"La perra compasiva": fue directiva de Nissan y escribió un libro sobre cómo navegar en un mundo de hombres

"La perra compasiva": fue directiva de Nissan y escribió un libro sobre cómo navegar en un mundo de hombres
Blanca García, ejecutiva de grandes empresas, describe las claves para usar la energía femenina en un trabajo dominado por hombres y en la vida misma
Por Guillermina Fossati
31.08.2021 17.20hs Actualidad

Pese a los tiempos vertiginosos que vivimos, hay ciertos patrones que cuesta romper en la sociedad, y uno de ellos es la igualdad de género en las empresas. Aún con una gran evolución, algunos rubros, como el automotriz, siguen ligados a los hombres, por lo menos desde la percepción general, ya que las compañías entendieron la importancia de un rol más activo de las mujeres y encotramos a muchas de ellas en diferentes puestos.

Esta diversificación en ámbitos "muy masculinos" es una experiencia que la puedo contar incluso desde adentro, ya que hace más de 10 años me desempeño como periodista especializada del sector automotor en iProfesional. Y fue justamente cubriendo la edición 2019 de uno de los eventos de tecnología de mayor envergadura del mundo, el Consumer Electronic Show –CES- en las Vegas (Estados Unidos), cuando conocí a Blanca García, en aquel entonces, directora de Comunicación de Nissan para América Latina.

 

Recuerdo el primer día de la feria que, entre el despliegue de tecnología y colegas, mi objetivo era entrevistar al máximo directivo de Nissan. Con él tenía pactada una entrevista para abordar el crecimiento de los autos eléctricos en el mundo. Me acerqué al stand y enseguida divisé a Blanca (resaltaba con su look espléndido entre los trajes oscuros de los directivos), sentada junto al líder, a quién debía entrevistar. Con una amplia sonrisa me saludó, me invitó a tomar asiento y luego de oficiar de intermediara me dio el "ok" para iniciar con mis preguntas.

Blanca las escuchó atentamente y con solo miradas (la sonrisa siempre presente) "dirigía" al directivo para que respondiera él o caso contrario, le cediera la palabra a ella con frases sutiles como "estamos estudiando esa alternativa", o "de momento no podemos adelantar nada", entre las más usuales. Una experta en comunicación corporativa, sin dudas. Un cargo que ocupó durante 7 años: primero en México, luego en Europa tanto para Nissan como para la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi con base en Paris, de nuevo en América Latina y finalmente en Tailandia.

Cambio de rumbo y el nacimiento del libro

Esa etapa en Nissan llegó al final hace pocos meses, pero volví a contactar a Blanca ahora para que me cuente sobre su rol como escritora, ya que en un intervalo de tiempo (ahora es directora de Comunicaciones para Europa de Fisker, empresa especializada en autos eléctricos) aprovechó para viajar, acompañar a su hija que estudia en Escocia, y escribió su segundo libro, algo que, según me confesó, tenía pendiente.

Decidió redactarlo en inglés con el objetivo de tener mayor alcance, con el título "The Compassionate Bitch". ¿Su traducción en español?: "La perra compasiva". Un nombre fuerte, que de hecho le valió algunas restricciones, al punto tal que algunas redes sociales le bajaron el pulgar al tema de publicitarlo. ¿Los argumentos? No se saben. Quizás la traducción del título de su obra puede "hacer ruido.

Sin embargo, The Compassionate Bitch o "La perra compasiva", es una exposición exquisita de cómo una mujer debería "pararse" y desempeñarse en un mundo con predominio masculino, sin victimizarse frente a las desigualdades que subyacen.

Mensaje "reload"

Cuál es el objetivo del libro fue lo primero que pregunté, y Blanca, videollamada de por medio (ella en Chipre, yo en Buenos Aires), contó: "Este libro tiene como mensaje encontrar el balance como mujer en el mundo de los hombres. Cuando trabajás en un ambiente con mayor porcentaje masculino tenés que buscar el equilibrio entre ambos géneros, es ser dura pero amable, de eso se trata", sintetizó.

Según la especialista en comunicación, el libro es una guía para orientar mujeres. "Cuando estás en el mundo corporativo, sin importar la edad, lo primero que querés es una mentora, como mujer, que te diga cómo navegar el mundo masculino. El propósito es positivo. No se trata de plantear una guerra, ni de decir las mujeres son mejores, es positivamente encontrar el balance", nos dijo Blanca, quien a su vez hizo hincapié en no olvidar la energía femenina: "cuando una mujer trabaja en un mundo de hombres, no hay que olvidar lo que se lleva a la mesa. La compasión, intuición, creatividad. No necesitamos actuar como hombres para ser exitosas", explicó.

¿Adaptación o firmeza?

Entonces vino la segunda duda: ¿Es decir, no hay que adaptarse por ser minoría?. La escritora hizo una pausa ante esta pregunta y realizó una especie de mea culpa. "Muchas veces negamos la parte femenina por tratar de adaptarnos a la masculina y eso es un error. Habría que aprovechar como mujer el ser racional, calculador, lógico, y no dejar de lado la intuición", aseguró.

De esa manera, el libro cuenta cómo aprovechar lo que uno tiene, lo que cada mujer es, para lograr los éxitos. La esencia del texto está lejos de la victimización. "No somos víctimas de nadie, no solo en lo profesional, sino en lo personal", comentó Blanca. Y como forma de aplicar el libro en cualquier espacio de la vida ejemplificó: "Cuando decimos esa mujer me robó mi marido, hay que pensar que, si la pareja se fue, fue su decisión, y lo que sientas tiene que ver con uno mismo, ni con la mujer ni con tu marido", comentó.

 

Así lo refleja en todo: "Mi jefe me hizo tal cosa es una frase que suele escucharse. El jefe no te hizo nada, sino que tú debes saber cómo navegar la situación que atraviesas. Podemos crear lo que nosotros queremos, una mujer exitosa no es la que más dinero tiene, es la que no tiene dudas en hacer cosas para lograr lo que quiere, siendo una inspiración para los demás. Es la que encuentra el equilibrio entre lo que quiere hacer y lo que es ella. Cuando haces algo que está alineado contigo mismo y que no te olvidas finalmente. Básicamente de eso trata el libro", dijo.

Los pasos más importantes para ser parte de este mundo dominado por hombres, pero manteniendo las cualidades femeninas, son de aceptación, fortaleza, confianza, tenacidad, valor, paciencia, autenticidad, creatividad. Lo importante es cómo manejar esos valores para lograr mostrar lo que uno quiere en un ambiente que se puede percibir como negativo.

Actitud de vida

Sobre si los consejos que describe en The Commpassionate Bitch son solo válidos para aplicar en empresas dominadas por hombres, o si sirven para el trabajo en general, Blanca considera que es una actitud para cualquier ambiente, hasta cómo educar a los hijos, o en un equipo donde se es líder. "No es solo para la industria automotriz, sino que tiene que ver con el ambiente general de trabajo y es más que nada una actitud hacia la vida", dijo.

"El mundo está equilibrado, pero a la hora de trabajar nos encontramos que aún en un ambiente de muchas mujeres, los líderes son hombres. Depende de uno, porque siempre se habla de la pobre mujer que la empresa no escucha, pero está buena la mirada de pararse uno con más firmeza. Es reconocer que finalmente lo que sientes tú decides sentirlo. Tú puedes decidir cómo sentirlo, si quieres pasarte una vida sufriendo, porque tu jefe dice sos una inútil o tu marido te dejó, o si decides tomar riendas en el asunto. Eso, finalmente, es quitarse lo de víctima porque somos creadoras de nuestra vida. Tu vida es lo que decides hacer con ella", sentenció Blanca.

Pasado, presente y futuro

El nuevo libro The Compassionate Bitch es una continuación de su primera obra, "40 y más", enfocada en las mujeres de más de 40 años. Sus fuentes de inspiración son libros de superación, sobre la relación con uno mismo y la mente.

En tanto en lo profesional, antes de Nissan, Blanca fue gerente de Relaciones Públicas de British Airways, liderando 42 países de Europa del Este, el norte de África y Rusia. "Eran países complicados en comunicación de crisis. Era una de las aerolíneas más fuertes, estaba una semana en Inglaterra y luego viajaba por diferentes mercados llevando proyectos, siempre con la mayoría de hombres en el equipo. En cargos tan altos es difícil encontrar mujeres", comentó.

 

Ahora le espera el nuevo desafío: "El reto que se me abre es muy divertido. Henrik Fisker es un tipo genial, quien lleva la empresa desde la parte creativa, y la esposa, Geeta Gupta-Fisker, es la CFO y COO. Es una gran mujer y un ejemplo para la industria automotriz", dijo Blanca.

En lo personal, su tiempo libre (aveces con muy poco) lo dedica y lo seguirá dedicando a viajar, lo que más le gusta. Su casa, de ahora en más, después de haber vivido en siete países, será en Munich, donde están las oficinas de la compañía.

Desde allí seguirá fundamentando su visión de la importancia de las mujeres en las empresas. "Si no se quiere decir la perra compasiva, se puede decir dura y compasiva. Eso no es malo, hay que tener las dos posturas. Que digan lo que quieran, las cosas son tan difíciles como tú las quieras hacer. Si lo quieres hacer difícil va a ser difícil. Hay que sacar el mensaje de víctima para que el mensaje sea se puede", asegura Blanca.

Temas relacionados
Actualidad en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído