Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

Es oficial la suba de naftas: razones detrás del descongelamiento de precios de los combustibles

Es oficial la suba de naftas: razones detrás del descongelamiento de precios de los combustibles
Lo adelantaron desde el Gobierno a iProfesional ayer y la decisión de Energía se dio a conocer a través de una publicación en el Boletín Oficial hoy
Por Patricio Eleisegui
19.09.2019 07.05hs Economía

Apenas un mes y un par de días. Tan sólo eso duró el congelamiento de precios establecido por el Gobierno para las naftas y desde este jueves comenzó a regir un incremento que llega como consecuencia del enorme salto en los costos que vienen experimentando petroleras.

El reciente ataque sufrido por la petrolera Saudi Aramco y su efecto sobre la cotización del crudo internacional, indicaron a iProfesional fuentes oficiales, culminaron por volver insostenible una medida que desde su imposición despertó quejas en el grueso del mercado de los combustibles.

Según precisaron las voces consultadas, la decisión de avanzar con la suba se articula con lo dispuesto por el Gobierno hace escasos días, cuando Energía fijó cambios en los valores para el canal mayorista.

"La idea es continuar descongelando progresivamente hasta llegar a los 90 días con una desregulación completa", señalaron las fuentes.

Si bien restan conocer los detalles finales de la decisión gubernamental, en torno a la Secretaría de Energía y también en el ámbito del expendio adelantaron el miércoles que la suba partirá de un piso del 4 por ciento. Y así fue confirmado este jueves con la publicación de la resolución 557/2019.

Con este incremento, el litro de nafta súper en la Ciudad de Buenos Aires cotizará en torno a los $45,50; la Premium costará $52,49 y el gasoil, 42,59 pesos.

Fuentes cercanas a la cartera de Energía declararon que este cambio tiene como objetivo "incentivar las inversiones en hidrocarburos, cuidar los puestos de trabajo, garantizar el abastecimiento y la producción de combustibles, respetar los contratos firmados y trabajar en el compromiso con las provincias y con las empresas...".

El cambio en el régimen llega en un contexto de reclamo de subas por parte de la cadena de las naftas en general y un escenario de desabastecimiento sumamente agravado. También se sucedieron sendas demandas judiciales promovidas por provincias como Neuquén y Río Negro. El factor judicial también habría tenido incidencia en la decisión del macrismo.

Respecto de lo que ocurre hoy con la comercialización, Gabriel Bornoroni, titular de la Federación de Expendedores y Combustibles del Centro (FECAC), sostuvo ante iProfesional que el faltante de naftas complica sobremanera al sector de las estaciones que operan por fuera de las redes de las petroleras –mejor conocidas como "blancas"–, que desde hace días no reciben combustibles en todo el país.

"Un aumento como el que se dispone no solucionará el problema de abastecimiento que están sufriendo muchísimas estaciones de servicio. Hoy existen unas 1.000 estaciones de servicio que no reciben naftas desde hace 4 días. Antes que una suba de precios se necesita más que se les exija a las petroleras retomar la provisión", expresó.

Sobre un total de 4.850 puntos de venta operativos en la Argentina, las estaciones "blancas" representan casi el 20 por ciento de la torta total.

Bornoroni expuso, también, que incluso la mayoría de los estacioneros que operan bajo la bandera de algunas de las principales petroleras tienen impuesto un cupo que complica la disponibilidad de naftas llegando a los últimos días de cada mes.

"YPF está haciendo un esfuerzo enorme por cubrir los agujeros que están dejando muchas compañías que directamente se retiraron de determinados canales. Algunas empresas tomaron la decisión de no vender combustibles a distribuidores o mayoristas hasta tanto hace una modificación en los precios", dijo.

La Fecac realizó una denuncia ante la secretaría de Energía de la Nación, que conduce Gustavo Lopetegui, y ahora reclama que "se empiece con las multas por el desabastecimiento para que de una vez por toda aparezca el combustible que tienen y no lo están entregando".

Medida breve

El 15 de agosto pasado, cuatro días después de las PASO, el Gobierno decretó un congelamiento de los precios de los combustibles "por los próximos 90 días" aunque teniendo como referencia los valores al 9 de agosto, es decir, con un dólar a $45.

Sin embargo, el impacto de la derrota de Juntos por el Cambio en las en las elecciones primarias provocó una devaluación, que llevó a la divisa a tocar los $63, aunque esta semana bajó a $58.

El atraso cambiario causado por la incertidumbre electoral, sumado al aumento del precio del barril de crudo del tipo Brent, que pasó de u$s58 a u$s64 en septiembre, pondrían en peligro inversiones en Vaca Muerta, por lo que se iniciaron negociaciones para ponerle fin al congelamiento, según fuentes oficiales.

Mientras tanto, el líder de los petroleros privados, Guillermo Pereyra, confirmó la semana pasada que las petroleras suspendieron a mil trabajadores por el nuevo contexto internacional. Las compañías definen si abandonan algunas perforaciones en Vaca Muerta.

Por el momento, la secretaría de Energía no definió el porcentaje de aumento ni el impacto en cada combustible, pero la referencia podría ser el 4% de inflación que el Indec registró en agosto, es decir, en el mes que entró en vigencia el decreto del presidente Mauricio Macri.

Los funcionarios analizaban autorizar la suba para los combustibles premium, de mayor nivel de octanaje.

De ocurrir así, la migración hacia los combustibles de menor grado que comenzó el año pasado podría profundizarse. Con la suba de las naftas, conductores que cargaban nafta premium optaron por reemplazarla por la variante "súper".

La Casa Rosada intentó el lunes una última jugada, pero no le fue bien: publicó en el Boletín Oficial la entrega de un subsidio a provincias y petroleras a cambio de que no iniciaran juicios contra el Estado. Significaba $116,1 por cada barril: el 88% para las empresas y 12% para los distritos. Ninguno de los actores aceptó la oferta. Por estas horas, entonces, el ala económica negocia con gobernadores y empresarios el fin del congelamiento.

Valores atrasados

El martes, el presidente de la Federación de Expendedores de Combustibles del Centro de la República Argentina (FECAC), Gabriel Bornoroni, aseguró que "hay un 38%" de atraso en los precios de los combustibles y advirtió que desde hace cuatro días hay desabastecimiento.

"Según el cálculo que hacemos teniendo en cuenta el precio del dólar, de los biocombustibles (con los que cortan las naftas y el gasoil) y el valor del crudo, hoy debería aumentar el precio de cartel en un 38%", dijo el dirigente.

Al momento de anunciar el congelamiento de precios hasta el 12 de noviembre, en el Gobierno estimaban que para esa fecha habrá un atraso en el precio que se ubicará entre "el 20% y el 25%", pero la inesperada suba valor internacional del petróleo alteró la ecuación original.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Temas relacionados
Te puede interesar