El creador de El juego del calamar tuvo problemas económicos al rechazarse su serie durante 10 años

El creador de El juego del calamar tuvo problemas económicos al rechazarse su serie durante 10 años
El director reconoció haber pasado apuros económicos y estar mal psicológicamente por culpa "las deudas", igual que otros participantes de los juegos
Por iProfesional
07.10.2021 08.09hs Actualidad

El éxito de El juego del calamar ha encumbrado a sus actores protagonistas a nivel mundial. Hasta el momento, solamente gozaban de fama dentro de las fronteras de Corea del Sur pero sus caras —los nombres siguen siendo complicados de recordar— comienzan a ser muy conocidas.

Hwang Dong-hyuk, el hombre que está detrás de esta ficción surcoreana en el que 456 concursantes luchan por un gran premio, también está viviendo sus días de mayor reconocimiento, sobre todo ahora que tiene la responsabilidad, o no, de idear una segunda temporada.

El director de El juego del calamar ha realizado varias entrevistas y en ninguna de ellas se ha mostrado avergonzado de haber pasado por apuros económicos y estar mal psicológicamente por culpa "de un montón de deudas", igual que el gran grueso de participantes de estos sádicos juegos infantiles. "Pensé: realmente me gustaría participar en estos juegos", comentó al The Times.

De hecho, según el The Wall Street Journal, tuvo que vender la notebook con la cual estaba escribiendo el guión para conseguir 582 euros y poder seguir tirando mientras sobrevivía con su madre y su abuela. Por lo tanto, tuvo que hacer un parón en su proceso creativo hasta que pudo agenciarse otro ordenador.

El juego del calamar, la serie del momento.
El juego del calamar, la serie del momento.

Hwang terminó de escribir la trama de la serie en 2009 pero durante diez años no encontró el apoyo necesario para que viera la luz. Ni productoras ni actores querían sumarse a un proyecto tan arriesgado y con tanta violencia.

La trama

Cuatrocientas cincuenta y seis personas reunidas para una competencia. El premio mayor: 45.600 wones (unos 33 millones de euros). De nuevo el número 456 se repite en el premio y en la cantidad de jugadores. Los juegos a los que deben someterse los participantes son simples y tienen reglas sencillas que remiten a aquellos juegos de la infancia, donde el concepto de vida y muerte estaba presente de manera metafórica aunque no nos diéramos cuenta. Pero en la serie furor en Netlfix todo es literal y los personajes que no logren ganar el juego mueren de manera inmediata sin piedad.

Una de las primeras pruebas tiene como protagonista a una super muñeca gigante que recrea aquel juego en el que un participante se tapaba la cara contra una pared y el resto del grupo tenía que correr hasta ese muro. Pero cuando el que contaba se daba vuelta, nadie debía moverse sino quedaba eliminado. Quien lograba pasar la meta, era el ganador.

En esta serie coreana ese rol lo cumple esta super muñeca que en sus ojos tiene sensores de movimiento con los que registraba el mínimo movimiento de los participantes. Como pena a quienes apenas se movían, la muñeca le tenía reservada la muerte. La violencia comienza y se personifica en esta amigable muñeca en principio pero que inmediatamente será el pasaporte a una muerte segura.

Este juego se lleva a cabo en el primer episodio (Luz roja, luz verde) y todo el colorido y el concepto lúdico que invita esta enorme muñeca no es más que el comienzo de un fatídico juego por sobrevivir.

La muñeca protagonista del juego del calamar.
La muñeca protagonista del juego del calamar.

Pero esta muñeca, tan emblemática en la iconografía de la serie, no fue sólo una construcción para la historia sino que ya existía antes de que la serie tomara forma. Según el sitio coreano JTBC News, el lugar donde la descubrieron los productores de esta ficción, se llama Jincheon Country y se ubica a tres horas de Seúl, la capital de Corea del Sur.

Esta siniestra muñeca es una especie de guardiana de seguridad de un museo de carruajes denominada Macha Land. Luego de que la serie finalizara, la muñeca fue devuelta de nuevo al museo. Pero ahora con la carga negativa de lo que "realizó" durante los episodios de la serie. Sumado a esto que le falta una mano y nadie sabe cómo fue que desapareció.

La serie protagonizada por Gong Yoo, Park Hae-soo, Lee Jung-jae, Oh Young-soo y Jung Ho-yeon se convirtió en una mina de oro para los actores que no paran de recibir propuestas laborales y acuerdos comerciales alrededor del mundo.

Actualidad en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído