Más artículos

El Vaticano inició su campaña de vacunación, ¿cuándo se la aplicará el Papa Francisco?

El Vaticano inició su campaña de vacunación, ¿cuándo se la aplicará el Papa Francisco?
La primera tanda de vacunas será destinada a enfermeros, médicos, gendarmes y guardias suizos. En una segunda etapa, el Papa se la aplicará
Por iProfesional
13.01.2021 13.32hs Actualidad

El Vaticano inició este miércoles la campaña de vacunación contra el coronavirus, que alcanzará en los próximos días al papa Francisco.

Tras la adquisición de 10.000 dosis del fármaco producido por Pfizer-BioNTech, "esta mañana inició la campaña de vacunación contra la Covid-19 en el atrio del Aula Pablo VI", informó a la prensa el vocero papal Matteo Bruni.

Según plantearon fuentes vaticanas a Télam, la primera tanda de vacunas será destinada a enfermeros, médicos, gendarmes y guardias suizos.

En una segunda etapa, el Papa, de 84 años y considerado "grupo de riesgo", también se aplicará la vacuna, indicaron las fuentes.

El propio Francisco había confirmado este fin de semana en una entrevista a la televisión italiana que ya se inscribió en la lista para ser inmunizado.

En las últimas horas, el secretario personal del papa emérito Benedicto XVI, Georg Gainswein, agregó que también Joseph Ratzinger, de 93 años, se dará la vacuna "cuando esté disponible".

La vacuna de Pfizer y la vacuna de Moderna usan ARNmensajero
La vacuna de Pfizer y la vacuna de Moderna usan ARNmensajero

En Argentina

El Gobierno nacional comenzará esta semana a negociar con la empresa farmacéutica Moderna, cuya vacuna contra el coronavirus fue aprobada en los Estados Unidos y es efectiva en los grupos de riesgo de mayores de 60 años.

El presidente Alberto Fernández, quién encabezó las conversaciones con AstraZeneca, Pfizer, Sinopharm y el Fondo Ruso de inversión Directa, tendrá esta semana reuniones para adquirir la vacuna que ya fue vendida en la Unión Europea, Japón, Canadá, Reino Unido e Israel.

Ante la traba de las provisiones de la vacuna de Pfizer, Moderna solicitó una audiencia con Fernández y trascendió que se dará esta semana. "Yo quiero vacunas. Y me voy a sentar conversar con Moderna. Ya fue aprobada en Estados Unidos y tiene contratos con todo el mundo", comentó el Presidente.

Al mismo tiempo, se aguarda una respuesta del departamento jurídico de Pfizer, luego que la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra, enviara a Estados Unidos la última propuesta del Gobierno para buscar un acuerdo entre los solicitado por la farmacéutica y sus necesidades de inmunidad y los derechos soberanos de la Argentina.

Sin embargo, desde la Presidencia sospechan que no se trata de un asunto jurídico sino de la dificultad que tiene Pfizer de cumplir con sus contratos de provisión de vacunas.

Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud de México, y Efraín Guadarrama Pérez, director general de Organismos y Mecanismos Regionales Americanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores realizaron una visita a Argentina donde le pidieron al Presidente un contacto con el Fondo Ruso de Inversión por el virtual incumplimiento de Pfizer. En esa reunión comentaron que tienen pocas vacunas de Pfizer y su necesidad de acercar posiciones con los rusos.

Fernández, quien tiene buena relación con el presidente mexicano López Obrador, puso a disposición a Cecilia Nicolini y Carla Vizzotti, quienes realizaron las negociaciones con el Fondo Ruso para que llegaran las dosis de la Sputnik V. Ambas le abrieron la puerta del Fondo Ruso a los mexicanos y ya comenzó la negociación entre el presidente mexicano y Vladimir Putin.

Al mismo tiempo, están abiertas las negociaciones entre el ministro de Salud, Ginés González García y la empresa china Sinopharm. La compañía responde directamente al presidente chino Xi Jinping y valúa su vacuna en 35 dólares. Desde el ministerio buscan bajar ese valor a la espera de una señal del presidente chino.

Similitudes y diferencias entre las vacunas

En los últimos meses uno de los temas centrales fue la vacuna contra el coronavirus. Las preguntas en torno a este tema son muchas y, a pesar de que se han desarrollado varias inmunizaciones, la incertidumbre todavía es muy elevada. 

Dos de esas vacunas son la desarrollada por la farmacéutica Moderna y la desarrollada por las compañías Pfizer y BioNTech. Estas dos inmunizaciones comparten una característica: ambas están hechas con una tecnología que no ha sigo probada en seres humanos, que es el ARN mensajero, o ARNm. 

¿Son iguales, entonces? No, las vacunas de Pfizer-BioNTech y de Moderna comparten esta tecnología, pero no son exactamente iguales. Hay algunas diferencias que distinguen a una de la otra. 

La vacuna de Moderna es una de las desarrolladas contra el coronavirus
La vacuna de Moderna es una de las inmunizaciones desarrolladas contra el coronavirus

¿Cuáles son esas diferencias?

Lo más importante es que la vacuna de Moderna se puede almacenar en congeladores normales y no requiere una red de transporte muy fría, lo que la hace más accesible para instalaciones más pequeñas y comunidades locales.

Según ha publicado CNN en español, el comité asesor de vacunas de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) se ha reunido este jueves con el objetivo de revisar si se recomienda la autorización de uso de emergencia para la vacuna de Moderna. Tal como indicaron sitios estadounidenses, se espera que la decisión de la FDA sea comunicada el día viernes.

Diferencias entre Moderna y Pfizer

Moderna es una compañía farmacéutica de biotecnología que tiene sede en Cambridge, en el estado de Massachusetts, Estados Unidos. Se trata de una empresa fundada en el año 2010, muy joven en comparación con Pfizer que se fundó en el año 1849, pero que además nunca lanzó un producto al mercado. Moderna tampoco ha logrado que ninguna de sus nueve candidatas a vacunas haya recibido la aprobación por parte de la FDA. Otro punto fundamental: nunca había llegado con un producto a la fase 3 de investigación. 

Los expertos que llevaron adelante la investigación y el desarrollo de la vacuna contra el SARS-CoV-2 también habían participado de estudios para una vacuna contra otro coronavirus, el que provoca el síndrome respiratorio del Medio Oriente (MERS). Es por eso que, cuando los investigadores chinos publicaron la secuencia genómica del nuevo coronavirus a mediados de enero, tuvieron la iniciativa de comenzar a trabajar en este sentido.

La vacuna, llamada mRNA-1273, contó con la ayuda para el desarrollo del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas. La Autoridad de Investigación y Desarrollo Biomédico Avanzado de Estados Unidos, conocida como BARDA, apoyó los ensayos clínicos en etapa tardía y ha ayudado a ampliar la fabricación.

Actualidad en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído