares deberán respetar un serio protocolo para prevenir el contagio de COVID-19.

-Se deberá mantener el ambiente laboral bien ventilado abriendo puertas y ventanas.

-Realizar la limpieza de una manera que se reduzca la dispersión de polvo o suciedad que puedan contener microorganismos.

-Se deberá limpiar y desinfectar en primer lugar superficies elevadas y superficies de alto contacto (picaportes, teclas de luz, timbre, perillas de horno, entre otras) y finalmente el suelo.

-Se deberá limpiar todas las superficies de trabajo con agua y detergente, y desinfectar las mismas con solución con lavandina al 10% (10 ml de lavandina de uso doméstico en 1 litro de agua) o alcohol al 70%. Puede utilizarse un envase con pulverizador.

-En caso de manipular alimentos los trabajadores deberán lavar y desinfectar los mismos luego de la compra y lavarse las manos antes y después de prepararlos.

-En caso de manipular ropa sucia no se deberá sacudir, debiendo colocarla directamente en el lavarropas.

Pese al regreso de la posibilidad de trabajar del servicio doméstico, no estarán afectados a esta medida las personas incluidas en los grupos de riesgo de contraer COVID-19. A saber: mayores de 60 años de edad, trabajadoras embarazadas, y personas con enfermedades respiratorias crónicas o cardíacas; inmunodeficiencias; diabéticos, personas con insuficiencia renal crónica en diálisis o con expectativas de ingresar a diálisis en los siguientes seis meses; personas con certificado único de discapacidad; y personas con obesidad clase II y III.

Consecuencias

Cuántas empleadas domésticas perdieron su empleo durante el aislamiento
Cuántas empleadas domésticas perdieron su empleo durante el aislamiento

Ya antes de que se oficializara esta posibilidad en la Ciudad de Buenos Aires, el personal doméstico podía operar en otras jurisdicciones mientras no tuvieron numeros preocupantes en cuanto a casos de COVID-19.

Esta habilitación incluyó a determinados partidos de la Provincia de Buenos Aires y también Gran Mendoza, La Pampa, Salta, Jujuy, Rio Negro, Chubut, Santa Cruz y Catamarca, siempre con estrictos protocolos y en domicilio único. 

Se estima que de las 76.500 empleadas domésticas de la Ciudad de Buenos Aires, durante el segundo trimestre de este año unas 27.500 quedaron sin ocupación debido a que en su mayoría trabajan en la informalidad, según la Dirección de Estadística y Censos porteña.

Con relación al primer trimestre, mientras la reducción de la población ocupada porteña fue del 18%, "la merma en servicio doméstico es aún más profunda (superior al 40%)".

De las 76.500 empleadas porteñas, el 9,3% lo hace sin retiro o "cama adentro", es decir que la amplia mayoría reside en sus propios hogares.

Temas relacionados