Más artículos

Aumento por decreto a jubilados: ¿este año habrían tenido una suba mayor con la fórmula suspendida?

Aumento por decreto a jubilados: ¿este año habrían tenido una suba mayor con la fórmula suspendida?
iProfesional accedió al decreto que se publicará en las próximas horas. Cómo quedan los pagos por jubilaciones, pensiones y asignaciones
Por iProfesional
18.11.2020 20.54hs Economía

El Gobierno otorgará un aumento por decreto del 5% a 18 millones de jubilados, pensionados y titulares de asignaciones. Así, los haberes acumularán un incremento anual de entre el 24,25% y 35,31% dependiendo de las escalas, lo que significa que un sector quedará por debajo de la inflación oficial proyectada del 32%.

En este marco, surge la duda de si los jubilados habrían recibido un aumento mayor de sus haberes de haberse mantenido la fórmula de actualización que el actual Gobierno suspendió.

El hecho es que el Ejecutivo fijó aumentos por decreto este año después de la suspensión de la movilidad en diciembre, ajustada un 70% por inflación y un 30% por salarios.

Bajo el esquema previo, correspondía un ajuste del 4,48% en diciembre. Pero de haberse mantenido vigente, todos los jubilados y pensionados le hubieran ganado a la inflación proyectada este año, ya que hubieran percibido en forma homogénea un incremento del 41,04%

Cómo quedarán los haberes entre diciembre y febrero

Según el borrador del proyecto de decreto al que accedió iProfesional, el cuarto incremento trimestral estará vigente en diciembre de 2020 y enero y febrero del año próximo. Y se sumará a las subas previas por decreto de entre 3,75% y 12,96% en marzo, 6,12% en junio y 7,5% en septiembre.

El texto de la medida que fue oficializada esta tarde dispone que las todas las prestaciones previsionales a cargo de la ANSES "tendrán un incremento equivalente al CINCO POR CIENTO (5%) sobre el haber devengado correspondiente al mensual noviembre de 2020".

De esa mamera, se descartó la variante que evaluaban en algunas áreas de otorgar una suma fija y un aumento porcentual, equivalente a un aumento de hasta el 5% sobre la masa de haberes actual. 

Con esta suba, el haber mínimo aumentará de $18.129 a $19.035; el medio, de $27.600 a $28.980; el máximo, de $121.990 a $128.089; la Pensión Universal para el Adulto Mayor (PUAM), de $14.503 a $15.228; las Pensiones no Contributivas (PNC), de $12.690 a $13.324, y la AUH, de $3.540 a $3.717.

Hoy, el 70% de los pasivos percibe un ingreso igual o menor a la mínima, muy por debajo de la canasta de pobreza de $45.000 medida por la defensoría porteña de la Tercera Edad. De un total de 8,5 millones de beneficios, 4,3 millones cobran la jubilación mínima o un haber menor; 1,3 millones, la PNC; y 167.000, la PUAM, según datos de ANSES.

Alberto Fernández anunció este miércoles que "en diciembre va a haber una corrección de las jubilaciones". "Eso es seguro porque somos conscientes de que lo tenemos que hacer y además porque no queremos que las jubilaciones queden por debajo de la inflación", dijo el jefe del Estado en declaraciones al canal A24.

El Presidente sostuvo asímismo que "las jubilaciones mínimas de hasta 25 mil pesos le estuvieron ganando siempre a la inflación" en el año. El resto de los haberes, en cambio, quedó por detrás de la evolución de los precios prevista por las autoridades.

Los jubilados reciben una nueva suba por decreto.
Los jubilados reciben una nueva suba por decreto.

Se viene la nueva ley de movilidad jubilatoria

Ahora, el Congreso debe aprobar una nueva fórmula movilidad. El proyecto oficial en Diputados prevé actualizaciones semestrales ajustadas en iguales mitades por salarios (RIPTE) y la recaudación de ANSES, con un rezago de hasta nueve meses.

Los cambios son una versión muy similar a la establecida por la Ley 26.417 que estuvo vigente desde 2008 hasta su derogación en 2017, con ajustes jubilatorios en marzo y septiembre. Con la diferencia que se excluye la posibilidad de tomar el mejor de los índices entre los salarios de INDEC y el RIPTE, como indicaba la otra norma.

Fernández aseguró hoy que "la ley del macrismo que estamos dejando de lado les hizo perder en términos reales un 19 por ciento de sus haberes". Pero el nuevo mecanismo no prevé una recuperación de los puntos perdidos.

Por ese motivo, el director del Banco Nación, Claudio Lozano, dijo el lunes a iProfesional que "lo más adecuado es que los jubilados reciban lo que marque la inflación, no por índices rezagados sino en simultáneo a la evolución de los precios".

Otro de los puntos en discusión es la incorporación de la recaudación. "Dicen que esto es un ajuste sobre los jubilados porque en verdad se basa en dos puntos: la variación de los salarios y la recaudación, que es importante porque si no se recauda no se puede pagar", explicó el mandatario.

"Nosotros creemos que la recaudación estará por arriba de la inflación como fue en septiembre y octubre que estuvo por encima de la inflación en cinco puntos", precisó.

Los especialistas estiman que esa variable impacta en forma negativa sobre las jubilaciones en los períodos de recesión. Y, además, cuestionan el tope por recaudación fijado en el proyecto oficial que limita los aumentos en años de crecimiento o de subas en paritarias superiores a los recursos ingresados a la ANSES.

Las subas por decreto no alcanzaron para mantener los haberes a flote en un marco de alta inflación.
Las subas por decreto no alcanzaron para mantener los haberes a flote en un marco de alta inflación.

Los detalles del decreto

La suba alcanza a los regímenes nacionales, especiales derogados, ex-cajas o institutos provinciales y municipales de previsión transferidas a la Nación, pensiones no contributivas y graciables, la Pensión Honorífica de Veteranos de la Guerra del Atlántico Sur y las asignaciones familiares sujetas a la movilidad.

Según el borrador, los incrementos otorgados "regirán a partir del 1° de diciembre de 2020, y quedarán incorporados como parte integrante del haber de las prestaciones alcanzadas y de las Asignaciones Familiares, respectivamente".

Entre otros items, el ajuste comprende al monto mínimo y máximo de la remuneración imponible utilizada para el cálculo de los aportes y contribuciones a la seguridad social, las rentas de referencia de los trabajadores autónomos y de las trabajadoras autónomas, y el subsidio automático nominativo de las obras sociales (SANO).

También rige para las prestaciones previsionales de los investigadores científicos y tecnológicos, las cuotas pendientes de pago de los Acuerdos Transaccionales suscriptos en el marco de la Reparación Histórica y los Regímenes de Regularización de Deudas Previsionales.

Y, por último, el decreto prevé la aplicación del aumento a la Prestación Básica Universal (PBU).

Temas relacionados
Economía en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído