Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

Los mercados mantienen la cautela hasta que lleguen anuncios

Los mercados mantienen la cautela hasta que lleguen anuncios
En las semanas que quedan de este año está vigente la expectativa sobre cuáles serán las medidas concretas que se tomarán en materia económica
15.12.2019 10.33hs Economía

"En las pocas semanas que quedan de este año está vigente la expectativa sobre cuáles serán las medidas concretas que se tomarán en materia económica; hasta ahora hubo algunos indicios, pero no información concreta, por lo cual el mercado sigue cauteloso y con dudas respecto de cómo será la reestructuración de la deuda", señala desde Portfolio Profesional, Sabrina Corujo, en su columna para La Nación.

La que pasó fue una semana de fuertes definiciones, sobre todo en el plano político. Por su parte, la semana que comienza será la última del año completa para la actividad de los mercados, un dato que, por supuesto, no es menor. En los próximos quince días, la operatoria se verá sesgada y limitada por los feriados vinculados a las fiestas de Navidad y Año Nuevo, pero quizá también sea el momento en el que finalmente lleguen más definiciones de política local. Habrá que estar atentos a esas noticias. En el mientras tanto, los inversores seguirán esperando (lo importante será que no desesperen). Necesariamente, en consecuencia, hay que mantener cierta cautela. Por eso es interesante señalar algunos puntos de lo que se cree que vendrá.

1- Pocas definiciones económicas

"Un nuevo gabinete en funciones y discursos varios, con diferentes tonos. Eso fue lo que hubo en los últimos días. Si bien se dejaron entrever algunas ideas sobre las medidas económicas que llegarán, poco o nada se supo de la letra chica. Eso es lo que dejó, a grandes rasgos, la casi primera semana del nuevo Gobierno. En consecuencia, la tendencia de los activos financieros argentinos sigue sin definirse", señala Corujo.

Igualmente, pretender que se definiera una tendencia en poco más de tres ruedas era ser demasiado ambicioso. Sin dudas, la atención se concentró en la primera conferencia de Martín Guzmán como ministro de Economía. La primera aparición pública oficial del funcionario fue de tono conciliador y podría decirse que también fue políticamente correcta. Habló de la necesidad de un programa macroeconómico integral y consistente (y también de la convergencia hacia los equilibrios), que siempre es un ideal bienvenido. Pero no hubo detalles mayores sobre cómo se conseguirá el objetivo ni, en consecuencia, que es lo que hará que el programa sea consistente.

"El ministro dejó algunos conceptos relevantes, que tomarán forma cuando se sepan las medidas derivadas de la ley de emergencia, algo sobre lo que estará la atención puesta en las próximas ruedas. La razón es simple: eso permitirá ver cuál es la política económica y fiscal por venir y, con ello, la sostenibilidad de la propuesta de reestructuración de deuda pública, un hecho también esperado", explica la especialista al matutino.

2- Bonos: una muestra de cautela

En cuanto al tratamiento de la deuda, el ministro Guzmán no dejó muchas definiciones nuevas. Apuntó a la necesidad de crecer para después pagar, pero "quemó" en parte los análisis que se venían haciendo en las últimas semanas: sostuvo que la propuesta que se sobreentendía que habría, dada la presentación realizada por él en Ginebra, no necesariamente representa su posición ahora que es ministro. Habló del FMI y de las conversaciones que ya existirían, a la vez que (quizás buscando "blindarse" de las críticas por su perfil académico y su falta de experiencia en la gestión pública) explicó que se creará una comisión asesora que estará formada por ex subsecretarios de finanzas, y otros consultores especializados.

"Ante este escenario, lo ocurrido con los bonos en las últimas ruedas demostró una actitud de cautela, manteniendo la recuperación lograda a principios de semana. Se profundizó la diferencia entre legislación local y externa, a niveles de casi 600 puntos, producto de las expectativas crecientes de un tratamiento diferencial entre ambos conjuntos de bonos. No obstante, es importante seguir ubicándose en lo que hoy refleja la curva, que apunta a una quita en VPN del orden del 55/60%, en promedio. Por arriba de la quita de la Argentina en 2005, pero debajo de las de Ucrania y Uruguay, con quitas del orden del 25% y 10/15%. En un punto intermedio estaría la posibilidad de extensión de plazos (sin quitas) y un período de gracia de dos años, que implicaría como referencia una quita de entre 30% y 35%", explicó Corujo.

3- Lineamientos de política monetaria

Se dice que por cuestiones "administrativas" el Banco Central estuvo limitado la semana que pasó en cuanto a las definiciones de política monetaria, aun cuando su nuevo presidente ya está en funciones. No llamó la atención el manejo del tipo de cambio, que básicamente mantuvo sus intervenciones en el spot, acumulando compras de dólares y buscando mantener estable el valor del billete. No hubo sorpresas. Pero llamó la atención que no hubiera baja de tasas, producto de que la de las Leliq se mantuvo en el 63% anual -nivel en el que la dejó Guido Sandleris, y a la vez piso establecido por el último Copom-. No obstante, este instrumento no fue factor ni de contracción ni expansión en las últimas tres ruedas.

"Mientras tanto, la Badlar mantuvo su tendencia a la baja, a niveles inferiores a 42,5% anual. La autoridad monetaria tiene la tranquilidad de que los controles de capital limitan severamente la capacidad del inversor local para migrar al dólar en el mercado oficial. Y los pesos "atrapados" han respaldado los depósitos a plazo (+2,5% m/m) y los depósitos a la vista (+8,4% m/m). En concreto, mayor liquidez. Las decisiones que permitan -mediante un nuevo Copom- determinar cuál será el camino inmediato de la política monetaria deberán llegar en el muy corto plazo, y no podemos descartar que haya impacto no solo sobre las tasas, sino también sobre la brecha cambiaria. Qué tan fuerte o no , dependerá de las expectativas y de la confianza que generen los anuncios", detalló Corujo.

4- Las noticias que llegan desde el exterior

Los mercados externos enfrentan la última semana completa del año con buenas noticias. Hay máximos en los índices norteamericanos, que acumulan subas de entre 20/30% en promedio, en el año. esa es la foto a pocos días de cerrar 2019. En cuanto al principal driver de volatilidad (el temor a una guerra comercial entre China y Estados Unidos) parece estar finalmente encaminándose todo para que se logre un primer acuerdo.

Las señales con las que se cerró la semana apuntan a que las negociaciones avanzan con una posible firma de la fase "I" en enero. Como reflejo del "buen camino", el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, suspendió el aumento de aranceles que iba a entrar en vigencia hoy mismo, mientras que China se comprometió a comprar más productos agrícolas, uno de los puntos de mayor sensibilidad.

"En Europa, parte de la incertidumbre política se despejó, con el resultado electoral que hubo en Inglaterra -que, en pocas palabras, pondría más cerca un acuerdo por el Brexit-. En lo que a política monetaria se refiere, las medidas ya están sobre la mesa (algo que, de todos modos, ya se sabía). En consecuencia, ahora la atención deberá más que nunca centrarse en los datos económicos que empezarán a conocerse. Hay que entender, igualmente, que se necesitarán catalizadores muy fuertes y positivos para lograr que el mercado gane un nuevo impulso", indicó Corujo a La Nación.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Temas relacionados
Te puede interesar