Más artículos
Preocupa la actual crisis de Zanella: las concesionarias temen el posible cierre de más fábricas

Preocupa la actual crisis de Zanella: las concesionarias temen el posible cierre de más fábricas

Preocupa la actual crisis de Zanella: las concesionarias temen el posible cierre de más fábricas
ACARA manifestó su "profunda preocupación por la crisis que atraviesa la tradicional terminal Zanella, que evalúa su cierre ante la caída de ventas
Por iProfesional
13.12.2019 11.53hs Autos

La Asociación de Concesionarios de Automotores (ACARA) manifestó su "profunda preocupación por la crisis que atraviesa la tradicional fábrica de motos Zanella, que cierra su planta de Caseros ante la caída de ventas y liquida todos sus bienes.

Esa compañía hizo pública su voluntad de desmantelar la producción de motovehículos en el país, cerrar sus plantas de fabricación, sedes administrativas y vender los activos que posee.

"Esta situación extrema, de la que ha sido líder en la fabricación de motos en el país, no escapa a la realidad de varias fábricas del sector que evalúan medidas similares si no se implementan alternativas o incentivos que permitan vislumbrar un escenario de viabilidad de la actividad", alertó ACARA en un comunicado.

Advirtió que "el cierre de las fábricas genera un efecto derrame muy negativo en todo el sector ya que inmediatamente repercute en el cierre de concesionarios, de empresas de proveedoras y prestadoras de servicios de la industria, así como también de miles de puestos de trabajo que rápidamente desaparecerán".

ACARA apeló que "se tome real conciencia del estado de fragilidad y gravedad del sector, y se diagrame un plan económico integral que contemple esta realidad particular, de manera de asegurar la supervivencia de empresas como Zanella, con más de 70 años de trayectoria en el país".

La entidad sostuvo que "no sólo está seriamente comprometido su futuro y el de su gente, sino el de todo un sector que tiene un rol social muy importante en la economía por ser clave para el ingreso de una franja muy importante de la población al mercado de la movilidad".

La empresa Zanella viene con complicaciones hace meses por la caída del consumo y el encarecimiento de los insumos.

Ahora su dueño, Walter Steiner, negoció la venta de la histórica marca que tiene 70 años en el país, y sacó a remate todas sus maquinarias y motos.

Además llamó a una Asamblea General de Accionistas en San Luis para el 27 de diciembre. El orden del día dice: "Consideración de la venta de la marca Zanella y otras marcas y derechos de propiedad de la sociedad y autorización de activos muebles e inmuebles".

Ante la compleja situación económica, Zanella comenzó cerrando su planta de Mar del Plata, luego desactivó la fábrica de Cruz del Eje en Córdoba y despidió a una treintena de trabajadores de San Luis. Le quedaba en pie un complejo de Caseros, ubicado sobre la calle Juan Zanella, como un símbolo de lo que supo ser la compañía. Pero en octubre, Steiner despidió a 75 trabajadores y sólo dejó parte de la administración en pie.

Salvo en Mar del Plata, los trabajadores tuvieron que soportar complicaciones para cobrar la indemnización. Ariel Torres, secretario adjunto de la seccional Tres de Febrero de la UOM denuncia: "A Zanella nunca le aprobaron el procedimiento preventivo de crisis, sin embargo, ofrece a los trabajadores pagarles el 50% de la indemnización en ocho cómodas cuotas, eso es ilegal. La gente está desesperada, fueron despedidos en octubre y aún no cobraron lo que les corresponde".

Si bien el acuerdo se iba a firmar en provincia, algunos trabajadores denuncian que: "Como es ilegal que nos paguen la mitad, ahora nos están llamando para que firmemos en Ciudad Buenos Aires. Algunos tienen más de treinta años, hace cuatro meses que no recibimos ni el sueldo, ni las indemnizaciones, estamos endeudados y ni sabemos como pasaremos las fiestas".

Antes de los despidos, los trabajadores le pedían a Steiner que por lo menos les de motos en parte de pago, para poder venderlas. La respuesta, siempre fue la misma: "Si quieren motos, las compran y de contado", les decía. Sólo les daba entre $2.000 y $5.000 por semana, según como se comportaran.

El 5 de diciembre, Zanella hizo el primer remate de su maquinaria metalúrgica con la empresa Adrián Mercado. Subastó pulidoras, cortadoras, agujereadoras, tornos, líneas de montaje a cadena, línea de pintura y lavado, autoelevadores y prensas. El 12 de diciembre rematará camiones, grupos electrógenos, autos y semirremolques. El 13 de diciembre 300 motos, scooters, utilitarios de 150 y 300 kilos de cargas, areneros, cascos, cuatriciclos y hasta motos Patagonia Eagle, entre otras.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ Convertí a iProfesional en tu fuente de noticias. SEGUINOS AQUÍ
Temas relacionados
Lo más leído
Más sobre Autos