NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

¿cambio de tendencia?

Dólar, acciones, bonos y riesgo país jugaron a favor del Gobierno: ¿cómo sigue?

Dólar controlado, bonos y acciones en alza: el Gobierno pasó otro test clave y ahora en el mercado debaten si ya pasó lo peor
El Tesoro captó $107.000 millones, con demanda incluso del exterior, y así retiró el 80% de lo que el Banco Central había inyectado para desarmar las Lebac
Por Federico Mc Dougall
20.09.2018 05.14hs Economía

Fue un día soñado para el Gobierno. Bajó el dólar, subieron fuerte los bonos y las acciones, cayó el riesgo país y el Tesoro aspiró el 80% de los pesos que el Banco Central peligrosamente había inyectado para ir reduciendo la "bola de nieve" de Lebac.

En este marco, muchos se preguntan si ya pasó lo peor y si comienza a verse una luz al final camino.

Si bien es muy apresurado asegurar que esto será así, en el mercado financiero va creciendo el consenso de que se está muy cerca de ver al menos una tendencia un poco más estable.

"Fue un día de indicios alentadores en el plano financiero. Una golondrina no hace verano. Pero, ojala que vengan muchas más de acá a fin de año y logremos estabilizar", reseñó Gabriel Caamaño, director de Consultora Ledesma.

El "Día D", como se lo conoce al post desarme de Lebac, fue más tranquilo de lo que se estimaba. Mucho ayudó la coordinación entre el Ministerio de Hacienda y el Banco Central, que desde el viernes pasado se encargaron de ir anticipando los pasos que iban a dar.

Los inversores estaban avisados y se mostró una estrategia clara de cara a un test clave, que había despertado una gran expectativa entre inversores.

Si bien el Banco Central comandado por Luis Caputo tuvo que soltar u$s195 millones en el mercado cambiario (monto bajo en comparación a la suma que liberó), lo hizo a la par de que Nicolás Dujovne hiciera su parte: vender hasta $150.000 millones en Letras Capitalizables (Lecap) que pagan hasta 50% anual en pesos, una especie de "nuevas Lebac".

Así, el Gobierno buscó seducir con altas tasas en pesos e instrumentos de hasta 374 días a todos aquellos que habían recibido moneda local por la no renovación forzosa de Lebac.

Para que los fondos comunes, inversores minoristas y extranjeros no se fueran al billete verde, se les ofreció a cambio estas Lecap.

Y la respuesta sorprendió incluso al equipo económico: consiguieron $107.374 millones y, de un plumazo, pudo aspirar las dos terceras partes de lo que el Central había inyectado por el desarme de las Letras.

"Los resultados de la licitación de Lecaps dan indicios de la recuperación del apetito por moneda local", consignó Delphos Investment.

De hecho, en las mesas de dinero de importantes bancos se escuchó que hubo ingreso de fondos del exterior para comprar estas Letras del Tesoro capitalizables.

"Hubo demanda offshore para comprar las Lecap, algo que no se veía hace mucho tiempo", confirmaron desde una entidad líder.

Desde el Ministerio de Hacienda dejaron trascender que ingresaron al país cerca de u$s900 millones para adquirir estos nuevos activos que el Gobierno salió a ofrecer.

Por cierto, son dólares que vienen más que bien para que las reservas (ahora en un nivel cercano a los u$s49.000 millones y en baja) puedan ir encontrando un piso.

El dólar mayorista quedó en $39,21, marcando una importante baja de 52 centavos. El minorista, se pactó en casa de cambio a $40,12, cifra que significó una reducción de 38 centavos.

Lo que va quedando claro es que hay una clara intención del Gobierno de que el tipo de cambio se estabilice en estos niveles para así empezar a reducir la presión sobre los precios.

¿Cambio de percepción en el exterior?

Caputo sabe muy bien que si no logra una paz cambiaria, el resto de las variables terminarán siendo inmanejables.

Tal es así que él mismo asegura que es la "madre de todas las batallas", y que por eso está negociando con el FMI ciertas flexibilidades para poder usar una parte de los dólares prestados por el organismo para alcanzar ese objetivo.

Junto al logro de una mayor estabilización de la divisa estadounidense, el resto de los activos argentinos (que venían mostrando una recuperación importante desde hace más de una semana) continuaron con desempeño positivo.

1.- El monto operado en papeles privados en la Bolsa ascendió a $1.581 millones, un 52% más de lo observado el día anterior.

2. - Dentro del panel líder se destacaron Edenor (+12,28%), Metrogas (+9,94%) y TGN (+8,56%). Pero fue en el panel general en donde se verificaron los mejores recorridos: TGLT subió 19,56% y Agrometal, 12,95%.

3. - Por el lado de los títulos públicos, también evidenciaron una interesante mejoría. Más que nada se notó en los bonos largos nominados en moneda extranjera, como el Discount, que cerró con un alza del 2,43%.

4. - El riesgo país, indicador clave para los financistas, que llegó a tocar los 800 puntos básicos en lo peor de la crisis, se posicionó en torno de los 631 puntos básicos, el menor nivel en un mes y medio.

5. - Los bonos en pesos, debido al incremento de la inflación, saltaron más de 7% y se reinstalan como una buena inversión en un contexto de dólar algo más estable y pronósticos de inflación en torno al 42% para este año

"Los papeles argentinos exhibieron otra nueva ronda de alzas. Fue una jornada realmente muy movida, acompañada de un interesante volumen de negocios", indicó Eduardo Fernández, analista de Rava Sociedad de Bolsa.

"El mercado local sigue descontando aceleradamente una resolución favorable respecto del nuevo acuerdo entre el Gobierno y el FMI, además de avances en el Presupuesto", completó.

Para Fernández, bajo la óptica del análisis técnico, se observa que a corto y mediano plazo el sesgo sigue siendo muy positivo: "En el caso de los ADRs, continúan dando señales alcistas".

"Consiguieron $107.000 millones en Lecap, dólar en baja, bonos subiendo hasta un 3%, riesgo país en descenso, tasas en pesos cayendo y los ADR trepando más de 10%", dijo Diego Martínez Burzaco, de MB Inversiones.

Y añadió: "Fue un día soñado para el equipo económico. Una batería de buenos datos sirvió para traer algo de calma en el plano financiero".

En busca de la paz cambiaria

¿Seguirá la recuperación? Si bien en el mercado creen que las presiones alcistas sobre el dólar no han terminado, prevén que a estos niveles las subas que pudieran ocurrir serían marginales.

"Mucho más no hay para pulsearle a Caputo. Seguramente se llegue a un punto medio con el Fondo que le permita al Banco Central intervenir un poco más", afirmaron desde un banco extranjero.

"La teoría del organismo en el sentido de que hay que dejar que el dólar suba hasta cualquier precio para que luego se estabilice no funciona en la Argentina", añadió la fuente.

"Eso ya quedó claro. Por eso ahora hubo un cambio de estrategia en medio de las negociaciones. Caputo no pide permiso para intervenir, lo hace directamente", añadió.

Las ideas que se van imponiendo en la City porteña es que el peso está "subvaluado", por un lado, y que el Fondo se "quemó" tanto como el Gobierno al no permitir una intervención más fuerte del BCRA.

Eso cambiará de ahora en adelante. Incluso, es altamente probable que se acuerde con el FMI una banda de flotación predefinida.

Es decir, que el billete verde se mueva entre un mínimo y un máximo y que el Central sólo intervenga (con aval del organismo) si se escapa de esa franja.

Si bien los inversores anticipan una divisa más estable, esto no significa que los cimbronazos vayan a desaparecer.

Más aún si provienen del exterior: guerra comercial entre Estados Unidos y China, crisis en Turquía o devaluación en Brasil, entre otros tantos coletazos.

Con todo, luego de que el dólar subiera más de 100% en el año, se redujo el margen de que se profundice la devaluación en los próximos meses.

Hacia adelante, se cree que la clave pasará por los avances del acuerdo Gobierno - FMI, una definición que se espera para los próximos días.

Precisamente, lo que vaya trascendiendo será lo que motorice el humor del mercado de cara a las típicas presiones estacionales por el fin de mes y los vencimientos de los contratos de futuros.

En lo que respecta a los bonos, que están correlacionados con estabilidad cambiaria, lo relevante pasará por la compresión de los spreads.

En lo que va del mes, se empezó a esfumar la sensación de que un default de la deuda estaba cerca, lo que contribuyó a que el riesgo país bajara 15% en septiembre.

"Cuando el inversor avizora paz cambiaria vuelve a apostar por los bonos, que estaban pagando tasas por encima del 10% en dólares", señaló un importante banquero privado.

"Se trata de un reacomodamiento del mercado que podría volverse una tendencia si finalmente llegan buenas noticias de las negociaciones con el Fondo, algo que el mercado espera con ansias", concluyó.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas