iProfesional

Esto dijo Djokovic tras conseguir su liberación y la marcha atrás del gobierno de Australia

El serbio, número 1 del ranking mundial, se mostró "complacido y agradecido" por la decisión del juez de revocar la cancelación de su visado
Por iProfesional
10/01/2022 - 11,09hs
Esto dijo Djokovic tras conseguir su liberación y la marcha atrás del gobierno de Australia

El serbio Novak Djokovic se entrenó este lunes y ratificó su intención de jugar el Abierto de Australia, horas después de haber dejado el hotel de refugiados donde se encontraba desde el miércoles pasado y luego de que la Justicia revocó la cancelación de su visado, con una exención sanitaria por no estar vacunado contra el coronavirus.

"Estoy complacido y agradecido de que el juez revocara la cancelación de mi visa. A pesar de todo lo que ha pasado, me quiero quedar y tratar de competir en el Abierto de Australia. Estoy concentrado en eso", aseguró "Nole", a través de sus redes sociales.

"Volé aquí para jugar en uno de los eventos más importantes que tenemos frente a los increíbles fanáticos. Por ahora no puedo decir más, pero GRACIAS a todos por estar conmigo en todo esto y animarme a mantenerme fuerte", agregó el serbio, que busca batir un histórico récord con su participación en el primer Grand Slam de la temporada.

Djokovic estuvo en el Melbourne Park, donde el próximo 17 de enero comenzará el Abierto de Australia, organizado por la Federación de tenis local y la ciudad de Victoria, quienes quedaron en el centro de la escena durante estos días, por presuntamente haber tomado la decisión unilateral de que haber contraído coronavirus el pasado 16 de diciembre, era razón suficiente para que el serbio pudiera entrar al país con una exención.

Mientras tanto, en el entorno del tenista número 1 del ránking mundial todavía se mantiene la expectativa por la posibilidad de que, según el abogado del gobierno Christopher Tran, el ministro de Inmigración, Ciudadanía, Servicios Migratorios y Asuntos Multiculturales, Alex Hawke, considere "si ejerce un poder personal de cancelación" para deportarlo ante la escala del tema, que se convirtió en una discusión diplomática.

Djokovic, de 34 años, entonces volvió a entrenar dentro de un court para empezar a preparar la búsqueda de su décimo título en el Abierto de Australia, que sería su cuarto consecutivo y le permitiría convertirse en el máximo ganador de Grand Slam de la historia, superando al español Rafael Nadal (su máxima amenaza) y al suizo Roger Federer (no estará en Australia por lesión), con los que está igualado en 20.

Novak Djokovic ganó la primera batalla legal en Australia

Un juez ordenó el lunes la liberación de Novak Djokovic del centro de detención en el que se encontraba, una victoria para el tenista serbio que quiere entrar en Australia sin vacunarse contra el coronavirus, aunque el gobierno australiano advirtió que aún podría forzar su expulsión.

El juez Anthony Kelly puso fin a varios días de batalla legal y ordenó la liberación inmediata del jugador de 34 años que desde que llegó a Australia para disputar el primer Grand Slam del año estaba retenido en un centro para migrantes de Melbourne

Christopher Tran, abogado del gobierno, advirtió que el poder ejecutivo aún podría decidir expulsar a Djokovic del país, lo que supondría la prohibición de entrar en Australia durante tres años.

El gobierno australiano, que sufrió una derrota legal con gran repercusión mediática, informó al juez, a través de Tran, de que el ministro de Inmigración, Alex Hawke, aún podía utilizar sus poderes ejecutivos para bloquear la entrada de Djokovic.

Los abogados de "Djoko", que lleva cinco días retenido en un centro para migrantes de Melbourne, intentaban convencer al tribunal federal de que el serbio había contraído el covid en diciembre, lo que le eximiría de la vacunación obligatoria para entrar en el país.

"¿Qué más podría haber hecho este hombre?", reconoció el juez en la audiencia, al afirmar que Djokovic había aportado pruebas de "un profesor y un médico eminentemente cualificado" sobre su solicitud de exención médica.

La audiencia se inició con retraso tras un fallo informático por el exceso de conexiones para verla en línea y finalmente fue compartida en YouTube por activistas antivacunas aunque estaba prohibido.

Según los abogados del deportista, el jugador estaba "completamente confundido" cuando fue interrogado durante varias horas en la noche del 5 al 6 de enero en el aeropuerto de Melbourne. Argumentaron que se le privó de los medios para comunicarse con su entorno durante el interrogatorio.

El Abierto de Australia, en el que Djokovic aspira a un 21º título de Grand Slam que le situaría en la cima de la historia del tenis por delante de sus dos grandes rivales, Roger Federer y Rafael Nadal, comienza dentro de siete días y su participación dependía totalmente de la decisión del juez Kelly.

Sus abogados aseguran que dio positivo un test de Covid-19 el 16 de diciembre. Sin embargo, al día siguiente asistió a una ceremonia en Belgrado, sin mascarilla, para honrar a los jóvenes jugadores serbios.

Un nuevo apodo para el número 1 del tenis masculino

Djokovic, al que ahora apodan "Novax", tenía previsto asistir a la audiencia desde su centro de retención, situado en el que fue el Park Hotel, un edificio de cinco plantas que alberga a unos 32 inmigrantes atrapados en el sistema legal australiano, algunos de ellos desde hace años.

Djokovic, que no intervino en la vista, recibió finalmente el permiso del tribunal para ver la audiencia del lunes desde otro lugar no revelado. Tras las audiencias tuvo que regresar al centro de detención.

Sus abogados indicaron que le denegaron su petición de ser trasladado a un centro donde pudiera entrenar. La madre de Djokovic, Dijana, que asistió a un manifestación de apoyo a su hijo en Belgrado, volvió a condenar las condiciones "inhumanas" en las que se encuentra. "Solo recibe un almuerzo y una cena y no tiene una ventana normal, sino que mira a una pared", dijo a la cadena de televisión regional TV N1.

La primera ministra serbia, Ana Brnabic, dijo este fin de semana que Serbia apoyaba plenamente al jugador y que había mantenido "conversaciones constructivas" con el ministro australiano de Relaciones Exteriores.

"Nos hemos asegurado de que reciba alimentos sin gluten, material deportivo y un ordenador portátil", declaró a la cadena de televisión serbia Pink. Tras su infección en diciembre, la federación australiana de tenis había concedido una exención a Djokovic para participar en el primer Grand Slam de la temporada. Su solicitud había sido aprobada por dos paneles médicos independientes, dijeron sus abogados.

Pero cuando llegó a Australia, las autoridades federales le negaron la entrada, alegando que sus motivos de exención no cumplían los requisitos. El gobierno australiano afirma que una infección reciente solo cuenta como exención para los residentes, no para los extranjeros que intentan entrar en el país.

La jugadora de dobles checa Renata Voracova abandonó Australia el sábado después de que su visado también fuera cancelado. El jefe de la federación australiana, Craig Tiley, defendió el lunes a su organización ante las críticas de haber informado mal a los jugadores sobre los requisitos para entrar en el país y dijo que el gobierno se había "negado" a comprobar la validez de las exenciones médicas antes de la llegada de los tenistas.

Gran parte de Australia reforzó las restricciones sanitarias para combatir las contaminaciones por la variante ómicron del coronavirus y el estado de Victoria, cuya capital es Melbourne, registró el domingo 44.155 nuevos casos.