Vuelos, hoteles, sushi, whisky y más: los insólitos gastos "oficiales" que condenaron a Romina Picolotti

Vuelos, hoteles, sushi, whisky y más: los insólitos gastos "oficiales" que condenaron a Romina Picolotti
La ex secretaria de Medio Ambiente de Néstor Kirchner fue condenada por defraudación a la administración pública. No irá a prisión y deberá devolver dinero
Por iProfesional
27.09.2021 21.14hs Actualidad

La ex secretaria de Medio Ambiente del gobierno kirchnerista Romina Picolotti fue condenada hoy a tres años de prisión en suspenso por defraudación en perjuicio de la administración pública.

La condena incluye la obligación de restituir al Estado Nacional la suma de 6.941.170 pesos, que deberá entregar al actual Ministerio de Medio Ambiente.

Picolotti fue condenada por utilizar fondos estatales para gastos personales. Entre ellos: comidas, perfumes, flores, alimento para mascotas, whisky importado, sahumerios, noches de hotel y vuelos charters para familiares y allegados.

Picolotti asumió como secretaria de Ambiente bajo el gobierno de Néstor Kirchner. En 2008 fue despedida por Cristina.
Picolotti asumió como secretaria de Ambiente bajo el gobierno de Néstor Kirchner. En 2008 fue despedida por Cristina.

Decenas de cajas con tickets y gastos increíbles

La investigación sobre los gastos irregulares de Picolotti -que no abonaba de su sueldo, sino que hacía pagar al Estado- logró reunir nada menos que 60 cajas colmadas de recibos de sus muy variados consumos: tickets y facturas de todo tipo.

Según detalló la fiscalía, Picolotti hacía que las arcas estatales cubrieran no sólo ítems costosos y viajes, sino también pequeños artículos de uso cotidiano. Así, los argentinos costearon con sus impuestos: barras de cereal, analgésicos, apósitos, pilas, galletitas, alfajores, caramelos, sopas instantáneas, mermelada, verduras. También figuran sahumerios, una piedra aromática, un velón de noche y esencia, un whisky, ramos de flores y una chalina.

No obstante, donde Picolotti incurrió en mayores gastos fue en vuelos, los que se hacía pagar mediante la Secretaría de Ambiente. La acusación señaló que la ex funcionaria K gastó $3,9 millones en vuelos de línea comercial (a valores actualizados). Además, otros $2,1 millones se destinaron a cubrir traslados en aviones privados.

Los investigadores detectaron que Picolotti se hacía cubrir los viajes personales que realizaba a Córdoba en automóvil. Los gastos incluyeron combustible, almuerzos y cenas para ella y sus acompañantes, consumos en estaciones de servicio durante el camino y hasta el lavado del vehículo al regreso.

Durante la instrucción de la causa, el fiscal Guillermo Marijuan también aseguró que Picolotti les pagaba viajes a sus familiares y armó un listado con todas las compras, el número de ticket, el monto y la fecha de adquisición.

Entre los gastos figuran compras en locales de comida rápida y en otros restaurantes como Pizza Cero, La Parolaccia, Sorrento, Il Gatto, Selquet y Hooters.

También hay decenas de reservas en habitaciones de hoteles, tickets de taxis, compra de diarios y hasta regalos personales. Hasta figuran unas veinte compras de sándwiches de miga.

Picolotti: "No cometí ningún delito"

Picolotti, quien asistió a la audiencia (y a todo el juicio) desde Estado Unidos, donde reside y trabaja actualmente, no irá a prisión, pero deberá respetar durante tres años reglas de conducta, entre ellas presentarse periódicamente en una sede diplomática en el extranjero e informar sobre cualquier cambio en su condición migratoria.

Esta mañana, antes de conocer el veredicto, Picolotti había proclamado su inocencia, tal como lo hizo su defensa en la audiencia de alegatos: "Yo no cometí ningún delito".

Picolotti se presentó al tribunal de manera virtual, desde Estados Unidos, con el fondo que se ve en la imagen.
Picolotti se presentó al tribunal de manera virtual, desde Estados Unidos, con el fondo que se ve en la imagen.

En ese sentido, pidió su absolución e insistió en la prolongación del proceso, que insumió 14 años, lo que consideró un "exceso" en el "plazo razonable" para una causa judicial.

Picolotti fue condenada por utilizar fondos estatales para gastos personales, entre ellos comidas, perfumes, flores, alimento para mascotas, sahumerios y vuelos charters para familiares y allegados.

La defensa había pedido, además, la declaración de "prescripción" de la causa por violación al principio de "plazo razonable" para resolver un proceso judicial.

El fiscal Diego Luciani había pedido la pena de tres años y medio de prisión de cumplimiento efectivo.

El Tribunal resolvió este lunes, en el veredicto, "no hacer lugar a la prescripción" y rechazar también el resto de las nulidades planteadas por la defensa.

En cuanto a la restitución del dinero, ello no se hará efectivo hasta tanto la sentencia quede firme, pero el tribunal le advirtió que una vez cumplida esa etapa podrá ejecutar sus bienes embargados para hacer frente a esa parte de la condena.

Los fundamentos del fallo se darán a conocer el próximo 25 de noviembre a las 16.