Más artículos

Este laboratorio pidió al Gobierno la autorización para usar su vacuna en la Argentina

Este laboratorio pidió al Gobierno la autorización para usar su vacuna en la Argentina
Respecto los operativos de vacunación, Ginés González García remarcó que el objetivo es que arranque en la primera quincena de enero
Por iProfesional
03.12.2020 08.06hs Actualidad

El ministro de Salud, Ginés González García, confirmó este miércoles que Pfizer presentó la documentación a la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) para que autorice el uso de su vacuna en la Argentina.

"Hoy se presentó en el ANMAT Pfizer para autorizar la vacuna en la Argentina", sostuvo el funcionario en diálogo con radio Rivadavia. Explicó que el procedimiento "exige toda la documentación de los estudios que se han hecho" pero aclaró que frente a las urgencias que impone la pandemia "lo que se está haciendo es una cuestión más rápida de autorización".

"Claramente si lo consiguieron en Inglaterra es porque tienen toda esta fase", agregó, aunque evitó precisar una fecha para que se complete ese proceso. Ginés González se mostró convencido en que Pfizer "tiene holgadamente todo lo que tiene que tener" para conseguir el aval de la AMAT que le permitirá su comercialización en la Argentina.

"Si aprobó el Reino Unido yo estoy convencido en que tiene holgadamente todo lo que tiene que tener, pero no puedo anticiparlo porque no depende de mi, es una decisión técnica", amplió.

Respecto a la puesta en marcha de los operativos de vacunación, el titular de la cartera sanitaria remarcó que el objetivo es que arranque en la primera quincena de enero.

"Tenemos gente trabajando con las provincias, no es simple porque es muy masivo, tiene mucho volumen y tienen características de temperaturas todas distintas para conservarlas y la logística es complicada", explicó.

Sin embargo, el ministro deslizó que esos operativos se iniciarían con la vacuna que elaboró Rusia, porque explicó que Pfizer le notificó al Gobierno que su medicación no llegaría al país hasta febrero.

"Pfizer ahora nos anunció que lo que pensaba ser a fin de diciembre o principio de enero, ahora dice que no, que tuvo inconvenientes y no sería hasta febrero. Así nos dijo últimamente, van cambiando las cosas", reveló.

La empresa recibió el visto bueno del regulador británico de salud (MHRA), que consideró que esa medicación ofrece una protección de hasta el 95 por ciento contra la COVID-19 y es segura para su aplicación a la población británica. Con esta autorización, la campaña de vacunación podrá empezar en cuestión de días para los grupos de alto riesgo.

La vacuna de Pfizer requiere una conservación a -70 °C (con un margen de 10°C más o menos) y si bien las empresas anunciaron que desarrollaron transportadores especiales que sólo necesitan hielo seco y luego se pueden utilizar para almacenar por 30 días, especialistas advierten que igual la logística será complicada en algunos países.

Al respecto, Ginés González reconoció que se trata de parámetros complejos y agregó que "cuando la vacuna se descongela" su utilidad "dura muy poquito". "Son detalles que parecen tontos pero son fundamentales. Por eso es un desafío, pero queremos hacerlo para sacarnos esta tragedia que estamos viviendo desde hace tiempo", señaló.

Diferencias de las vacunas

La humanidad ha conseguido en poco más de 10 meses desarrollar tres vacunas experimentales (Pfizer, Moderna y AstraZeneca, en este último caso junto a la Universidad de Oxford) con una altísima eficacia contra el coronavirus, que debe comprobarse por estudios independientes. Las tres son muy prometedoras, pero cada una de ellas tiene sus ventajas e inconvenientes. Estas son sus diferencias.

Precio de las vacunas

La gran mayoría de la humanidad se tendrá que vacunar contra la Covid-19, así que el precio de la inyección es uno de los factores esenciales para que el medicamento sea accesible para todos.

Las diferencias entre las tres vacunas son enormes: la desarrollada por la Universidad de Oxford y AstraZeneca costará unos tres euros por dosis; la de la multinacional estadounidense Pfizer y la biotecnológica alemana BioNTech superaría los 15 euros por dosis, cinco veces más; y la concebida por la empresa estadounidense Moderna y los Institutos Nacionales de la Salud de EEUU alcanzaría los 21 euros por dosis, siete veces más que la de Oxford.

Pfizer es uno de los laboratorios que anunció una vacuna contra el coronavirus
Pfizer es uno de los laboratorios que anunció una vacuna contra el coronavirus

Temperatura de conservación de las vacunas

Llevar las vacunas contra la Covid-19 a todos los rincones del mundo será un desafío logístico con pocos precedentes. Una de las claves decisivas será la temperatura de conservación de cada producto.

La Universidad de Oxford ha sacado pecho en un comunicado sobre que su vacuna experimental se mantiene en el frigorífico, a temperaturas de entre 2 y 8 grados, y por lo tanto se puede distribuir utilizando los canales ya existentes para otras vacunas.

La inyección de Pfizer, sin embargo, necesita temperaturas ultrafrías, de unos 70 grados bajo cero, un problema que la empresa intentará solucionar mediante contenedores con hielo seco que pueden conservar la vacuna durante 15 días.

El producto de Moderna está en un término medio. Su vacuna experimental permanece estable al menos seis meses a 20 grados bajo cero y aguanta 30 días en la heladera, con temperaturas de entre 2 y 8 grados.

El laboratorio AstraZeneca anunció una vacuna junto a la Universidad de Oxford.
El laboratorio AstraZeneca anunció una vacuna junto a la Universidad de Oxford.

Eficacia de las vacunas

Los equipos de las tres vacunas experimentales han proclamado eficacias de entre el 90% y el 95%, pero hay matices entre ellas. La Universidad de Oxford y AstraZeneca han anunciado este lunes una eficacia de hasta el 90%, a partir de un análisis de 2.700 personas que recibieron primero media dosis y al cabo de un mes otro pinchazo con una dosis completa. 

Con dos dosis enteras la eficacia, paradójicamente, se reduce al 62%, según los resultados de un estudio mayor, con 8.900 participantes. Los padres de la vacuna estudian este fenómeno y habrá que ver si la eficacia preliminar del 90% se mantiene en los resultados finales del ensayo clínico, que ya ha reclutado a unas 24.000 personas en el Reino Unido, Brasil y Sudáfrica.

La vacuna experimental de Pfizer y BioNTech ha sido la primera en ofrecer una cifra de eficacia —un 95%— con plena validez estadística, gracias a un ensayo con unos 44.000 participantes y 170 contagios entre ellos. Solo ocho de estas personas infectadas habían recibido dos dosis de la vacuna real.

El resto, 162 voluntarios, recibieron dos inyecciones de agua con sales. Esta eficacia del 95% se mantiene constante en los diferentes grupos de edad y en todos los sexos y razas de los participantes en el ensayo, según ha destacado Pfizer.

La empresa estadounidense Moderna y los Institutos Nacionales de la Salud  han anunciado una eficacia del 94,5%, según un primer análisis de un ensayo con 30.000 personas en EEUU.

Sus resultados todavía son preliminares. Está previsto que en los próximos días se sumen nuevos datos y se alcance la suficiente potencia estadística como para confirmar la cifra o matizarla.

Temas relacionados
Actualidad en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído