Más artículos
Coronavirus: las excusas más increíbles de quienes violaron la cuarentena

Coronavirus: las excusas más increíbles de quienes violaron la cuarentena

Coronavirus: las excusas más increíbles de quienes violaron la cuarentena
Las fuerzas federales detuvieron a más de 1.200 personas en la Argentina desde que se decretó la cuarentena por la pandemia del coronavirus
25.03.2020 06.35hs Economía

Las fuerzas federales detuvieron a más de 1.200 personas en la Argentina desde que se decretó la cuarentena por el coronavirus, mientras que más de 20.000 fueron demoradas y notificadas para que cumplan el aislamiento en sus casas.

A la hora de ser interrogados por las fuerzas de seguridad sobre por qué estaban en la calle sin cumplir con el aislamiento social obligatorio impuesto por el Gobierno desde el viernes pasado, se escucharon las excusas más insólitas.

Un hombre que circulaba por la Panamericana en una camioneta utilitaria manejando en ojotas (algo que no está permitido) aseguró "no tener idea" de que había una cuarentena y que estaba prohibido salir del domicilio.Un plomero trató de violar el aislamiento diciendo que "a una clienta se le estaba inundando la casa" y que debía ir a socorrerla. O el hombre que en plena 9 de Julio contó que se estaba yendo a Mar del Plata a cuidar a su madre, pero nunca pudo corroborar una dirección en La Feliz donde viviera la mujer. Sin embargo, sí tenía dos tablas de surf en su auto.

Otra persona que tenía tablas en su auto se llevó toda la atención este martes. Fue detenido en un control sobre la Panamericana, y dijo que estaba volviendo de Brasil a su casa a cumplir con la cuarentena, y que en la frontera había firmado una declaración jurada pero que no se tomó la temperatura.

En Boedo, un vecino dijo que "estaba aburrido del encierro". Pero la honestidad no sirve como excusa, por lo que tuvo que regresar a su hogar y buscar otra diversión que no sea caminar.

En Recoleta, otra persona que estaba trotando explicó que tuvo que salir a hacer ejercicio porque había detectado que "tenía la glucosa alta", y necesitaba bajarla con un poco de actividad física.

También hubo otro caso: una pareja que se metió al Río de La Plata en la costanera de Quilmes, de la mano y a menos de un metro de distancia el uno del otro. "Vinimos a refrescarnos un ratito ya nos vamos", le dijeron a quienes vigilaban que se respete la cuarentena.

Para cerrar, un hecho insólito se dio en las calles de San Telmo. Un ciudadano chino fue detenido por violar la cuarentena porque salió para jugar al Pokemon Go. La Policía de la Ciudad detectó al joven circulando, y ante el pedido de alguna documentación que lo habilitara a estar en la calle durante el aislamiento obligatorio, el hombre no tuvo manera de justificarse.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Economía en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído
Más sobre Economía