Rey Juan Carlos: investigan al banco suizo que abrió la cuenta de los u$s100 millones

Rey Juan Carlos: investigan al banco suizo que abrió la cuenta de los u$s100 millones
El monarca habría sacado durante cuatro años un promedio de 100.000 euros al mes para gastarlos en España sin dejar ningún tipo de rastro
Por iProfesional
22.06.2021 09.33hs Actualidad

La investigación suiza sobre los movimientos económicos del rey Juan Carlos puso recientemente en el punto de mira a una de sus presuntas cuentas. Ahora ha trascendido que han abierto un expediente contra el banco en el que se abrió la cuenta de los famosos 100 millones de dólares. Todo con la intención de investigar si no frenaron un presunto delito de blanqueo de capitales.

Se trata de la entidad suiza Mirabaud and Cie, en la que se abrió la cuenta de la Fundación Lucum en la que se ingresó la famosa 'donación' de los 100 millones de dólares procedentes de Arabia Saudí, de los que supuestamente hacía uso el emérito.

De esta cuenta, según contó El Confidencial, el rey habría sacado durante cuatro años un promedio de 100.000 euros al mes para gastarlos en España "sin dejar rastro". En 2012, tras el escándalo del elefante en Botsuana, expulsaron al emérito de la entidad, aunque la cuenta de Lucum seguía realizando operaciones en la entidad.

El País desvela que La Finma, organismo regulador y supervisor del mercado financiero en Suiza, ha abierto un expediente contra el banco para investigar si cumplió con los protocolos y la debida diligencia para evitar el blanqueo de capitales en la apertura de dicho depósito.

Sus principales directivos y asociados han sido interrogados. Según recogen, atendiendo a las declaraciones, tan solo seis miembros del Consejo de Asociados tenían constancia de que "el antiguo rey de España" era el beneficiario de la fundación mencionada. Tras el expediente abierto, el mismo diario señala que se podrían ampliar las acusaciones con nuevos delitos.

También investigan por un presunto delito de blanqueo de capitales al gestor Arturo Fasana, uno de sus presuntos testaferros, al director de la fundación Lucum, Dante Canonica, y a Corinna Larsen, quien supuestamente recibió la generosa donación de los 65 millones de euros del emérito.

El pasado 14 de mayo, el fiscal Yves Bertossa envió toda la información sobre esta y el resto de cuentas opacas a la Fiscalía del Tribunal Supremo, tal y como explicó El Confidencial. Entre ambas partes podría darse una reunión confidencial en los próximos días, tal y como recoge el mismo diario. Hay que recordar que, actualmente, la Fiscalía del Tribunal Supremo tiene abiertas tres investigaciones sobre su presunta fortuna oculta. Desde agosto, el marido de doña Sofía está exiliado en Abu Dabi.

Las cuentas en Andorra

El rey emérito de España Juan Carlos I tuvo una cuenta oculta en Andorra, además de las abiertas en Suiza, que habría ocultado a Hacienda de su país, según la investigación que lleva a cabo el fiscal de Ginebra Yves Bertossa desde septiembre de 2018. El hallazgo pone en duda las dos regularizaciones fiscales realizadas hasta ahora por el monarca.

La cuenta andorrana, abierta en el banco Andbank, estuvo activa durante más de una década en el Principado y habría sido controlada desde la sociedad instrumental Stream SA, dirigida por testaferros y creada en Panamá en 2004 por la firma de abogados Alemán, Cordero, Galindo & Lee, especializada en la constitución de entramados 'offshore', según adelanta El Confidencial.

El rey emérito de España será investigado por Hacienda de su país y de otros, como Suiza
El rey emérito de España será investigado otra vez por Hacienda de su país y de otros, como Suiza

La transferencia que destapó la cuenta andorrana

La investigación del fiscal de Ginebra Yves Bertossa ha detectado la existencia de la cuenta del Rey emérito en Andorra a partir de una transferencia de 150.012,28 euros desde la cuenta de la Fundación Zagatka en el Credit Suisse a otra de la empresa Stream SA  en Andorra. Hasta el momento, las pesquisas estaban delimitadas a Suiza.

La Fundación Zagatka, creada en Liechtenstein, fue usada, presuntamente, por Juan Carlos I para cobrar presuntas comisiones millonarias ocultas al fisco y pagar vuelos privados.

La transferencia fue realizada el 19 de mayo de 2008, ordenada por el gestor y uno de los testaferros del Rey emérito, Arturo Fasana, quien dejó claro que el dinero debía ser ingresado en la cuenta de Stream SA en Andorra.

La cuenta en Andorra fue cancelada en 2016 por la entrada en vigor del acuerdo internacional de la OCDE, suscrito por Andorra, que le comprometía a compartir con terceros países la información bancaria. Muchas personas decidieron cerrar sus cuentas entonces para evitar  que sus datos financieros fueran enviados a las autoridades tributarias de sus respectivos países de origen.

Investiga las declaraciones del Rey emérito

Hasta el momento, Juan Carlos I ha presentado dos regularizaciones fiscales por las que ha abonado más de cinco millones de euros y que están relacionadas con fondos recibidos por el empresario mexicano Allen Sanginés-Krause y con los vuelos privados que pagó con fondos de Zagatka.

Hacienda estaría revisando en estos momentos las declaraciones fiscales del monarca, de 2016 y 2017, que no han prescrito todavía. En esos años, la cuenta andorrana aún estaba activa.

Temas relacionados
Actualidad en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído