Más artículos

Detienen otra vez a Carlos Ghosn, ex presidente de Nissan-Renault, y le quitan la jubilación

Detienen otra vez a Carlos Ghosn, ex presidente de Nissan-Renault, y le quitan la jubilación
Tras conseguir la libertad bajo fianza, el ex directivo volvió a ser arrestado acusado de malversación de fondos en beneficio propio
04.04.2019 07.07hs Autos

Después de estar algunas semanas en libertad tras el pago de una fianza de 8 millones de euros, Carlos Ghosn, ex presidente de la alianza Nissan-Renault, ha vuelto a ser arrestado.

La fiscalína de Japón acusa al directivo brasileño de un nuevo capítulo de malversación de fondos en beneficio propio, aunque el ex número uno se declaró nuevamente inocente.

El arresto llega una semana antes de la rueda de prensa que había planificado celebrar el otrora CEO de Renault, en la que iba a explicar su versión de los hechos.

Así lo había confirmado Ghosn a través de su recién inaugurada cuenta de Twitter: "Me estoy preparando para contar la verdad sobre lo que ha pasado. Conferencia de prensa el jueves 11 de abril".

La comparecencia, sin embargo no se celebrará. Según publica El País, en un comunicado emitido por los abogados del directivo, Ghosn califica la nueva detención de "escándalosa y arbitraria", y acusa directamente a miembros de la directiva de Nissan mientras sostiene su inocencia: "es otro intento por parte parte de algunos individuos de Nissan para confundir a los fiscales y silenciarme. Soy inocente de todas las acusaciones infundadas presentadas contra mí y de todos los actos que se me reprochan".

Los nuevos cargos que se le imputan, y que se suman a los anteriores delitos fiscales, señalan a un nuevo traspaso de fondos de la compañía en beneficio personal.

Tal y como informa la cadena de televisión japonesa NHK, los fiscales sostienen que el directivo desvió fondos de Nissan a un concesionario en Omán, operado por un conocido.

Varias fuentes habrían confirmado  que algunos de estos pagos fueron transferidos a una empresa falsa ubicada en Líbano. El montante asciende a unos 563 millones de yenes (unos 4,5 millones de euros) el cual, supuestamente, podría haberse empleado en bienes personales de Ghosn, como en el caso de un yate de lujo, así como en una empresa de inversiones privadas en EE.UU. que gestiona su hijo.

Para lo abogados del directivo, estos cargos son infundados. El bufete defiende que los pagos al concesionario omaní responden a una remuneración solicitada por un subordinado y que en la compra del yate no se utilizó dinero proveniente de Nissan.

Recordemos que, además de este nuevo y supuesto delito fiscal, el ejecutivo brasileño está acusado de tres cargos: dos basados en la ocultación de ingresos (cerca de 74 millones de euros) y un tercero por utilizar fondos del fabricante japonés para cubrir pérdidas financieras personales valoradas en 14,5 millones de euros.

Ghosn está a la espera de juicio, que si bien se esperaba para este verano, podría no celebrarse hasta dentro de un año.

El nuevo revés sufrido por el directivo se suma a la decisión recién adoptada por la junta directiva de Renault.

La marca ha optado por revocar la jubilación anual reclamada por el propio Ghosn, tras su renuncia como CEO de Renault el pasado 24 de enero, y que ascendía a unos 770.000 euros.

Además, Renault habría decidido el pasado mes de febrero no pagar una compensación a Ghosn por su cláusula de no competencia de dos años, así como tampoco las acciones comprendidas entre 2015 y 2018 que le habían concedido.

Por otro lado, la junta de Renault, en una reunión celebrada ayer, ha recomendado a los accionistas que voten en contra de hacer efectivo el salario variable de Ghosn correspondiente a 2018, el cual asciende a 224.000 euros según confirma la directiva.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas