Bolsonaro dijo que Brasil está a la vanguardia de la vacunación y se multiplican las quejas

Bolsonaro dijo que Brasil está a la vanguardia de la vacunación y se multiplican las quejas
El presidente de ese país se convirtió en blanco de un cacerolazo masivo tras señalar que este año todos los que quieran, serán vacunados. Creen que miente
Por iProfesional
03.06.2021 14.56hs Actualidad

Los brasileños respondieron con cacerolazos al mensaje del presidente Jair Bolsonaro emitido anoche en televisión, en el que aseguraba que el país -con más muertes e infectados por Covid en América Latina- está a la vanguardia de la vacunación contra el coronavirus.

Mientras se emitía el mensaje del presidente, sonaron cacerolazos y la gente salió a protestar, así como el sábado pasado cuando decenas de miles salieron a las calles para reclamar por la gravedad de la crisis sanitaria y la falta de vacunas.

En Río de Janeiro, la protesta anoche sonó con más fuerza en Copacabana, mientras en San Pablo, las cacerolas se hicieron oir en todas las áreas de la ciudad, de Santa Cecilia y Perdizes hasta Tatuapé. En Brasilia se registraron sobre todo en un área residencial, Asa Norte, mientras que en la sureña Porto Alegre, así como Salvador y Belo Horizonte, también se escucharon consignas como "Asesino" y "Fuera Bolsonaro".

Quejas por la lenta vacunación y la Copa América

En el anuncio, el mandatario también puso en valor que la Copa América se dispute en Brasil. Prometió que habrá vacunas para "todos los brasileños" en 2021, aunque una de las críticas centrales a su gestión en la pandemia es por el retraso en negociaciones para la adquisición de vacunas y la falta de insumos para su producción.

Aun así, anoche aseguró que "este año todos los brasileños que lo deseen, serán vacunados". Según el consorcio de medios que analiza la pandemia, el país e analiza la pandemia, el país aplicó hasta hoy 69,6 millones de dosis.

Bolsonaro  aseguró que Brasil es el "cuarto país con más vacunas del planeta", al tiempo que es el cuarto con el mayor número de personas que no han recibido el inmunizador y solo el 22% de la población recibió la primera dosis de la vacuna y más de 10% el esquema completo, señaló G1.

En la Comisión Parlamentaria de Investigación (CPI) que trabaja sobre la gestión de la pandemia por parte del gobierno, siete de los 11 miembros señalaron que el discurso del presidente se debe a la "presión de la sociedad" y el "trabajo" de esa comisión, apuntó Europapress.

Los senadores de la CPI evaluaron que la "inflexión" del presidente llega con retraso después de 423 días desde que este calificó el coronavirus como "una pequeña gripe", un retraso que calificaron de "indefendible".

"El discurso debe materializarse en la aceptación de las vacunas de (Instituto) Butantan y Pfizer a mediados del año pasado, cuando el Gobierno dejó de comprar 130 millones de dosis, suficientes para la mitad de la población brasileña. Se decidió descalificar vacunas, sabotear la ciencia, estimular multitudes, conspirar contra el aislamiento y prescribir medicamentos ineficaces para la COVID-19", citó G1 a miembros del CPI.

Las protestas del fin de semana

Decenas de miles de personas salieron a protestar este sábado en varias ciudades de Brasil contra el presidente Jair Bolsonaro, especialmente contra sus política sanitaria contra la pandemia del Covid-19, que por el momento tiene un balance de casi 460.000 muertos.

En Rio de Janeiro, alrededor de 10 mil personas protegidas con mascarilla acudieron a la manifestación organizada por varias fuerzas de izquierda y movimientos estudiantiles.

Los asistentes desfilaron a gritos de "Fora Bolsonaro", "Bolsonaro genocida", "Vacina ja" o "Fora Bolsovirus".

Bolsonaro, caricaturizado en las calles de Brasil.
Bolsonaro, caricaturizado en las calles de Brasil.

"Tenemos que decir basta" a Bolsonaro

Bolsonaro, quien al comenzar la pandemia la consideró como una "gripecita", además de criticar las medidas de confinamiento que tomaron algunos estado, también promovió medicamentos de los cuales no se probó la eficacia, además de cuestionar las campañas de vacunación.

El proceso de vacunación en el gigante sudamericano, el tercer país con más casos de coronavirus en el mundo, avanzaba lentamente y cundía la idea de que si el Gobierno la hubiera empezado con mayor premura hubiera evitado miles de muertes.

Las manifestaciones contra Bolsonaros fueron masivas.
Las manifestaciones contra Bolsonaros fueron masivas.

"Tenemos que parar a este gobierno, tenemos que decir basta. Es un asesino, es un psicópata, no tiene sentimientos, no se siente como nosotros. No es capaz de percibir el desastre que está causando", se quejó en declaraciones a la agencia AFP el empresario Omar Silveira.

Los manifestantes también protestaron contra Bolsonaro por promover la deforestación de la Amazonía, la violencia de los invasores de tierras indígenas y el racismo.

Manifestaciones similares se realizaban en los últimos días en distintos formatos con creciente fuerza desde hace meses en decenas de ciudades de Brasil, como Salvador (nordeste), Brasilia o Belo Horizonte (sudeste).

Actualidad en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído