03.12.2021
DÓLAR
100.25 / 106.25 0.00%
BLUE
197.50 / 200.50 0.00%

Polémica: 600 empleados de Google firmaron una carta rechazando la vacunación obligatoria

Polémica: 600 empleados de Google firmaron una carta rechazando la vacunación obligatoria
El gigante tecnológico le habría exigido a sus empleados que informen si están o no vacunados, lo que despertó el rechazo de muchos en una carta colectiva
Por iProfesional
24.11.2021 09.57hs Actualidad

Un grupo de al menos 600 empleados del gigante tecnológico Google se opusieron en una carta colectiva a la decisión de la compañía de vacunar a todos sus trabajadores contra el coronavirus, informó la cadena CNBC citando documentos internos de la compañía.

Anteriormente, la Сasa Blanca informó que la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA), que forma parte del Departamento de Trabajo de Estados Unidos, ordenó a todas las empresas con sede en el país con un personal superior a 100 personas que vacunaran a sus empleados contra la Covid-19.

Esto debía ocurrir a más tardar antes del 4 de enero de 2022.

En respuesta, al menos 600 empleados de la compañía Google solicitaron en una carta colectiva a la gerencia de la empresa que elimine el requisito de vacunarse y proponga otro más "inclusivo".

En la carta, los trabajadores también instan a "manifestarse en contra de la demanda" y a no retractarse de la decisión de no vacunarse contra el coronavirus.

Según CNBC, Google exigió a más de 150.000 empleados que proporcionaran para el 3 de diciembre información sobre si se habían vacunado o no.

"Las vacunas son clave para nuestra capacidad de garantizar un regreso seguro a las oficinas para todos y minimizar la propagación de la Covid-19 en nuestras comunidades", dijo el vicepresidente de seguridad de Google, Chris Rackow.

Según Rackow, los empleados pueden negarse a ponerse el fármaco por razones religiosas o por circunstancias médicas, el permiso para no vacunarse se otorgará a esas personas de manera individual.La orden de la OSHA fue suspendida temporariamente por un Tribunal de Apelaciones del país norteamericano.

Grupo de 600 empleados de Google firman una carta contra la vacunación obligatoria
Grupo de 600 empleados de Google firman una carta contra la vacunación obligatoria

Dan marcha atrás con la vacunación obligatoria contra el Covid-19 en empresas de Estados Unidos

Un tribunal federal de apelaciones de Estados Unidos suspendió el sábado la obligación de vacunar contra el covid a los empleados de empresas de más de 100 personas, instaurada por el gobierno de Joe Biden, mientras examina posibles "problemas constitucionales graves".

La medida del presidente de Estados Unidos dispone que decenas de millones de empleados sean vacunados contra el covid-19 antes del 4 de enero, bajo pena de tener que someterse a pruebas muy regulares, informó la agencia AFP.

Anunciada a mediados de septiembre, fue adoptada esta semana por el gobierno, y fue inmediatamente impugnada en los tribunales en particular por el estado de Texas, controlado por los republicanos, opuestos a toda obligación de vacunación para luchar contra la pandemia del coronavirus.

Se trata de un gran revés para Joe Biden, quien acababa de lograr su primera gran victoria legislativa con la adopción en el Congreso, el viernes, de su plan de inversión en infraestructura.

El dictamen 

En su decisión, la corte federal de apelaciones de Texas dictaminó que los demandantes habían "dado argumentos que sugerían que existen serios problemas constitucionales y procesales" con el texto del gobierno.

Por tanto, la medida queda "suspendida" en espera de que el tribunal lo examine sobre el fondo.

"Podremos desafiar el abuso de poder inconstitucional de Biden en la corte", comentó el gobernador conservador de Texas, Greg Abbott, en Twitter.

La medida del presidente de Estados Unidos dispone que decenas de millones de empleados sean vacunados

Varias empresas, entre ellas el gigante cárnico Tyson Foods o la aerolínea United Airlines, ya habían preparado el terreno al imponer estas obligaciones a sus empleados desde finales de septiembre.

El fabricante de automóviles Ford exigió que sus 32.000 empleados estuvieran vacunados antes del 8 de diciembre salvo en el caso de exención religiosa o médica, según varios medios estadounidenses.

"La cuestión es que las vacunas obligatorias funcionan", justificó el alto funcionario que había anunciado las medidas y pronosticó que "llevarían a que millones de estadounidenses se vacunen, protejan a los trabajadores, salven vidas, fortalezcan nuestra economía y ayuden a acelerar nuestra salida de esta pandemia".

Biden, quien llegó a la presidencia en enero de este año, hizo de la lucha contra el covid-19 uno de los pilares de su presidencia.

Pero después de un comienzo exitoso de la campaña de vacunación, el plan se vino abajo, lo que disparó la propagación del virus y frenó en parte la recuperación económica prometida por el líder demócrata.

La medida

El Gobierno de Joe Biden anunció el jueves que las empresas privadas con más de 100 empleados deberán garantizar a partir del 4 de enero que sus trabajadores están vacunados contra el COVID-19.

En caso de no querer vacunarse, los trabajadores de estas grandes empresas deberán someterse a pruebas semanales y también llevar mascarilla todo el tiempo.

Se trata de la medida más significativa aplicada hasta ahora en el ámbito laboral contra la pandemia por el Gobierno, ya que puede afectar a hasta 84 millones de trabajadores del sector privado, según cálculos de la Casa Blanca.

Aunque Biden ya anunció en septiembre su intención de adoptar la medida, es ahora cuando la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional del Departamento de Trabajo ha dado directrices claras sobre cómo implementarla.

Además de garantizar que los trabajadores estén vacunados o se sometan a pruebas regulares a partir del 4 de enero, las empresas privadas deberán permitir que los empleados que así lo deseen reciban el suero en horario laboral.

En una conversación con periodistas, funcionarios de la Casa Blanca dijeron que a partir de dicha fecha las inspecciones laborales incluirán controles sobre la orden de vacunación, con sanciones de 13.653 dólares por violación.

Detallaron, además, que con este mandato esperan prevenir "miles" de muertes y unas 250.000 hospitalizaciones en Estados Unidos.

s
Las empresas de más de 100 trabajadores deben garantizar que sus trabajadores estén vacunados o testeados regularmente

Otras medidas

Una segunda medida que también entrará en vigor el 4 de enero es la obligatoriedad de vacunación para todos los trabajadores de los centros médicos que participan en los programas públicos Medicare o Medicaid.

Este segundo mandato afecta a más de 17 millones de trabajadores.

Ambas medidas anunciadas hoy por el Gobierno de Biden se suman a la ya ordenada semanas atrás para los contratistas del Gobierno federal y para los trabajadores federales, con lo que se cubre a la mayoría de la fuerza laboral estadounidense.

Cerca de un 70% de la población adulta en Estados Unidos está ya vacunada con la pauta completa, una cifra que ha subido en los últimos meses desde que el Gobierno empezó a poner presión a las empresas para que forzasen a sus trabajadores a recibir el suero.

Personal del Estado

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció en septiembre un plan que obliga a la vacunación contra la Covid-19 de los empleados del Estado, los trabajadores de las grandes empresas y el personal sanitario, así como la baja en los costos de las pruebas, y cuestionó a "una clara minoría" de ciudadanos que "socava la salud pública".

"Aunque Estados Unidos está en mucho mejor forma que hace siete meses, cuando asumí el cargo, tengo que decirles un segundo hecho: estamos en un tramo difícil y podría durar un tiempo", remarcó Biden.

En un discurso que dio en la Casa Blanca, el mandatario dijo que su gestión fue "paciente" con quienes rechazan la vacunación, "pero la paciencia se está agotando".

Para Biden, los estadounidenses que se vacunaron están cada vez más "frustrados" con los 80 millones de personas que no se inmunizaron, aunque reconoció que las nuevas medidas no supondrán una solución rápida.

Podría aplicarse hasta a 100 millones de estadounidenses

Reveló también planes para bajar el costo de las pruebas de Covid-19 para los estadounidenses

Según la Casa Blanca, los nuevos requisitos podrían aplicarse hasta a 100 millones de estadounidenses, y constituyen el mayor impulso de Biden hasta ahora para exigir vacunas a gran parte del país.

"Mi mensaje a los estadounidenses no vacunados es este: ¿Qué más hay que esperar? ¿Qué más necesitan ver? Hemos hecho que las vacunas sean gratuitas, seguras y convenientes", dijo el jefe de la Casa Blanca.

"Escuchen las voces de los estadounidenses no vacunados que yacen en las camas de los hospitales, dando su último aliento, diciendo 'si solo me hubiera vacunado'. Si solo. Es una tragedia. Por favor, no dejen que se convierta en la suya", insistió.