Más artículos

En Foco: Radiografía del nuevo DS7 Crossback, el SUV francés

En Foco: Radiografía del nuevo DS7 Crossback, el SUV francés
El nuevo modelo llegó al mercado hace pocos meses y en iProfesional salimos a la calle para ver cómo anda. Un repaso del crossover desde todos los ángulos
Por Guillermina Fossati
14.11.2018 08.42hs Autos

Fue el lanzamiento del año para DS, la marca que hace ya cuatro años salió del paraguas de Citroën para convertirse en la opción premium del grupo PSA (Peugeot-Citroën-DS).

La importancia de este producto tiene que ver, especialmente, con que se trata del primero desarrollado 100% por la compañía, sin utilizar elementos de sus primos hermanos. Por eso, se puede decir que es un punto de partida bien ambicioso para la  francesa que quiere competir nada menos que con BMW, Mercedes Benz y Audi, las alemanas de alta gama.

Su presentación se realizó en el Hotel Faena de Buenos Aires hace unos meses atrás, en un evento lleno de sofisticación, y luego lo llevamos a la calle para ver cómo anda.

Su imagen por fuera

Hay amores a primera vista, otros que se van afianzando y creciendo con el tiempo, y algunos casos que se descubren después de años.

En el caso del DS7, su diseño e imagen exterior son para enamorarse a primera vista. Es llamativo, imponente y distinto. Especialmente su gran parrilla frontal con el logo DS en el centro, el cual sobresale con su brillo cromado, le otorgan personalidad.

 
Claro que así como para algunos será un amor a primera vista, otros podrán descartarlo en ese descubrimiento, pero lo cierto es que el buen gusto y cuidado en la estética no pasan desapercibidos.

En tamaño, el DS7 Crossback es un SUV compacto que mide 4,57 m de largo, 1,89 m de ancho y 1,62 m de altura. Es muy marcado el estilo francés, con tantos detalles que se combinan hasta en lo más ínfimo, y por ello también es muy fácil diferenciarlo de sus rivales alemanes, que tienen un marcado estilo conservador.

Los grupos ópticas conforman otro de los detalles que se deben destacar. Están compuestos de un proyector principal de LED y de tres módulos LED rotativos que en función del ángulo del volante y de la velocidad giran de lado a lado. Realmente, se pueden pasar varios minutos mirando este show que hacen las luces y que no se vio en otros autos.

Desde atrás, también el DS7 resulta atractivo con un diseño de luces alargadas que cubre casi todo el portón del baúl y termina de sellar la imagen sobresaliente de este modelo.

Su estilo por dentro

Resulta muy difícil describir uno por uno los detalles de este SUV, pero se puede decir que es la puesta en escena de la máxima ornamentación que puede tener un auto.

En cada una de sus perillas, botones, tapas de portaobjetos o rebordes de la pantalla se simula la forma del logo, como si fuera un dibujo en 3D. Hasta larueditapara subir o bajar el volumen tiene una estética especial.

También el tablero cuenta con un tapizado en cuero con bordado en forma de rombos, y lo mismo pasa con el espacio entre las butacas, donde se ubican la traba para puerta y alza cristales con detalles cromados.


Además de estos aspectos, la gran pantalla de 12 pulgadas, muy intuitiva y fácil de utilizar, completa el interior en cuanto a elementos que llaman la atención.

El remate queda en manos del botón de start/stop, que a diferencia de todos los modelos conocidos que es circular, en este caso es un rectángulo con el logo DS(lleva unos segundos descubrirlo) acompañado por un reloj B.R.M que sale al momento de ponerlo en marcha, lo cual conforma otro verdadero show.

Las butacas tienen ajuste eléctrico y memoria, pero no cuenta con el masajeador como en el Peugeot 3008 o 5008, por lo menos en esta versión. El techo panorámico se rebate solo en la parte delantera otorgando mayor luminosidad y buena visual a los que viajan atrás, en uno de los espacios más confortables y espaciosos, incluso para el que viaja al medio.

El cuadro de instrumentos digital procede del 3008, pero con otra representación gráfica, y con la opción de configurarla de diferentes maneras.

Motor y seguridad

La versión Be Chic que llegó a iProfesional es la que resulta de entrada de gama, (le siguen la So Chic y Grand Chic). En este caso, se equipa con el ya conocido motor naftero, 1.6L THP de 165 CV y 240 Nm, acoplado a una caja automática de 6 marchasEn las otras variantes, se equipa con el 2.0 HDi (turbodiésel) de 180 CV y 400 Nm, con una caja automática de ocho marchas.

Ninguna de las variantes de equipamiento del DS7 ofrece tracción integral y es quizás la fisura más grande donde sus rivales pueden sacar ventaja.

En seguridad es bien completa.

Cuenta con 8 airbags (frontales para conductor y acompañante, laterales, de cortina y también laterales pero para las plazas traseras), control de estabilidad, (ESP) de tracción, aviso de mantenimiento de carril, cámara de retroceso, luces adaptativas, entre los principales. No ofrece soluciones que si ofrecen sus primos Peugeot 3008 y 5008 (modelos que no se catalogan como Premium) como el control de crucero adaptativo y mantenimiento de carril activo.

Su andar, en ruta y ciudad

El confort interior de este SUV hace que cualquier viaje sea confortable, más aún cuando es en ruta gracias a la suspensión y su andar firme.

En la ciudad, y especialmente en calles que no están en el mejor estado, su despeje del suelo también juega a favor, salvo que se debe tener cuidado porque sus neumáticos (235/55/R18) de perfil bajo lo hacen un poco "más duro".

En cuanto al consumo, a 120 Km/h con 2.000 vuelta, tiene un gasto promedio de 6.8L cada 100Km.

Por qué sí y por qué no

 

Sería una buena elección comprar un DS7 Crossback por su personalidad. Mucho se habla de la personalización de los autos, para lo cual hay que comprar aparte los opcionales. En este caso, el auto tiene una identidad propia, tanto por dentro como por fuera, tarea difícil de lograr en esta era competitiva y con tanta oferta.

El lujo y diseño son otros justificativos. Es único entre los masivos y está a la altura de los premium. Es un merito para una marca que hace muy poco se abrió su propio camino, aunque tiene una larga historia con Citroën, pero hay que valorar que en la nueva etapa se arriesgue y vaya por mucho más que lo fácil y simplista.

¿Por qué no sería conveniente comprarlo?. Más allá de la estética, que es una cuestión subjetiva, podría descartarlo quien busca un SUV con tracción 4x4. Alguien que gasta tanto en un vehículo de estas características puede exigir una tracción integral, aunque poco lo use.

El precio, justamente, es otro factor que no juega a favor. La versión más barata ronda los 60.000 dólares, aunque se equipara con los premium.

En conclusión, el paso por iProfesional, dejó un balance a favor: excelente apuesta del grupo, único en estilo y diseño, con todas las armas para ganar y posicionarse en el segmento premium, una tarea difícil pero viable.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas