Interna en el Gobierno: Cristina tuvo un gesto clave con Alberto Fernández para evitar una crisis

Interna en el Gobierno: Cristina tuvo un gesto clave con Alberto Fernández para evitar una crisis
La vicepresidenta habilitó en el Senado el tratamiento de los pliegos de Losardo y Nielsen como embajadores, tras varios meses en el "freezer"
Por Pablo Sieira
14.07.2021 14.30hs Actualidad

La campaña electoral empezó a generar sus primeros efectos tanto en la oposición como en el Gobierno, donde la vicepresidenta Cristina Kirchner tuvo un gesto de distención en la relación política que mantiene con el presidente Alberto Fernández, al darle luz verde en el Senado a sus candidatos para embajadores, tras meses de demora y cuestionamientos del kirchnerismo.

Se trata de la exministra de Justicia Marcela Losardo y del expresidente de YPF, Guillermo Nielsen, quienes fueron propuestos por Fernández como embajadores ante la UNESCO y Arabia Saudita, respectivamente. El pliego de Nielsen estaba en el Senado desde febrero pasado y el de Losardo desde abril, sin embargo, recién ahora avanzaron en la Comisión de Acuerdos.

Ese cuerpo parlamentario, presidido por la mendocina Anabel Fernández Sagasti, una de las senadoras de mayor confianza de la vicepresidenta, mantenía congelados ambos pliegos junto a otros enviados por Fernández, como el del candidato a procurador general de la Nación Daniel Rafecas.

La demora en el tratamiento de esas propuestas en la Cámara que preside Cristina Kirchner, y donde además el Frente de Todos tiene amplia mayoría, puso en evidencia una interna en el oficialismo, a la que la ex mandataria le dio ahora un respiro, en coincidencia con el inicio de la campaña electoral.

La vicepresidenta habilitó en el Senado el tratamiento de los pliegos de Losardo y Nielsen como embajadores

La pelea por un espacio en las boletas

El avance de los pliegos de Losardo y Nielsen, que finalmente tuvieron dictamen favorable de la Comisión de Acuerdos para ser aprobados en el recinto, es un gesto político hacia Fernández en momentos en que el Frente de Todos prepara las listas de candidatos en todo el país con un único mandato: evitar la competencia en las primarias (PASO).

La coalición gobernante empezó a diseñar el armado electoral de cada provincia que deberá elegir diputados y senadores este año y se marcó el objetivo de lograr listas únicas, donde estén representados los distintos sectores.

La idea es que Fernández; Cristina junto La Cámpora; Sergio Massa y su Frente Renovador, y los gobernadores peronistas distribuyan y los lugares más importantes de la boleta en cada distrito, en un esquema similar al de 2019, cuando se conformó la coalición.

En ese contexto, el inicio del tratamiento de los pliegos de Losardo y Nielsen en el Senado luego de varios meses de demora es un guiño a ese llamado a la unidad para la puja electoral. Y es que ambos fueron, además, ex funcionarios que dejaron su cargo bajo la presión del ala kirchnerista del Gobierno y cuyo lugar fue ocupado por dirigentes más cercanos a ese sector.

Losardo llegó al Ministerio de Justicia como una mujer de confianza del Presidente, de quien fue socia en su estudio jurídico. Sin embargo, desde fines de 2020 comenzó a ser cuestionada por lo bajo en el círculo de dirigentes fieles a Cristina Kirchner.

Allí le reprochaban a la ex socia de Fernández inacción en temas judiciales y falta de entusiasmo en la defensa de las reformas al Poder Judicial que propone el kirchnerismo. Fue una de las personas a las que todos miraron cuando Cristina Kirchner habló en una carta abierta sobre "funcionarios que no funcionan".

Losardo presentó la renuncia al Gabinete en marzo pasado y en su lugar asumió Martín Soria, quien gozaba de mayor simpatía en el kirchnerismo y cuya defensa de la reforma judicial es enfática.

En tanto, Nielsen desembarcó en la presidencia de YPF luego de haber sonado como posible ministro de Economía en 2019, cuando Fernández diseñaba su Gabinete. Desde el inicio fue resistido por La Cámpora, que tiene una importante presencia dentro de la petrolera estatal.

Finalmente se alejó del puesto en enero pasado con la promesa de ser designado embajador ante Arabia Saudita y su lugar fue ocupado por Pablo González, ex vicegobernador de Santa Cruz y ex senador nacional de larga militancia en el kirchnerismo.

Nielsen se fue YPF con la promesa de ser designado embajador ante Arabia Saudita y, pese a haber recibido el placet de estilo por parte de ese país, su pliego permaneció congelado en la Comisión de Acuerdos hasta ahora, junto al de Losardo.

La tensión todavía continúa

Si bien ambos empezaron a avanzar ahora, en el marco de la campaña y la consecuente re discusión interna del Frente de Todos, los otros pliegos enviados por el Presidente siguen frenados en el Senado.

El caso de Rafecas, cuya propuesta para encabezar la Procuración General de la Nación fue enviada por Fernández a la Cámara alta el 10 de marzo de 2020, es el más emblemático por ser el que mejor representa la interna del Gobierno en torno a algunos de los lugares clave de la estructura de poder.

Los diputados y senadores el kirchnerismo ya reconocieron que no abrirán el procedimiento para tratar su pliego sin aprobar primero la reforma de la Ley Orgánica del Ministerio Público Fiscal. Ese proyecto -que está trabado en Diputados- establece, entre otras cosas, que el procurador ya no sea designado con los dos tercios del Senado, sino con una mayoría absoluta de 37 votos.

Si bien hubo avances con dos pliegos, hay otros que fueron enviados por el Presidente y siguen frenados en el Senado

El propio Rafecas afirmó en dos oportunidades que si se modifica esa mayoría declinará su candidatura al puesto, por lo que la idea de los legisladores kirchneristas terminaría siendo contraria a la designación impulsada por el Presidente.

Además, luego de varios meses de rechazo de Juntos por el Cambio al pliego de Rafecas -lo que impedía que se alcanzaran los dos tercios que se requieren para su nombramiento- la bancada opositora del Senado se comprometió públicamente votar a favor de su designación si se retira el proyecto de reforma de la Procuración.

De aceptar ese trueque, el oficialismo lograría designarlo finalmente como nuevo jefe de los fiscales, pero el kirchnerismo insiste en no abrir el procedimiento si no se aprueba primero la reforma de la Procuración.

Junto al pliego de Rafecas, la Comisión de Acuerdos tiene en stand by al del presidente del Banco Central, Miguel Pesce, uno de los primeros en ingresar al Senado, en diciembre de 2019. Todos los miembros del directorio de la máxima autoridad monetaria están "en comisión", es decir, sin el acuerdo de la Cámara alta y, por lo tanto, pueden ser removidos por decreto.

Temas relacionados
Actualidad en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído