Más artículos

Atención jubilados: quiénes y cuándo cobrarán el bono extra que otorga el Gobierno

Atención jubilados: quiénes y cuándo cobrarán el bono extra que otorga el Gobierno
Se definió la entrega de un bono extraordinario para compensar la pérdida por inflación. La nueva movilidad determinó un aumento inferior a los precios
Por iProfesional
26.02.2021 15.52hs Economía

A partir de marzo, las jubilaciones y pensiones aumentarán 8,07%, de acuerdo con el calendario de pagos de prestaciones previsionales correspondientes a ese mes, abril y mayo, que estableció oficialmente la ANSES. En consecuencia, el haber jubilatorio mínimo será de de 20.572 pesos y el máximo, de 138.430 pesos.

Pero esto no es todo. Según confirmó la titular de la entidad, Fernanda Raverta, aquellos que cobren los haberes más bajos -es decir, unos 7,1 millones de personas- también obtendrán un bono extra a partir de abril, en el caso de que el porcentaje de aumento quede por debajo de la inflación del primer trimestre del año.

La funcionaria informó que "en la discusión de la nueva fórmula, nos comprometíamos con esta idea de ganarle a la inflación con los instrumentos que tuviéramos como Gobierno para instrumentar en relación a las cuestiones y variables macroeconómicas. No tenemos los indicadores de inflación. En relación a lo que ocurra con los indicadores de inflación, la idea es poder instrumentar alguna medida para paliar si hubiera una diferencia entre inflación y la fórmula de movilidad".

Y agregó: "El compromiso del Poder Ejecutivo nacional ha sido siempre, como lo hicimos en 2020, ganarle a la inflación por lo menos para los jubilados que cobran menos de un haber y medio, que son el 70%, unos 7,1 millones de jubilados y pensionados. Ganarle a la inflación en esta enorme cantidad de población era un desafío enorme y lo logramos. Con aumentos de 35% por decreto más los bonos en un año que fue super complejo".

Cobro de haberes con el nuevo índice de movilidad

El nuevo índice de movilidad jubilatoria comenzará a aplicarse oficialmente desde el primero de marzo próximo. Según la Resolución 3/2021, publicada la semana pasada en el Boletín Oficial, las disposiciones contenidas en la Ley Nº 27.609 serán de aplicación para todas las prestaciones previsionales a cargo de la ANSES.

Jubilado
Aquellos que cobren los haberes más bajos también obtendrán un bono extra a partir de abril

La nueva normativa, que fue sancionada a finales del año pasado, reemplaza la movilidad suspendida en diciembre de 2019 por la Ley de Emergencia y los aumentos dispuestos por decreto durante en 2020. Estas son las claves de la nueva fórmula de movilidad:

1. Cuántos aumentos habrá por año

La ley establece incrementos en marzo, junio, septiembre y diciembre. El oficialismo adoptó ese criterio, tras abandonar en el Senado una versión de su propia autoría que disponía aumentos semestrales y el descuento del 5% otorgado en diciembre.

Ahora, la ANSES deberá elaborar y aprobar el índice trimestral de la movilidad y realizará su posterior publicación. De esa manera, la primera actualización de los haberes se hará efectiva a partir del 1° de marzo 

2. Cómo funciona el nuevo cálculo

El nuevo índice es similar al utilizado entre 2008 y 2017, pero con algunas diferencias. Las jubilaciones se ajustan en iguales mitades por salarios (el mejor resultado entre el índice del INDEC y el RIPTE del Ministerio de Trabajo) y la recaudación tributaria de ANSES.

Esta combinación se aplicará en marzo, junio y septiembre. Y la base de cálculo será el anteúltimo trimestre previo al incremento. Así, para marzo, se tomará el índice salarial de octubre, noviembre y diciembre de 2020 y la recaudación en ese período contra la del año previo.

3. Qué pasa con la inflación

A diferencia de la movilidad suspendida, la nueva fórmula excluye la inflación. El Gobierno argumenta que eso ya está reflejado en los salarios y la recaudación. El Ministerio de Trabajo, Claudio Moroni, explicó que se busca "desindexar" el sistema previsional.

La exclusión de esa variable generó el reclamo en el oficialismo y la oposición de incorporar una cláusula de compensación para evitar que los haberes queden por debajo de la inflación. Pero el Frente de Todos mantuvo el proyecto sin cambios.

Con una inflación en torno al 36%, este año se espera una suba superior por el descongelamiento de tarifas y alquileres. El ajuste de marzo se calcula sobre el último trimestre de 2020, con paritarias en su mayoría inferiores a la inflación, pero una recaudación en recuperación.

4. Cómo impacta el tope por recaudación

Al igual que en 2008, el Gobierno introdujo la recaudación con el argumento de hacer "sustentable" el sistema previsional y fijó un tope en diciembre al establecer la elección entre el menor ajuste entre dos índices (A y B).

Así, si la recaudación total (B) fuera superior al mix entre recaudación tributaria y salario (A), se aplicará este último y el haber no participará de la mejora en los ingresos de la seguridad social. Si, por el contrario, los recursos fueran inferiores, se adoptará este índice.

Durante el 2020, las jubilaciones sufrieron pérdidas al registrar la mínima un aumento del 24% y la máxima, del 35,31%

Jubilados: fuerte pérdida del poder adquisitivo

Durante el 2020, las jubilaciones sufrieron pérdidas al registrar la mínima un aumento del 24% y la máxima, del 35,31%, en ambos casos por debajo del 36% de inflación. Los haberes ya se habían visto deteriorados desde el 2017 con la Ley de Movilidad, luego suspendida en diciembre de 2019 y reemplazada en 2020 por ajustes discrecionales del Poder Ejecutivo.

El bono previsto ahora no contará para el aguinaldo por tratarse de una suma no remunerativa y busca llevar calma ante el deterioro del poder adquisitivo por la aceleración de la inflación en los últimos meses.

La semana pasada, el Sindicato de Trabajadores Pasivos le reclamó al Presidente un incremento de emergencia para alcanzar la canasta familiar de pobreza, que en enero fue de $56.459, y una claúsula de revisión, en lugar de un bono.

Por otra parte, el defensor de la Tercera Edad, Eugenio Semino, reclamó en enero un aumento de $10.000 a cuenta del futuro reajuste en las jubilaciones para compensar la pérdida en los ingresos de ese sector durante el año pasado. "No es posible pretender que alguien viva con $19.000 por mes", advirtió Semino el mes pasado.

Temas relacionados
Economía en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído