NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Oportunidad en la crisis

La brecha de precios entre 0km y usados llega al 40%: buen momento para modelos de segunda mano

La brecha de precios entre 0km y usados llega al 40%:  buen momento para modelos de segunda mano
Ante la suba de los autos, los seminuevos se convirtieron en una buena opción de compra porque tardan más en actualizarse. ¿Qué dicen los concesionarios?
09.08.2018 19.39hs Autos

El incremento en el precio de los 0km se convirtió en el principal obstáculo para las automotrices.

Por un lado, están preocupadas porque los valores de los autos se tienen que ajustar para no perder rentabilidad, pero al mismo tiempo, no pueden subir todo lo que sería necesario para cubrir sus costos porque está cayendo la demanda.

Los problemas comenzaron desde el momento en que se combinó un cóctel letal para las terminales que son una devaluación abrupta e inesperada, que se vivió en dos meses, junto con el aumento en las tasas de interés que llegaron hasta el 50 por ciento.

Si bien la suba del dólar es buena para exportar, y el 70% de la producción local se destina al exterior, quienes fabrican en el país tienen insumos importados y el dólar alto tiene que trasladarse a precios.

De esta manera, los dos factores juntos se convirtieron en un explosivo que nadie sabe hasta donde impactará su alcance, y especialmente cuando se planifica a largo plazo, minimizar las consecuencias es aún más difícil.

Lo cierto es que, como en todo mercado, las crisis abren oportunidades, y mientras el segmento de los autos nuevos reaccionó rápidamente y hubo marcas que del 1,5% mensual aumentaron hasta 10% en un mes, en el caso de los usados tardan mucho más tiempo en actualiarse y hoy se convirtieron en una buena opción de compra.

Según Alberto Príncipe, presidente de la Cámara de Comercio Automotor, estos meses son un buen momento para comprar un auto usado. La explicación es que la brecha de precios ha quedado desfasada y los modelos con algunos años de antigüedad incrementaron sus valores mucho menos que los 0km.

"Los autos 0km vienen subiendo a un ritmo importante desde fines de abril (entre un 20 y 25%), porque no pueden quedar atrasados respecto del dólar, pero la contrapartida es que el sector del auto usado, que tendría que acompañar las subas, inexplicablemente por ahora no lo hace. Es indudable que esta situación no va a seguir en forma permanente", comentó Príncipe.

Por otro lado agregó que "hoy este mercado es la mejor opción que tienen los compradores. La pregunta que nos hacemos es cuánto durará. Lo determinarán las terminales y los concesionarios el tiempo que puedan sostener la falta de rentabilidad. Siempre digo que las crisis crean oportunidades, ésta es una de ellas".

En cuanto a la diferencia de precios, de una brecha que históricamente se ubicaba en un 20% entre un modelo 0km y uno con un año de antigüedad o con dos en buen estado, en este momento existen ofertas que que superaron el 40%, convirtiéndose en un buen negocio para quienes necesitan cambiar su vehículo.

Otro dato que se destaca como una ventaja, es que los gastos de transferencia son menores a los de patentamiento, flete y formulario que se deben pagar por un 0km, y el nuevo dueño estaría evitando perder ese 20% del valor de un vehículo que se evapora con solo cruzar la puerta del concesionario.

El usado aún no subió lo que tiene que subir, salvo casos muy puntuales. Las estadísticas dicen que el usado siempre tarda más en actualizarse y eso está pasando en este momento”, explicaron desde un reconocido punto de venta de una marca líder del Gran Buenos Aires.

Sin embargo, hay algunas variables que también se deben tener en cuenta en este negocio. “La comercialización de vehículos de segunda mano es muy dispersa, la demanda de usados cambia mucho por zonas y no tienen la misma realidad un concesionarios de Capital Federal que uno del interior del país”, comentó el mismo vendedor. Esto, como consecuencia, impacta en los volúmenes de venta.

Brecha histórica

De acuerdo a los precios oficiales publicados por las marcas para el mes de agosto, y aunque en algunos casos han seguido firmes con las promociones y bonificaciones, los valores subieron entre un 5 al 7% en las marcas masivas.

De esta manara, tomando como referencia el segmento de los familiares medianos, se observa como un Ford Focus Titanium, el más equipado, tiene un valor de $779.300, mientras que en las publicaciones de Mercado Libre, sitio que ganó protagonismo a la hora de publicar los autos para vender, el mismo modelo año 2016 o 2017 se ofrece entre los $500.000 y $550.000. Es decir, la diferencia es mayor al 40 por ciento.

Lo mismo sucede cuando se compara el precio de un Chevrolet Cruze LTZ, que 0km tiene un precio de $807.900, mientras que uno seminuevo, hoy tiene valores muy dispares que van entre los $470.000 hasta los $570.000, pero que no supera los $600.000.  También en estos casos la brecha es mucho más amplia que la diferencia histórica en el sector.

En el segmento de autos más económicos, las diferencias también se acrecentaron en los últimos meses.

El Onix es uno de los autos de entrada de gama de Chevrolet. En este caso, tomando como referencia la versión LT, que es la menos equipada, un modelo que tenga de uno a dos años de antigüedad, tiene un precio promedio de $255.000, mientras que el 0km se encuentra actualmente en 419.900 pesos.

En Volkswagen, tomando como referencia un Gol Comfortline, que es la versión intermedia del auto que fue durante años líder en ventas, en modelo 2017 tiene un precio de $270.000 a $315.000, según el estado, mientras que en la versión 0km el mismo vehículo tiene un valor de 438.700 pesos. Es decir, la brecha puede llegar al 60 por ciento.

En el segmento de las pick ups, los precios de estos modelos también se incrementaron notablemente en los últimos meses y las versiones más equipadas superan el millón de pesos. Sin embargo, entre los usados, se actualizaron más rápido que los autos.

Por ejemplo la más vendida, la Toyota Hilux, sale en su versión 4x4 con caja automática SRV (una anterior a la tope de gama) $1.144.000 en el caso de la 0km. Entre las usadas, los valores que se piden van desde los $850.000 hasta los 950.000 pesos. Es decir, la diferencia más amplia es de 30 por ciento.

Otros ejemplos en modelos más económicos, también de la japonesa, se ve en el caso del Etios, que en su versión X, la más económica, tiene un precio de $357.600 recién sacado del concesionarios, mientras que entre los usados hay propuestas por 260.000 pesos promedio.

Reclamos del sector

En este escenario, y aunque las ventas de usados por ahora no están sufriendo como los 0km, hay muchos temas por resolver en el sector y también hay preocupación.

En términos generales, mientras la venta de autos nuevos cayó 18% en julio, en el caso de los usados fue de 2%, y creció 16% frente a junio. En el acumulado de los 7 primeros meses del año, el volumen llega a 1.027.544 unidades, un crecimiento del 6,07% con respecto a igual período del año pasado, cuando se vendieron 968.785 vehículos.

Sin embargo, y tal como sucede también en el caso de los autos nuevos, lo que reclaman los concesionarios son politicas de financiacion para la comercialización de los usados. El pedido es a las terminales, para que ayuden a las puntos de venta en aquellas operaciones donde se toma a cambio un vehículo seminuevo.

Si bien las tasas de interés hoy están totalmente desfazadas, también las marcas hacen frente a esta realidad con propuestas exclusivas y respaldadas por las mismas terminales a fin de incrementar las oportunidades con financiación más baja.

Entonces, así como existen promociones con financiamiento a 18 meses con tasas del 0 al 9,9%, los vendedores de usados también piden que se definan políticas adecuadas para que se puedan tomar modelos de segunda mano y financiar al comprador en su operación con mejores propuestas, aunque este se decida por otro modelo usado.

Por ahora, las marcas están más enfocadas en liquidar el stock de 0km, que se encuentra en un pico histórico tras prepararse para un mercado de 950.000 unidades que en dos meses se bajó hasta las 830.000 u 850.000 en el mejor de los escenarios.

Más sobre Autos