Más artículos

Para Iván Szczech, la gente va a seguir vendiendo dólares para construir y aprovechar los precios bajos

Para Iván Szczech, la gente va a seguir vendiendo dólares para construir y aprovechar los precios bajos
El presidente de la Cámara de la Construcción cree que tanto las familias como las firmas aseguradoras y cajas jubilatorias canalizarán el ahorro al sector
Por Claudio Zlotnik
18.10.2020 06.04hs Economía

Iván Szczech, presidente de la cámara de la Construcción (CAMARCO), tiene un discurso extraño para estos días: refleja optimismo por lo que está ocurriendo en su sector y por las perspectivas. Ocurre que la construcción, en momentos de restricciones para el acceso al dólar, se transforma en un sustituto por excelencia de quienes quieren proteger su patrimonio.

Es por eso que se está produciendo un mini boom de refacciones de hogares y compras de insumos. Pero Szcech cree que, lejos de tratarse de un fenómeno pasajero, habrá una corriente de canalización de ahorro hacia la construcción ligada a la obra pública y los planes de nuevas viviendas.

A continuación, el resumen de su charla con iProfesional.

-¿Cómo impacta en el sector de la construcción este momento financiero tan particular, con una brecha cambiaria superior al 100%?

-Nos impacta positivamente. Quienes tienen dólares invierten en la construcción porque el costo es históricamente bajo en dólares. Y que seguramente, con el paso del tiempo, va a recuperar el valor promedio, con lo cual el inversor generará una gran rentabilidad en dólares.

-¿Es un fenómeno duradero?

-Creo que sí. Porque el precio del metro cuadrado en dólares está bajo. Nuestros costos siguen muy atados al tipo de cambio oficial, y al peso (inflación). No creo que la situación cambiaria continúe mucho tiempo más porque el país no lo soportaría. Por eso mismo, nosotros proponemos al Gobierno distintas medidas para aplicar en este contexto.

-¿Cuáles son los más interesantes?

-Fíjese que esta semana, el Presidente habló de la posibilidad de un blanqueo para la construcción. Es una propuesta nuestra que ya tiene algunos meses. Lo mismo que los beneficios impositivos, en Bienes Personales y Ganancias, o el crédito hipotecario atado a la evolución de los salarios, que ya forman parte de un proyecto de ley.

El abaratamiento de los materiales de construcción, medidos en dólares, provocó un boom de refacciones. Para Szczech, el fenómeno va a continuar
El abaratamiento de los materiales de construcción, medidos en dólares, provocó un boom de refacciones. Para Szczech, el fenómeno va a continuar

-La recesión y la pandemia se llevaron 150.000 puestos en el sector. ¿Cómo espera que evolucione de acá en más?

-Dos grandes aristas: la obra pública y la vivienda. Hay una gran necesidad de construcción de viviendas en el interior del país. Nosotros hicimos un plan -que esperemos que lo tome la ministra Bielsa- para ejecutar 40.000 viviendas en todo el país, que podría crear entre 30.000 y 40.000 puestos de trabajo directos. También dependemos de lo que ocurra en el AMBA, en donde hubo una gran pérdida de trabajo. En seis meses deberíamos recuperar entre 70.000 y 80.000 puestos. Ese es nuestro primer gran objetivo.

-¿Y la obra pública?

-El ministro (Gabriel) Katopodis está haciendo un gran trabajo. Cuando asumió había una deudas de $36.000 millones de la gestión anterior, y ahora se puso al dìa con la deuda y se viene pagando normalmente en las obras en marcha.

-¿Y la pandemia le está poniendo un freno a la actividad?

-Hemos logrado domarla por los protocolos que aplicamos. Sólo tuvimos 3.200 contagiados en la industria.

-¿La recuperación del empleo formal depende en gran medida de la obra pública?

-De la obra pública y de las obras privadas de tamaño mediana a grande. Es difícil que el propietario de una vivienda ya construida busque la formalidad en el empleo.

-Esta especie de boom en las refacciones hogareñas, ¿es un fenómeno duradero o temporal, al tratarse de una forma de dolarizarse?

-Esa es una cuestión muy capitalina, propia de Buenos Aires, si se quiere. Y un fenómeno muy particular ligado a los beneficiarios de IFE, que hacen pequeños arreglos en sus viviendas. Son dos extremos del escenario en la Argentina: ahorristas que venden dólares aprovechando la cotización del "paralelo" y gente que compra de a poco para construir. En ambos casos, va en contra de nuestra necesidad, que se relaciona con obras con empleo formal. Por eso, a pesar del repunte en la venta de insumos para la construcción, la cantidad de puestos de trabajo en la construcción continúa estancada.

-¿Cree que el gobierno tendrá éxito en su anunciado objetivo de canalizar el ahorro de la gente hacia la construcción? Es algo de lo que viene hablando la vicejefa de Gabinete Cecilia Todesca: generar instrumentos para que el dinero que está yendo al dólar empiece a ir al financiamiento de la construcción.

-Dos cosas: es muy importante que salgan los beneficios impositivos que hablamos antes. Pero hay otra arista: la CNV ha creado vehículos de inversión en pesos canalizados para fondos cerrados de inversión inmobiliarios o fideicomisos inmobiliarios, incluso de obras públicas. Es la primera vez que veo una CNV preocupada por ampliar el mercado de capitales local.

Para Szczech, los nuevos instrumentos de inversión permitirán canalizar ahorro a la construcción
Para Szczech, los nuevos instrumentos de inversión permitirán canalizar ahorro a la construcción

-¿Y le irá bien? Mire que hay una ola dolarizadora muy fuerte. Parece invencible.

-Estoy seguro que sí. Hay muchas compañías aseguradoras y cajas de jubilaciones en el interior que tienen mucha liquidez en pesos pero no disponen de instrumentos que le generen rentabilidad. La construcción la ofrece, con títulos emitidos por la CNV, que le da transparencia a la operación.

-¿Y cuándo estarán disponibles esos instrumentos?

-Ya están lanzados y estamos haciendo rondas para que se los conozca. En 2021 van a motorizar un montón de proyectos, estoy seguro. Lleva un tiempo, pero ya lo vimos con otros instrumentos, como el descuento de cheques en el mercado de capitales.

-¿Y con el crédito hipotecario? ¿También cree que el último proyecto anunciado puede funcionar?

-En la Argentina inflacionaria se necesita una unidad de cuenta. En el último proyecto de ley se contempla un fondo fiduciario y una agencia hipotecaria nacional, la variable para el tomador del crédito será el coeficiente salarial. Para el ahorrista será la inflación. El descalce será financiado con el fondo fiduciario, que se nutrirá de los propios fondos de las entidades financieras y lo fondee el Estado. Lo esperable es que a largo plazo, los salarios le ganen a la inflación.

-Lo último: ¿a alguien que disponga de dólares billetes, usted le recomendaría que los venda para construir?

-Más allá de mi recomendación, seguro que continuarán con lo que se ve ahora: que sí, que mucha gente vende sus dólares para aprovechar el abaratamiento en el costo de la construcción. Hoy por hoy, es el principal motor de la actividad privada.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ
Economía en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído