NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Lo peor no pasó

La caída del consumo y la crisis sectorial provocan el peor momento de la industria de alimentos

La caída del consumo y la crisis sectorial provocan el peor momento de la industria de alimentos
El Indec mostró que la capacidad instalada de la industria de alimentos y bebidas fue de 59,1% en junio, El mismo mes de 2017 había registrado un 64,3%
09.08.2018 14.22hs Economía

La crisis se está haciendo sentir en el sector fabril. La capacidad instalada de la industria tuvo una utilidad de apenas el 61,6% en junio, lo que significó una caída del 5,3% en la comparación interanual y se ubicó en el segundo peor registro del año, apenas por encima de la actividad de enero.

La caída del consumo fue la gran responsable de la fuerte caída de la producción de alimentos y bebidas, el sector más competitivo de la actividad manufacturera local, informó BAE.

Según el informe del Indec, el bloque de alimentos y bebidas usó su capacidad instalada en tan sólo el 59,1% en junio. El mismo mes del año pasado había registrado un 64,3% de las máquinas encendidas. Según ese análisis, la caída "se origina, principalmente, en las disminuciones de la producción de carnes blancas, de la molienda de cereales y oleaginosas y de la elaboración de bebidas".

Este escenario vislumbra una de las peores crisis del sector, que podría tener consecuencias "graves" para el futuro de las empresas que presentaron problemas en los últimos meses. Se esperea en el corto plazo una recesión y mayor caída del consumo junto a una escalada de la inflación.

Fuentes empresarias que integran la COPAL confiaron a BAE que "si bien en julio se observó un crecimiento del consumo gracias al efecto del aguinaldo en las compras, el resultado del semestre será uno de los peores y se presume que la segunda parte del año será aún peor".

Los empresarios del sector aseguran que hay muchas fábricas "al borde del cierre". La presión impositiva, los costos logísticos y el impacto de la inflación "que será cada vez más grave" generó un combo "imposible de trasladar".

Otro sector que sirvió como ancla para la medición de la capacidad instalada fue el de producción del tabaco, que mostró un nivel de 68%, "inferior al registrado en junio del año pasado (76,1%), como consecuencia de la caída en la producción de cigarrillos que, según datos del EMI, se redujo 9,7%" de manera interanual.

La caída en la industria automotriz fue otra de las claves del hundimiento del uso de máquinas locales.

La medición oficial señaló que el nivel de utilización de la capacidad instalada de 47,7% fue 7,3% menor que en junio del 2017, cuando se registró un magro 55%. 

En lo que hace a la industria textil, presenta un nivel de utilización de la capacidad instalada del 55,4% en junio de 2018, inferior al registrado un año atrás cuando fue del 66,2%. Pero la caída en este sector sorprendió a pocos.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas