Más artículos

Cambio de clima: las buenas noticias alientan la esperanza de los inversores

Cambio de clima: las buenas noticias alientan la esperanza de los inversores
El dólar se estabilizó y cedió hasta la zona de los $37,5, nivel un 5,3% inferior al de hace una semana. Se surfeó con éxito nueva licitación de Lebac
23.09.2018 08.54hs Economía

Sobresaliente semana para los inversores. "Y aunque faltan varias más en la misma sintonía para la recuperación y la vuelta a los niveles precrisis (abril), la realidad es que existe detrás del comportamiento observado un combo de noticias que permiten sostener que en el camino hoy hay bases más sólidas que las que hubo en el último tiempo", señala Sabrina Corujo, de Portfolio Personal. 

"Igualmente, la posibilidad de volver rápidamente a los máximos resultados en dólares es algo que se descarta de corto plazo", añade.

Si se deben marcar algunos números que "alegraron" a los inversores en la llegada de la primavera, pueden observarse el dólar, el riesgo país (como reflejo de la suba en los bonos) y las acciones.

El billete verde se estabilizó -con ayuda del Banco Central al inicio-, y después cedió hasta la zona de los $37,5, nivel un 5,3% inferior al de hace una semana. Se surfeó con éxito una nueva licitación de Lebac que volvió a apuntar a un desarme del stock en el sector privado.

El resto de los activos financieros pudo mantener la recuperación de la semana previa, e incluso acelerarla. Así, el Credit Default Swap (CDS) a 5 años, como reflejo del riesgo argentino, cayó a la zona de 540 puntos. Esto implica una baja de casi 300 puntos sobre los niveles de principios de septiembre y niveles similares a los de mediados de agosto; es decir, antes del nuevo cimbronazo en el tipo de cambio, indica Corujo a La Nación.

En tanto, en contraposición a la baja en este indicador se debe leer la suba en los precios de los bonos. Los títulos soberanos en dólares acumularon ganancias de hasta 5% en la semana, y de hasta 13% en lo que va de septiembre.

La curva de rendimientos normalizó su pendiente, con tasas de entre 5,5% y 10% anual. Hace poco más de dos semanas, la sobrerreacción exagerada de un probable escenario de default la había llevado a mostrarse plana, con rendimientos de entre 10 y 12,5% anual para bonos con durations de 1 a 11 años.

Otro dato positivo es que comenzaron a verse movimientos en la curva de bonos provinciales. La oportunidad de aprovechar arbitrajes entre curvas, y entre posiciones dentro de la misma, vuelve a estar para algunos tipos de inversores.

En renta variable el escenario no es muy diferente. La recuperación de la última semana impulsó al Merval a recuperarse a niveles por arriba de los 34.000 puntos. Desde los mínimos intra diarios de fines de agosto, la suba acumulada es de 42,6%, con líderes que subieron hasta 83,6 por ciento.

"No obstante, analizar este comportamiento de forma aislada del tipo de cambio es un poco ingenuo. En dólares, las pérdidas en el año son de hasta 69%, ante un Merval que cae 43%. A esto habría que agregarle la selectividad por sector", advierte Corujo.

Pero dicho esto, surgen interrogantes sobre las bases de esta recuperación y su continuidad. Lo primero tiene una respuesta positiva en los fundamentals. No se habla del nivel de actividad, desde el que seguirán llegando de corto datos malos, sino de la corrección que se espera.

También entran en este "juego", como catalizadores positivos para los precios, otras señales financieras y políticas. Puntualmente, los avances en el proyecto de presupuesto de 2019 que contiene un acuerdo con las provincias.

En lo financiero, de lo que se habla es del despeje de las necesidades del próximo año y medio. Esto, fundamentado no solo en un adelantamiento de los fondos por parte del FMI, sino también en la probabilidad de que el paquete inicial de u$s50.000 millones se termine ampliando.

De hecho, la atención a la letra chica del nuevo acuerdo es lo que espera hoy el mercado para dar un nuevo salto en los precios, o tener una excusa para un nuevo wait and see (esperar y ver). Recordemos como premisa que el mercado siempre se adelanta.

 ¿Cuánto más pueden subir las cotizaciones? Difícil de contestar, pero vayamos por parte. Un buen punto es que el escenario externo parece apoyar a los emergentes en general. Los flujos hacia la región parecen volver a recuperarse, aunque no se podrá evitar cierta volatilidad.

"El apetito por riesgo argentino vuelve así, al menos, a tenerse en cuenta. Otro buen punto es que la recuperación de los precios de los activos financieros desde los mínimos ha sido fuerte, y los argumentos de la misma nos permiten, con un grado alto de probabilidad, pensar que lo peor ya pasó. Esto no implica que volver a los máximos será simple, directo e inmediato", concluye Corujo.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas