Por fin hay respuesta: para esto sirve la manija que tienen los autos encima de las puertas

Por fin hay respuesta: para esto sirve la manija que tienen los autos encima de las puertas
Si bien estamos acostumbrados a que estén en el vehículo, cada persona le da un uso distinto. Este es el motivo real por el que la incluyeron
Por iProfesional
22.02.2021 08.05hs Autos

La manija que aparece en los autos ha tenido a lo largo de la historia distintos usos: están quienes la utilizan para colgar una percha con un traje; también quien se aferra a ella cuando acompaña a un piloto descuidado; y otros que se aprovechan de su presencia para cambiar la postura luego de un largo viaje.

Sin embargo, esa pieza, también llamada asa, no fue pensada para ninguno de esos usos.

Según el sitio Technology.org, las "agarraderas" existen para que las personas puedan subir o bajar con comodidad del vehículo. Por ejemplo, en autos o camionetas altas, uno puedo agarrarse de ellas para trepar con mayor facilidad.

En el caso de los vehículos pequeños, el objetivo de esa pieza es la de ayudar a personas mayores, embarazadas o con movilidad reducida a levantar su cuerpo desde una posición incómoda para poder bajar del auto.

La manija en el interior de los autos tiene diferentes utilidades.
La manija en el interior de los autos tiene diferentes utilidades.

Jared Glaspell, un ingeniero de Ford Motor Company, diseñaba la mini van Mercury Monterrey cuando decidió crear un simulador de embarazo y así buscar la forma de que el vehículo fuera más cómodo para los futuros padres.

"Hubo momentos en los que me ayudó mucho para descubrir cosas que jamás hubiera imaginado", comentó Glaspell en 2003. "Me di cuenta de dónde estaban colocados los controles del panel de instrumentos. Quería más manijas para entrar y salir del vehículo".

Sin embargo, si nos detenemos a observar, descubriremos que del lado del conductor no hay manija. Esto se debe a que el volante termina cumpliendo esa función. Además, notaron en las pruebas una tendencia del que maneja a agarrar el asa mientras conducía.

En el caso de los autos deportivos, es raro encontrar que posean esa pieza. ¿La razón? Muchos de los diseñadores consideran que arruina la estética.