Más artículos

Leonardo Chialva, de Delphos: "La devaluación ya está ocurriendo, hay que ver si se hará de forma ordenada o abrupta"

Leonardo Chialva, de Delphos: "La devaluación ya está ocurriendo, hay que ver si se hará de forma ordenada o abrupta"
El analista cree que el Gobierno todavía tiene margen de maniobra pero que el mercado necesita ver señales más claras en materia fiscal y monetaria
Por Claudio Zlotnik
11.10.2020 08.00hs Economía

Es interesante la postura de Leonardo Chialva, socio de Delphos Investment. A diferencia de varios de sus colegas analistas financieros, Chialva cree que al Gobierno le queda margen de maniobra para evitar una devaluación desordenada. A su análisis le agrega un dato que considera fundamental: el contexto internacional. "Juega a favor de la Argentina", sugiere.

-¿Está determinada la devaluación, en función de la constante pérdida de reservas que estamos viendo?

-Lamentablemente el Gobierno erró en su estrategia. La devaluación es inevitable, pero ya está sucediendo. Estamos viendo una administración de la devaluación. Lo que está por verse es si esta tendencia continuará de forma ordenada, o si en algún momento será abrupta.

Leonardo Chialva, analista de Delphos, advierte sobre el riesgo de espiralización de la crisis
Leonardo Chialva, analista de Delphos, cree que el Gobierno todavía tiene margen para evitar un ajuste desordenado

-¿Cómo habría que hacer para frenar la caída de las Reservas?

-La tendencia es hija de la incompetencia del Banco Central. Hicieron todo mal. Ahora, cuando uno mira la pérdida de reservas de este mes, la salida cayó a la cuarta parte. Quiere decir que si ahora el BCRA logró restringir la fuga que tenía por el dólar ahorro o por los pagos adelantados de deuda, se supone que ahora podrían administrar la situación.

Lo que está faltando es una pauta monetaria. En septiembre se transfirieron $190.000 millones del Central al Tesoro. Arrancó octubre y le giraron otros $30.000 millones. Por suerte ahora salieron con el bono "dolar linked", y ojalá que la emisión se quede acá. Es imprescindible tener la pauta monetaria hasta fin de año. La cotización del "contado con liqui" sigue la evolución de los agregados monetarios.

-¿Por qué cree que no lo hacen?

-Porque eso requiere una pauta fiscal. Existe una meta para el año que viene, pero acá estamos tan jugados que el 2021 luce como el "infinito y más allá". Necesitamos un objetivo para el último trimestre de este año, cuando sabemos que en la Argentina en ese período suele haber un descalabro monetario y fiscal. ¿Cómo se va a financiar? Necesitamos saberlo. Hay margen para hacer emisiones en pesos, como la del "dolar linked", sabiendo que ahí también existe un límite.

-¿Cómo evalúa la suba de tasas que acaba de aplicar el BCRA, por segunda vez en una semana? ¿Ayuda en algo?

-Están encaminando -supongo que con el FMI detrás- un típico esquema de manejo de las tasas cortas de los pases y están tratando de descomprimir el balance del BCRA, y que parte de las Leliq vayan a financiar al Tesoro con Letras.

Van a tener que modificar las reglas del Banco Central. Estro tendrá que acompañarse con una compresión fiscal para la post pandemia. Si el Gobierno pone anclas, las demás variables financieras pueden anclarse.

Según Chialva, el mercado seguirá apostando a la devaluación mientras el Gobierno no dé una señal de rectificación del rumbo económico
Según Chialva, el mercado seguirá apostando a la devaluación mientras el Gobierno no dé una señal de rectificación fiscal

-¿Cree que ese ancla limitaría la presión cambiaria?

-El dólar arriba de $160 no tiene sentido. Está carísimo. Si el Gobierno hace bien las cosas podríamos ver un escenario donde el contado con liqui deje de subir, se "lateralice" durante algunos meses, y de a poco se vuelva a la normalidad. Para lograrlo es clave salir del modo pandémico con el déficit fiscal y con la emisión monetaria. Brasil, que tiene una moneda con reputación, también se vio obligado a dar estas señales fiscales y monetarias. Imagínese nosotros.

-Para que quede claro: usted, a diferencia de varios colegas suyos, no es tremendista respecto del tipo de cambio.

-Si el Gobierno encara un camino de normalidad fiscal y monetaria tiene alguna chance de evitar una devaluación desordenada. El escenario actual no tiene nada que ver con las experiencias de 2002 y de 2014. Por otra parte, hay que tener en cuenta los contextos internacionales para cada caso. A partir de 2003 nos ayudó una recuperación muy importante en el precio de la soja. En 2014 pasó lo contrario, todo el contexto global nos jugó en contra y acá el tipo de cambio, encima, estaba atrasado.

-¿Y ahora cómo juega ese contexto internacional?

-El dólar a nivel mundial cae, el euro pasa de 1,07 a 1,18, el oro pasa de 1.400 a 2.000 dólares, el cobre sube 50% y la soja pasa de 300 a 400 dólares. Todo desde junio hasta acá.

-¿Entonces?

-Que muchos hablan que estamos con el 2014 sin mirar que ese año, el mundo nos llevó como a un barrilete. Recordemos: el primer gobierno de Carlos Menem fue beneficiado por el contexto mundial. Al contrario: el segundo mandato se le complicó con las devaluaciones sucesivas en los emergentes, y ya sabemos cómo terminamos. Néstor Kirchner y Cristina (primer mandato) también se beneficiaron de un ciclo para arriba.

Hasta la corrección de nuestros bonos de septiembre está explicada por el ciclo internacional. Los bonos argentinos perdieron 20%, pero los bonos de Ecuador cayeron el 15%. Argentina siempre se mueve con la "basura" del mundo. Después, claro, tenemos las políticas particulares que se van tomando para amoldarse a esa situación. Y acá estamos. El escenario actual se parece al ciclo 2003. No al 2014.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ
Temas relacionados