Alberto Fernández tomó esta decisión con respecto a reflotar el IFE ante la nueva ola de coronavirus

Alberto Fernández tomó esta decisión con respecto a reflotar el IFE ante la nueva ola de coronavirus
El Presidente considera que "la economía está funcionando" y que no hace falta aún reactivar el subsidio, que llegó a alcanzar a 9 millones de personas
Por iProfesional
08.04.2021 12.45hs Economía

Ante el rebrote de coronavirus, el presidente Alberto Fernández dijo hoy que no está por ahora previsto reactivar el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) ni los subsidios al sector privado. "No tengo previsto que vuelva por ahora el IFE porque la economía está funcionando. En las industrias hay bajo riesgo de contagio si funcionan los protocolos", dijo el jefe del Estado en una entrevista con Radio Con Vos.

En sus tres cuotas –de $10.000 cada una–, el IFE alcanzó el año pasado a casi nueve millones de trabajadores informales, titulares de la Asignación Universal por Hijo (AUH), monotributistas y desempleados, de entre 18 y 65 años. El desembolso fue de $270.000 millones. También, con el programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), el Estado se encargó del pago de hasta el 50% de los salarios en más de 300.000 empresas. Esta ayuda por ahora no se reactivará, según el Presidente.

 "Hay que evitar toda reunión social porque es donde ocurren los contagios, no en las fábricas ni en las escuelas sino en el transporte público y las reuniones sociales", dijo Fernández.

Foco de tensión

De esta manera, se abre un foco de tensión con los movimientos sociales, tanto los oficialistas como los opositores, que reclaman el regreso del auxilio estatal. "Si hay un rebrote y la situación social se complica, vamos a tomar medidas excepcionales" dijo en enero el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, tras ser consultado por el regreso del IFE, en diálogo con El Destape Radio. "Cuando surgió la pandemia, no estaba contemplada la asistencia en el presupuesto del Ministerio de Desarrollo Social, y, sin embargo, lo triplicaron. Si hubiera que hacerlo, el Presupuesto 2021 también se volverá a aumentar. Sería la única manera de hacer frente a una ayuda nueva", ampliaron voceros de Arroyo.

Es decir, en el Gobierno podrían barajar alternativas para revisar el Presupuesto 2021 y otorgar más fondos para la ayuda social. En cuanto al programa ATP, para el sector privado, no está previsto que se reflote. Se continuará, sin embargo, con otros planes de ayuda como los Repro.

afa
El Gobierno podría barajar alternativas para revisar el Presupuesto 2021 y otorgar más fondos para la ayuda social

Sin partidas presupuestarias

El Gobierno analiza usar parte del dinero proveniente de los Derechos Especiales de Giro (DEG) ante la necesidad de abonar planes de apoyo y contención de la economía real en el caso de que haya que aplicar restricciones por la segunda ola de coronavirus.

Los DEG están habilitados desde el Fondo Monetario Internacional ( FMI ) entre fin de este mes y comienzos de junio, con lo que el Gobierno debería ese dinero autorizado para contabilizarlo dentro de las reservas del Banco Central, explica Ámbito  Financiero.

El problema que tiene la administración de Alberto Fernández es que no hay partidas importantes que figuren en el Presupuesto aprobado por el Congreso para el 2021 para poder reactivar los planes de ayuda y sostenimiento de la economía, con lo cual el dinero para destinar a estos sólo pueden provenir de dos vías: endeudamiento o emisión, pero esto no es algo posible si quieren que el plan de Martín Guzmán de estabilización y sustentabilidad tenga éxito.

Ante el complicado escenario financiero del país, el FMI podría salir al rescate con los DEG que la propia Kristalina Georgieva anunció hace 10 días, cuando confirmó que el organismo habilitará unos u$s 650.000 millones que serán exclusivamente a los países en desarrollo que tengan su cuota al día con el organismo. Como Argentina cumple con la condición de hacer sus liquidaciones mensuales, y como al país le correspondencias unos 0,7% por sus acciones en el directorio del FMI, en total le correspondencias unos u $ s4.354 millones.

Guzmán quería destinar este dinero para reforzar las reservas, como para enfrentar eventuales turbulencias, y garantizar un segundo semestre cambiario tranquilo. Para esto había elaborado una estrategia de liberar los pagos con el Club de París de mayo y los dos vencimientos de septiembre y diciembre con el FMI, las tres obligaciones financieras en divisas que deben enfrentar Argentina este año. De estos, si se lograra un acuerdo con el Club de París y con el Fondo después de octubre, sólo sería prioritario pagarle el primer vencimiento a este organismo por unos u $ s1.800 millones. Si esto sucediera así, quedarían de los DEG unos u $ s2.500 millones liberados para ser utilizados para el financiamiento de un nuevo IFE.

Economía en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído