Más artículos

Balance

Dujovne redujo 47% el déficit, pero todo lo ahorrado lo destinó a pagar intereses de deuda

Dujovne redujo 47% el déficit, pero todo lo ahorrado lo destinó a pagar intereses de deuda
Hacienda acumuló 15 meses con ingresos creciendo más que el gasto primario. "El fenómeno va a mantenerse en los años siguientes", dijo el ministro
23.10.2018 09.58hs Economía

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, celebró el lunes que el último ajuste fiscal le permitió al Gobierno reducir 31,1% en términos nominales el déficit fiscal -un 47% en términos reales-. Es decir, unos $69.000 millones. Sin embargo,en términos nominales, es menos de lo que aumentó en ese período el gasto de intereses de deuda, que sumó $82.000 millones.

En otras palabras se utilizó para cubrir los crecientes intereses que generó el endeudamiento público algo más que lo que se achicó del gasto en infraestructura, con algo de ajuste real en las prestaciones sociales y suba de impuestos a las exportaciones.

Con todo, el déficit fiscal total creció $13.000 millones, es decir 3,5% contra el del año pasado, aunque en términos del PBI arrojó una caída de 0,7%, que se explica porque la inflación hizo crecer al PBI nominal a un ritmo más veloz.

"Llevamos 15 meses con los ingresos creciendo por encima del gasto primario. Es un fenómeno a destacar porque nos permite reducir el déficit primario. El fenómeno va a mantenerse en los años siguientes ya que en el 2020 planeamos tener un superávit primario de 1% del PBI. Y eso requiere una continuidad de este proceso", festejó el funcionario de Cambiemos en la conferencia de prensa.

Las metas fiscales que se propuso alcanzar el acuerdo con el FMI aplican sólo al déficit primario, es decir sin contar el pago de intereses de la deuda pública. Ahí es donde se concentran los esfuerzos oficiales y viene sobrecumpliendo: en lo que va del año el rojo primario es de 1,3% del PBI y la meta para ese período era de 1,9%.

Esa es la meta que logra cumplir en forma sucesiva (a diferencia de lo que ocurrió con las de inflación, reservas y crecimiento) y que resultará clave para el viernes, cuando el directorio del FMI se reúna a discutir el nuevo acuerdo. Durante la presentación de ayer afirmó que el plan de déficit cero es totalmente argentino y rechazó la posibilidad de que el Fondo exija mayor ajuste.

En su cuenta de Twitter, el director socio de Consultora Ledesma, Gabriel Caamaño Gómez, destacó una de cal y una de arena: "El esfuerzo por el lado del gasto primario es cada vez más visible. Subsidios económicos, Gasto de Capital, funcionamiento del Estado y Transferencias a Provincias, siguen siendo los rubros donde se centra el ajuste. El esperable aumento del gasto en intereses compensa parte del esfuerzo por el lado del gasto primario".

Similar lectura hizo el director de Epyca, Martín Kalos: "Es el mayor sobrecumplimiento del año, gracias al ajuste en gastos de capital, provincias, salarios públicos y subsidios. Pero toda esa plata ahora va al servicio de la deuda pública".

Consultado por BAE Negocios, el profesor de Finanzas de la Universidad de La Plata, Francisco Eggers, se refirió a la cuestión y remarcó que el déficit total del año que viene será de 3,2%: "El llamado déficit cero para 2019 no es déficit cero. Está planteado un déficit equivalente a 3,2% del PBI. Eso sin considerar que algunas de las proyecciones de recursos lucen optimistas. El problema de Argentina es que lleva un crecimiento insostenible de la deuda en una moneda que no emite, en la que ni siquiera participa. Y la turbulencia que sufrimos este año tiene como raíz la desconfianza en la sustentabilidad de la deuda".

Por eso, para Eggers, el propio crecimiento de los intereses hace deseable el ajuste del gasto primario. "Es deseable una reducción del déficit fiscal. Claro que es doloroso porque hay sectores que lo sufren. En mis cálculos, el jubilado que sólo tuvo aumentos por movilidad sufrió una reducción de su haber previsional del 15% real anual".

Dujovne destacó que "en los primeros 9 meses del año el gasto primario real se contrajo 7% respecto al año anterior". Y agregó: "Con estas cifras estamos en el nivel de gastos más bajo desde 2012. Hemos retrotraído varios años de incremento del gasto y la caída se va a seguir profundizando". En la otra vereda, algunas críticas apuntaron a que la política fiscal procíclica luce poco oportuna: tal como destacó el investigador de la Universidad de Avellaneda, Hernán Herrera, según el FMI la economía podría caer 2,6% durante 2018 y en ese marco se dan los recortes de 34,4% real en el gasto de obra pública y de 6,5% en el gasto corriente.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar