Más artículos

El coronavirus "enferma" a la soja: ¿cuán grave es para Argentina?

El coronavirus "enferma" a la soja: ¿cuán grave es para Argentina?
En un contexto en el que se desploma el precio del petróleo, el producto más exportado por la Argentina enfrenta un duro panorama
09.03.2020 21.49hs Comex

En un verdadero "lunes negro" para los mercados, la soja no logró salir indemne del combo conformado por el desplome del petróleo (en medio de una disputa entre Rusia y la OPEP) y el agravamiento del coronavirus.

La propagación de esta enfermedad a nivel mundial y su impacto en diversas ramas de actividad, como el turismo y el deporte, está afectando de lleno a los mercados, que prevén un menor crecimiento de la economía mundial, comenzando por China, uno de los grandes afectados.

"Actualmente, el coronavirus continúa propagándose y no se conoce con exactitud cuánto más llevará controlar sus efectos en la vida humana. Sin embargo, es posible advertir que por el cese de actividad productiva en la principal región industrial de China, tanto la demanda como la oferta del gigante asiático se ha recortado poniendo un límite a sus posibilidades de crecimiento en el 2020. La caída en el consumo chino se refleja en una caída de los precios de los commodities, y agrega un fuerte fundamento bajista al mercado de la soja que atraviesa una fase de claro estancamiento", advirtieron desde la Bolsa de Comercio de Rosario.

Este lunes, el mercado de commodities no pudo escapar del desplome de los mercados: en Chicago, el mercado de referencia, la soja y el maíz exhibieron caídas del 2% y 1% respectivamente.

Los contratos de soja para marzo cerraron en u$s317,29 la tonelada, unos u$s7,26 menos que el viernes, mientras que para mayo concluyeron en u$s319,68, unos u$s7,81 menos. Se trata de valores mínimos para lo que va de 2020.

Los contratos de soja se vieron impactados por el coronavirus y el desplome del petróleo

Según expertos, los mercados de acciones mundiales cayeron cuando los inversores huyeron a los bonos para cubrirse ante el shock causado por el coronavirus, mientras que el petróleo se derrumbó hasta un 33% (luego recortó pérdidas) después de que Arabia Saudita lanzara una guerra de precios con Rusia.

"La soja y el maíz están cayendo debido a la debilidad en los mercados externos", afirmó Matt Ammermann, gerente de riesgo de productos básicos en INTL FCStone.

"Los precios del petróleo han bajado bruscamente y los temores del coronavirus están deprimiendo los mercados de valores", agregó.

Y esto está impactando también a nivel local, a lo que se sumó el paro decretado por las entidades rurales, que deprimió la concreción de negocios a niveles mínimos.

La soja, con entrega hasta el 15 de marzo, se negoció a u$s220, u$s1 por debajo de la última rueda.

Coronavirus y precio de la soja: todos miran a China

A la hora de trazar proyecciones, los analistas miran de cerca el comportamiento de China, que en diciembre pasado había firmado con Estados Unidos la "Fase Uno" de acuerdos comerciales con el que se comprometieron a ponerle fin a la guerra comercial que venían manteniendo Donald Trump y Xi Jinping.

Expertos, en alerta por el precio de la soja y el efecto coronavirus

"En el acuerdo 'Fase Uno', China se comprometió a adquirir productos agrícolas estadounidenses por más de u$s40.000 millones en 2021. Este objetivo, que se presentaba ya muy ambicioso al momento de la firma del acuerdo actualmente parece aún más lejano como consecuencia del brote del coronavirus", advirtieron desde la Bolsa de Comercio de Rosario.

En el informe alertaron que, de hecho, el acuerdo establece que los compromisos de compra por parte de China se sostendrán "sólo en la medida en que exista una demanda interna".

En línea con esto, se establece que los objetivos comerciales podrían no cumplirse en caso de una contracción de la demanda, producto de un evento imprevisible.

"En un primer momento, la propagación del coronavirus en China cuadraría en esta definición y podría resultar en menores compras de productos agrícolas estadounidenses por parte de China", explicaron desde la BCR, dejando en claro que esto actuará como un factor bajista.

"Una profundización de la caída en la demanda china por soja estadounidense contribuiría al estancamiento de los precios de la soja en Chicago, que son tomados como referencia en el mercado internacional. Los valores de la soja, que se crecieron propulsados por la el consumo del gigante asiático durante más de una década hasta alcanzar un máximo en 2012 transitan desde entonces un debilitamiento", completaron.

Acto seguido, trazaron una diferenciación entre el brote de SARS de 2003 y el efecto actual del coronavirus: "Si bien es interesante analizar lo sucedido en 2003, la situación actual es considerablemente diferente. Mientras que en aquel momento el PBI chino representaba el 4% del producto mundial, actualmente su economía aporta el 17% del PBI global. En consecuencia, cualquier alteración en la matriz económica china hoy tendrá un impacto mucho mayor en el mundo que hace 20 años".

Xi Jinping, líder de China, país que crecerá menos a causa del coronavirus 

Como consecuencia, entre otras cosas, del brote de coronavirus, el equipo económico de Bloomberg proyectó una caída de la tasa de crecimiento a 4,5% en el primer trimestre de 2020, incluso considerando un escenario donde el virus sea controlado.

"Siendo la segunda economía del mundo y con un PBI que aporta el 17% del producto global, es de esperar que una caída en la tasa de actividad china se traduzca en una un menor crecimiento mundial, que en los últimos 7 años viene mostrando una tasa por debajo del 4%", advirtieron desde la BCR.

¿Cómo le pegará a la Argentina? Desde la Bolsa explicaron que los principales proveedores de China, como Australia y Brasil (que es, a su vez, primer socio comercial de la Argentina) crecerán menos por efecto del coronavirus.

Alrededor del 40% de las exportaciones de commodities tanto brasileñas como australianas se dirigen al mercado chino, por lo que Bloomberg anticipa una reducción del 0,3% en las tasas de crecimiento de ambos países del hemisferio sur.

Si bien la participación del gigante asiático en las exportaciones argentinas no tiene un peso tan decisivo como en los casos de Brasil, desde la BCR advirtieron que "también nuestro país verá deteriorada su performance económica a partir de la situación en China", a lo que se suma un impacto indirecto por el menor crecimiento del país vecino.

 

Coronavirus y soja: más problemas para la Argentina

A los problemas surgidos por el brote de coronavirus y la caída del petróleo, se suma el factor climático.

Desde la BCR advirtieron que hay casi 1,8 millones de hectáreas de soja en condiciones regulares a malas.

"Cercada por la falta de agua, la producción de soja en la región núcleo caería a 18 millones de toneladas cuando hace un mes se estimaban 20 millones de toneladas", advirtieron en un informe.

Es decir, se obtendrían 2 millones de toneladas de soja menos que lo previsto. 

"La situación se complejiza en el corto plazo", comentó José Luis Aiello, doctor en Ciencias Atmosféricas. 

Cuánto y cuándo llueva será fundamental para minimizar los daños, aunque los expertos alertan que, pase lo que pase de ahora en más, habrá que afrontar pérdidas de entre un 20% y 30%.

Al este de la zona núcleo, las mermas son de un 80% del rinde. Algunos ingenieros explican que muy pocas veces vieron algo así, tan brusco.

"Se nota que se les acabó el agua de los perfiles. El cambio fue tan rápido: pasaron de un verde intenso a un mosaico de tonalidades marrones en una semana". Los mejores lotes del área son los del oeste de la región, pero, si bien mantienen altas expectativas, también hay descuentos de rinde. Esto, claro, podría traducirse en menos dólares en el mercado interno, un punto clave que deberá ser monitoreado de cerca por el Gobierno de Alberto Fernández. 

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Temas relacionados
Comex en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Comex
Te puede interesar