Más artículos

Pymes exportadoras, más allá del dólar: qué trabas tienen para crecer

Pymes exportadoras, más allá del dólar: qué trabas tienen para crecer
En la Cámara Argentina de Comercio se realizó un seminario en el que se analizaron los desafíos que enfrentan las pequeñas y medianas empresas
03.05.2019 17.03hs Comex

Según un informe del Ministerio de Producción y Trabajo, las pequeñas y medianas empresas representan el 90% del total de compañías de la Argentina y generan, de manera directa, más de 4 millones de puestos de trabajo.

Sin embargo, así como no es fácil operar en el entorno local, el negocio exportador también está plagado de dificultades, las cuales van más allá de contar con un dólar alto. La coyuntura económica, los cambios constantes en el régimen de retenciones y la alta carga tributaria son variables que no ayudan a salir a vender un producto o un servicio desde la Argentina. 

En este contexto, la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) realizó un seminario denominado "Pymes Exitosas", que contó con la presencia del ministro de Producción y Trabajo de la Nación, Dante Sica, y el presidente de la CAC, Jorge Luis Di Fiori. Allí, se analizó el panorama para las empresas que avanzan con un proceso de internacionalización. 

"Las dificultades coyunturales, aunque relevantes, no deben hacernos olvidar de los males de larga data. Las cuestiones de fondo son las verdaderas razones del atraso argentino y, en buena medida, también son las que están atrás de las reiteradas crisis macroeconómicas que nos afectaron en las últimas décadas", destacó Di Fiori sobre el presente del país.

Y agregó: "Uno de los grandes desafíos que tenemos por delante es lograr una mayor integración con el resto del mundo, tanto en lo que respecta a los flujos de inversión como en materia comercial".

El Presidente de la CAC, también pidió mejorar la competitividad, lo que está íntimamente vinculado con la reducción del costo argentino.

En este contexto, las economías regionales juegan un papel clave en el entramado Pyme y son, muchas veces, las que más dificultades tienen para hacer negocios con el exterior. 

La visión de los pequeños y medianos empresarios

En este sentido, Mauro Villarejo, propietario de Bodega El Trapezio, que elabora los vinos Bo Bo Wines, comentó que que exportan vinos embotellados (no a granel) a varios mercados de Europa y Latinoamérica, siendo Perú y Brasil sus principales clientes. Para el bodeguero, "el panorama nacional es muy complicado. Las retenciones a la exportación en Argentina complican financieramente cualquier operación y, al mismo tiempo, los principales exportadores del mundo, como Italia, España, Portugal o Chile, subsidian la producción de vinos para la exportación".

"Es necesario aclarar que nosotros cultivamos la uva en nuestro viñedo", dice Mauro, y agrega: "Elaboramos el vino en nuestra bodega. Somos productores de vino. Pero, las retenciones aplican sobre el producto final que incluye barrica, botella, corcho, cápsula, etiqueta, caja y transporte: productos importados que dependen del tipo de cambio. Y, si son nacionales, se rigen por el costo de la energía eléctrica o el valor del combustible. Estos insumos se pagan por adelantado o máximo con plazos a 30 días".

Patagonian Fruits –perteneciente al Grupo Prima- es una de las empresas líder en exportación de frutas frescas (peras, manzanas de la zona del Alto Valle de Río Negro y kiwis de la provincia de Buenos Aires). Nicolás Sánchez, vicepresidente, también da su visión: "Exportamos prácticamente a todo el mundo. El panorama local no es nada bueno, la macro afecta a la industria por la presión impositiva. Si bien hemos tenido una mejora por el tipo de cambio, luego de años y años de atraso, lo que podría haber implicado volver a tener un buen esquema de competitividad, terminó siendo absorbido por las retenciones a las exportaciones, con lo cual, en tal sentido estamos prácticamente igual o peor que el año pasado".

Sánchez hizo hincapié, además, en la necesidad de avanzar con reducciones impositivas: "Hoy somos caros en dólares y además el 25% de nuestro valor FOB son impuestos. Una medida para recuperar beneficios es reducir las retenciones a las exportaciones que tanto afectan al sector exportador. Debe considerarse que las mismas se pagan a los 15 días de salido el barco, cuando la fruta exportada. A veces, se cobran a los 6 u 8 meses. Esto implica no solo un efecto económico si no también, un estrés financiero muy fuerte. Todo el sector se endeuda para pagar impuestos". 

Villarejo de Bo Bo Wines, coincidió con Sánchez y lo graficó de la siguiente manera: "Con el dólar a 4, 7, 18, 15, 40, 60 o 99, la mayoría de los productores pudimos y podremos sobrevivir. Lo importante es tener un tipo de cambio estable que nos permita planificar una estrategia comercial. Es un axioma del comercio exterior de productos que no son commodities: los precios FOB no se tocan, o por lo menos no se aumentan. En Brasil, en los últimos años, el vino argentino perdió aproximadamente un 20% de la cuota de mercado. Remontar esto puede ser imposible o llevar como mínimo un trabajo de una década teniendo un tipo de cambio estable".

Jorge Barisonzi, CEO de IMS, Pyme que fabrica exhibidores para alimentos frescos y elaborados (acaba de recibir el Premio ICBC de Comex por su capacidad y visión exportadora) refuerza el pedido de "sostener un tipo de cambio competitivo en el largo plazo, que nos permita mejorar la balanza comercial y ayudarnos a paliar las desventajas estructurales de nuestra ubicación geográfica y tantos años de burocracia anti exportadora".

Y subraya: "El peor de los caminos es tener un dólar subvaluado, que solo llevaría a la destrucción de las exportaciones y las economías regionales".

Barisonzi, en tanto, puso el foco en la necesidad de contar con mejor financiación: "Debería permitirse a las empresas acceder a la modernización vía ingresos de bienes de capital sin impuestos, con financiación acorde y promoción, algo que hace unos años se hacía muy bien y que otros países que quieren incrementar sus exportaciones realizan habitualmente bajo políticas establecidas", remarcó, para luego señalar que sería importante contar con medidas para que las Pymes exportadoras puedan obtener financiamientos cómodos que se adecuen a cada sector en particular.

Exportar, clave para crecer

Inconvenientes sí, pero expectativas también. El Vicepresidente de Patagonian Fruits afirmó que, más allá de algún reclamo y pese a una economía complicada, "entendemos que este es el camino: reducir el déficit fiscal, achicar el gasto. A pesar de la dificultad coyuntural, creemos que el camino es lograr superávit fiscal para acomodar este país".

Sica pidió en el final del encuentro "trabajar en conjunto, empresas, cámaras y Estado para aprovechar las oportunidades que genera exportar", y dijo que "nuestra voluntad como Gobierno es cambiar esta realidad generando bases de crecimiento más sólidas que puedan generar una expectativa de crecimiento sostenido", indicó tras analizar el contexto económico por el que atraviesa Argentina.

IMS, estuvo también presente en el evento, y su CEO, Jorge Barisonzi tuvo un espacio en el que dejó frases alentadoras para las Pymes exportadoras locales:  "Aunque nuestro país tiene poca cultura de internacionalización, dedicarse a la exportación es darle valor a tu propio equipo".

"Exportar te hace mejor empresa. Ayuda a pensar con otra mentalidad, a mejorar la calidad de nuestros productos y esto se traslada al producto local. Cuanto más crezca la tecnología, más valor van a tener las relaciones personales", concluyó. 

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar

Boletín Oficial

La AFIP sube el piso para informar compraventa de autos y motos

Impuestos | Por Sebastián M. Domínguez, Socio de SDC Asesores Tributarios