Más artículos

New York Times: "Vacunación VIP para los poderosos y sus compinches sacude a Sudamérica"

New York Times: "Vacunación VIP para los poderosos y sus compinches sacude a Sudamérica"
El diario norteamericano dedicó una nota a los casos de corrupción en el sistema de Salud de Argentina y Perú. Destacó la acusación contra González García
Por iProfesional
26.02.2021 09.23hs Actualidad

"Vacunación VIP para los poderosos y sus compinches sacude a América del Sur", tituló este jueves el diario norteamericano The New York Times en una nota dedicada principalmente a los casos de Argentina y Perú.

El medio estadounidense registró el escándalo de la aplicación irregular de dosis y de la renuncia forzada del ministro argentino Ginés González García, quien "fue acusado de abuso de poder", destacó.

La crisis desatada por el "vacunatorio VIP" en la sede del ministerio de Salud fue relatada en una nota que desgranó los distintos casos de distribución discrecional de las vacunas contra el nuevo coronavirus en la región.

"Una ola de escándalos de corrupción está exponiendo cómo los poderosos y bien conectados de América del Sur saltaron la línea para obtener vacunas temprano. La consternación pública se está convirtiendo en ira", afirma el periódico estadounidense en una nota fechada en Lima y que lleva la firma de Mitra Taj, Anatoly Kurmanaev, Manuela Andreoni y Daniel Politi.

"Un destacado periodista argentino reveló la semana pasada en una entrevista radial que recibió una dosis en el ministerio de Salud, luego de llamar a su amigo, quien entonces era el ministro de Salud, exponiendo lo que los locales llamaron 'Vacunatorio VIP’ para los aliados del Gobierno", afirmó el artículo, en alusión a las declaraciones de Horacio Verbitsky.

"Los ministros de Salud han renunciado en Perú y en Argentina, donde el exfuncionario fue acusado de abuso de poder", añadió la crónica, relevada por La Gaceta Mercantil.

"A pesar del alto número de víctimas, la pandemia reforzó el apoyo público para la mayoría de los gobiernos de la región ya que varios ofrecieron apoyo financiero a sus poblaciones y pidieron unidad", apunta sobre la ayuda estatal que, por ejemplo, otorgó el gobierno de Alberto Fernández a través de distintos programas durante el desarrollo de la crisis sanitaria.

NYT enumeró los casos que despertaron sospechas en el continente: "La esperanza que trae la llegada de las primeras vacunas a América del Sur se está convirtiendo en ira a medida que las campañas de vacunación se transformarn en escándalos, amiguismo y corrupción, sacudiendo a los gobiernos y socavando la confianza en el establishment político".

Dos ministros de Perú y uno de Argentina debieron renunciar por recibir o dar acceso preferencial a las escasas vacunas, mientras que otro ministro de Ecuador está siendo investigado por hacer lo mismo.

"Los fiscales de esos países, y de Brasil, están examinando miles de acusaciones más de irregularidades en las campañas de vacunación, la mayoría de las cuales involucran a políticos locales y sus familias que hacen fila", apunta el diario norteamericano.

Vacunas escasas

La Argentina recibió solo una pequeña parte de la cantidad de vacunas que esperaba para inocular a la población
La Argentina recibió solo una pequeña parte de la cantidad de vacunas que esperaba para inocular a la población

"A medida que las acusaciones de irregularidades atrapan a más dignatarios, aumenta la tensión en una región donde la indignación popular por la corrupción y la desigualdad se ha derramado en los últimos años en protestas estridentes contra el statu quo político. La frustración podría volver a encontrar una salida en las calles, o en las urnas, dando forma a las decisiones de los votantes en las próximas elecciones", anticipó NYT en alusión a las próximos comicios en Argentina y Perú.

Por otra parte, el artículo contextualizó los escándalos de las vacunaciones VIP al recordar los problemas que tuvieron algunos países de Sudamérica para conseguir dosis en cantidad. "Debido a que la mayoría de los países de la región recibieron hasta ahora solo una pequeña fracción de las vacunas que necesitan, varios grupos están luchando por la prioridad", señala.

En el caso de Argentina y según los datos oficiales que figuraban en el Monitor Público de Vacunación, hasta este miércoles llegaron 1,8 millones de dosis y fueron aplicadas menos de la mitad.

Casi un millón fueron distribuidas pero todavía no se han aplicado, y casi 100.000 aún no han sido repartidas. El 92% de las inoculaciones aplicadas fueron al personal de salud, publicó La Gaceta Mercantil.