Más artículos

Ante inversores, Dujovne prometió un peso fuerte y la reforma laboral después de las elecciones

Ante inversores, Dujovne prometió un peso fuerte y la reforma laboral después de las elecciones
Dujovne compartió en Nueva York reuniones con ejecutivos de fondos y entidades financieras, a los que les intentó llevar un mensaje tranquilizador
25.06.2019 11.20hs Economía

Con un mensaje tranquilizador, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, aseguró ante los inversores en Wall Street que la calma cambiaria perdurará los próximos meses, mientras que anunció que después de las elecciones de octubre avanzará con la reforma laboral con el apoyo de Miguel Pichetto y otros legisladores peronistas.

Dujovne compartió el lunes en Nueva York un almuerzo con unos 20 ejecutivos de fondos y entidades financieras, organizado por el HSBC y luego mantuvo una reunión cerrada con inversores de Goldman Sachs.

El funcionario estuvo acompañado por el vicepresidente del Central, Gustavo Cañonero y el secretario de Finanzas, Santiago Bausili.

En el marco de la gira, este martes se reunirá con ejecutivos del Banco Santander. En todas hay otros analistas y representantes de fondos institucionales invitados.

Durante los encuentros mantenidos hasta ahora, la comitiva argentina insistió en que la meta de déficit primario cero está absolutamente vigente.

"Los números de mayo fueron muy buenos y nuestra previsión es que se va a alcanzar el compromiso de equilibrio fiscal", explicó Dujovne.

Además, el titular de la cartera de Hacienda aclaró que no está contemplado hacer uso de la cláusula negociada con el FMI para ablandar al menos en parte el objetivo del equilibrio de las cuentas públicas para este año.

La intención de Dujovne y compañía fue llevar calma a los inversores demostrando que el frente cambiario está controlado hasta las elecciones, asegurando un peso fortalecido

Además, el equipo económico destacó que el Banco Central no solo tiene las reservas para intervenir si hubiera movimientos "disruptivos", sino que está comprando dólar futuro, lo cual le da mayor margen de maniobra para salir a vender si se produjera una situación extrema, pero sin perder reservas.

Se calcula que el poder de fuego ya ascendería a los u$s5.000 millones solo a través de contratos futuros. Además, el Tesoro seguirá vendiendo los u$s60 millones diarios. Y la tasa de interés permanecerá arriba del 60%, aun cuando la inflación baje del 3% mensual, algo que ya sucedería en el dato de junio.

Los inversores también preguntaron por los vencimientos de deuda que debe enfrentar el Gobierno en el mercado interno. La inquietud pasa por las renovaciones que deben efectuarse tanto de títulos de corto plazo en pesos como en dólares.

La reforma laboral, otro eje del encuentro

La gira de Dujovne y su equipo también sirvió para anunciarle a los inversores extranjeros que después de las elecciones de octubre avanzará con la reforma laboral.

Esto es gracias al apoyo del precandidato a vicepresidente del oficialismo, y actual senador, Miguel Pichetto y de otros peronistas.

Esta idea había viene dando vueltas en el Gobierno y es tema de conversación en muchas de las reuniones de Gabinete.

Dujovne hizo un análisis de cara a las elecciones de octubre, en la que dio por hecho que Mauricio Macri logrará la reelección. En él, hizo una proyección de las medidas del gobierno para el hipotético segundo mandato, en las que prometió que ahora sí avanzarán con las reformas.

Aseguró que el oficialismo está en una "posición muy sólida para ganar las elecciones" porque mantuvo la alianza con los radicales y sumó a Pichetto, lo que les permitirá "aumentar la gobernabilidad en un futuro gobierno".

Y agregó que Cambiemos sumó 14 puntos de intención de voto en los últimos dos meses, lo que equiparó con el crecimiento previo a la legislativa del 2017.

Después de ese triunfo que proyectó para octubre, Dujovne les prometió a los inversores que será el tiempo de las reformas. Dijo que el Gobierno tendrá mayor capacidad de implementarlas porque deberían tener mayoría con Pichetto y parte del peronismo. Y les recordó que en 2017, con minoría en el Congreso, lograron imponer "pequeñas" reformas en lo laboral, previsional e impositivo.

En otro tramo de la reunión, Dujovne insistió en la necesidad de ganar las elecciones para ir nuevamente al Congreso con la reforma laboral. Argumentó que en los primeros 3 años de gestión, se gastó una gran cantidad de capital político "desmantelando las bombas de tiempo" que dejó el kirchnerismo.

El ministro también les prometió a los inversores que Macri cerrará el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea, y que tanto Brasil como Argentina coinciden en que hay que reducir los aranceles del bloque regional.

"Los cambios deben ser muy agresivos en la apertura de la economía y la reducción de aranceles", señaló.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas