Más artículos
Tensión máxima en Techint por un bloqueo en una de las plantas que impide la salida de gerentes

Tensión máxima en Techint por un bloqueo en una de las plantas que impide la salida de gerentes

Tensión máxima en Techint por un bloqueo en una de las plantas que impide la salida de gerentes
El plan de achique de Paolo Rocca genera resistencia en la UOM. El Gobierno sigue de cerca el conflicto y ya hay policías en una de las plantas.
Por Juan Manuel Barca
14.08.2020 17.50hs Economía

Techint volvió al centro de la escena con el estallido de nuevos conflictos por el avance de su plan de achique en las plantas siderúrgicas de la divisón Tenaris. La tensión alcanzó su pico este viernes con un nuevo bloqueo de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) en la fábrica Siat, en Villa Constitución, y la presencia de fuerzas policiales para garantizar la salida de directivos de las instalaciones. La medida de fuerza es en rechazo al inminente despido de 15 tercerizados, entre ellos dos delegados, y se produce después de otra protesta en las últimas horas en Siderca, en Campana.

La pelea en Siat comenzó a mediados de julio con la licitación del servicio de mantenimiento y reparación provisto por 19 operarios de la empresa EMET, y la contratación de la competidora Sijam por un costo inferior. Esa decisión derivó en la suspensión a partir del 1 de agosto de 15 personas, el 10% del plantel total de la siderúrgica con 150 obreros en la localidad santafesina. Pero el descontento estalló este jueves cuando la proveedora entrante intentó contratar personal nuevo, sin convocar a los suspendidos de EMET, con entre 5 y 15 años de antiguedad, quienes se teme que sean despedidos.

En respuesta, la seccional metalúrgica liderada por Pablo "Piparra" González bloqueó el jueves el principal ingreso a la fabricante de tubos para la industria del petróleo y el gas, por lo cual tres directores debieron permanecer en sus oficinas hasta altas horas de la noche de ayer. Y este viernes se repitió la medida, con un bloqueo adicional a los portones que conectan con el predio de la explanta de Acindar e impide la salida de dos gerentes.

González encabeza un sector rebelde de la UOM, convencido de que la empresa lanzó un "ataque antisindical" contra los representantes gremiales y un recorte de personal antiguo en una planta con salarios que duplican el básico de la actividad, de $28.000. "No puede ser que nos esté pasando esto en un gobierno democrático, se parece a una dictadura", aseguró este viernes el secretario adjunto, Manuel Casas, desde uno de los accesos al establecimiento, donde denunció el despido de delegados.

Los despidos y las suspensiones en Techint afectan al gremio metalúrgico de la UOM, encabezado por Antonio Caló.

Los cortocircuitos resurgieron en el marco del plan de "redimensionamiento" resuelto por Tenaris. Después de perder u$s600 millones en el primer trimestre, la filial de Techint dio de baja contratos y ahora renegocia las suspensiones vencidas en julio en al menos tres de sus plantas. El nuevo arreglo en Villa Constitución, que hoy trabaja al 60% de su capacidad, estableció el pago del 70% del neto (en lugar del 75% previo), con un tope de 11 días por mes de dispensa. Pero el sindicato afirma que la empresa lo incumple al incluir en los licenciamientos a grupos de riesgo y excluir a 40 tercerizados. Mientras la compañía no emitió comentarios al ser consultada por iProfesional.

El grupo de Paolo Rocca enfrentó, por otra parte, un conflicto en su fábrica de tubos sin costura de Campana por el virtual despido de trabajadores con contratos de renovación mensual. El reclamo se originó el año pasado cuando la seccional liderada por Abel Furlán impulsó la negativa a firmar dichos acuerdos para exigir la efectivización. Y según fuentes sindicales escaló el lunes con un paro hasta este jueves en la compactadora de chatarra Scrap Service, una tercerizada ubicada dentro de la planta. La acción habría sido en rechazo a la decisión de la firma de bloquear el sábado pasado el ingreso a los contratados que habían envíado un telegrama declarándose efectivos.

Aunque fuentes del sector negaron que haya habido una huelga, el Ministerio de Trabajo, encabezado por Claudio Moroni, confirmó a este medio la declaración anoche de la conciliación obligatoria por 15 días, una medida que ya había adoptado hace 10 días ante los 140 despidos efectuados por las contratistas Menéndez Hnos, Fumistería Serscay SRL y Comibor SA. Y la cartera de Trabajo provincial hizo lo propio el viernes pasado con la última de las tercerizadas.

Las desvinculaciones fueron precedidas por dos apagones totales de la producción y la denuncia de un lock out por parte de Furlán, quien ahora mantiene negociaciones para renovar las suspensiones hasta fin de año en la siderúrgica del norte bonaerense, que emplea a 5.000 operarios. Los directivos buscan reducir la remuneración de los operarios inactivos del actual 80% al 50% del bruto por la caída de la demanda de sus tubos en Vaca Muerta, pero el dirigente de la UOM ya rechazó esa propuesta.

El grupo Techint, de Paolo Rocca, busca reducir el pago de las suspensiones hasta el 50% y reducir costos laborales.

El plan de reestructuración de Techint representa un desafío para Alberto Fernández, en momentos que el Gobierno busca mostrar señales de recuperación de la actividad y el empleo. El Presidente apuntó indirectamente contra Rocca al tachar a algunos empresarios de "miserables" tras el despido de 1.500 obreros de la construcción por parte del grupo en marzo, finalmente avalados por el Ministerio de Trabajo. Pese a la prohibición de las cesantías, el gigante industrial prosiguió con la disminución de planteles y ahora reclama la reducción de retenciones a las exportaciones industriales y la reestitución de reintegros ante la caída de hasta el 41% en junio en la producción de acero en la industria.