American Express, en alza: en plena pandemia, aumentó casi por siete sus beneficios

American Express, en alza: en plena pandemia, aumentó casi por siete sus beneficios
Durante estos primeros meses del año, la compañía percibió mejoras en su negocio central junto con el mejor rendimiento en el crédito
Por iProfesional
03.05.2021 18.15hs Economía

American Express cerró el primer trimestre de 2021 con un beneficio neto atribuible de 2.206 millones de dólares, lo que equivale a multiplicar casi por siete sus ganancias del mismo periodo del año pasado, según informó la compañía.

Asimismo, la empresa tuvo una facturación de 9.064 millones de dólares en dicho período, lo que es un 12% menos. Los ingresos procedentes de las comisiones cayeron un 9%, hasta 7.234 millones de dólares, mientras que los originados por intereses netos cayeron un 21%, hasta 1.830 millones.

Si bien hubo una caída de la facturación, logró aumentar notablemente sus beneficios por las provisiones contra pérdidas crediticias. En el primer trimestre de 2020, registró un cargo negativo de 2.621 millones para hacer frente a posibles impagos de clientes.

Entre enero y marzo de 2021, en cambio, redujo ese monto frente a impagos en 675 millones de dólares debido a la recuperación económica de Estados Unidos. Esto se ha traducido en un impacto positivo en las cuentas.

Los gastos por recompensas para clientes de tarjetas cayeron un 6%, hasta 2.243 millones de dólares, mientras que los costos de desarrollo de negocio y marketing avanzaron un 4%, hasta 1.766 millones.

"Estoy contento con nuestros resultados del primer trimestre, en los que vimos mejoras continuas en nuestro negocio central junto con el mejor rendimiento en el crédito y esto especialmente animado por el progreso que estamos haciendo para reconstruir nuestro ímpetu de crecimiento", indicó el presidente de la empresa, Stephen Squeri.

La empresa cerró el primer trimestre de 2021 con un beneficio neto atribuible de 2.206 millones de dólares

Tarjetas de AmEX como forma de pago

Solo unas semanas atrás, la empresa American Express Argentina anunció un acuerdo con Prisma y Fiserv, las principales operadoras de terminales de pago en el país, que habilitará a sus tarjetas a funcionar en los cerca de 800.000 comercios del país en los que funcionan sus terminales de cobro.

La implementación de esta estrategia permitirá que desde los comercios de barrio hasta los supermercados y grandes cadenas estén en condiciones de aceptar todas las tarjetas American Express de la misma forma en que lo hacen con otras marcas como Visa o Mastercard.

"La alianza con Fiserv y Prisma Medios de Pago como socios estratégicos nos permitirá acelerar nuestro compromiso de ofrecer a los clientes más lugares para comprar dentro de su barrio y complementa el servicio que hoy ya ofrecemos a los comercios", dijo Manuel Cascante, director de Establecimientos de American Express, en un comunicado

Por su parte, el director de Alianzas Estratégicas de Prisma Medios de Pago, Tomás Flaherty, apuntó que el acuerdo dará "una solución integral con mayores beneficios para nuestros comercios, emisores y consumidores a lo largo del país a través de todas nuestras soluciones de captura como la red de terminales LaPos, nuestro QR adquirente y el gateway de pagos Decidir".

Actualmente, la terminal de Posnet de Fiserv funciona en 376.000 comercios, de los cuales 200.000 ya aceptan pagos con QR y 120.000 transferencias 3.0, mientras que Prisma tiene terminales de cobro en más de 400.000 comercios de todo el país.

Efectivo o débito: qué usan los argentinos a un año de la pandemia

La pandemia de coronavirus llegó para cambiar hábitos en todo el mundo y el uso de los medios de pago es una muestra de ello. Entre el primer trimestre de 2020 e igual período de 2021, se disparó un 33% el uso de las tarjetas de débito, que ganaron espacio frente al efectivo, según el índice elaborado por Prisma Medios de Pago. El retiro de billetes en cajeros automáticos cayó 4,5% y la extracción en comercios bajó 6,8% en el mismo período.

Otro punto que habla de la mayor preferencia por los medios de pago electrónicos en detrimento del cash pasa por el volumen de operaciones que se hacen con la tarjeta de débito. El índice mostró un incremento en las compras y una caída en los retiros de efectivo.

En el primer trimestre, las compras representaron el 48,3% del volumen operado con débito, lo que representó una suba de 5 puntos porcentuales en relación a los datos del mismo período de 2020. En cambio, el retiro de efectivo por cajeros automáticos retrocedió más de tres puntos en el mismo lapso y la extracción de billetes en comercios también disminuyó un punto en la comparación interanual.

La pandemia de coronavirus llegó para cambiar hábitos en todo el mundo

En parte, el cambio de tendencia empezó por el temor de generar contagios al tocar los billetes y continuó con la masificación de las compras por delivery y los botones de pago, entre otras alternativas que se popularizaron en pleno aislamiento.

La cantidad de tarjetas de débito activas, es decir, aquellas que se usaron al menos una vez en los últimos tres meses, también mostró un crecimiento de 6,6% entre el primer trimestre del año pasado y el mismo lapso de 2021. Con la excepción de Entre Ríos, el crecimiento se evidenció en todo el país. Tucumán y Santiago del Estero fueron las provincias con mayor alza interanual en la cantidad de plásticos activos, con 16,74% y 16,5%, respectivamente.

En la comparación con el cuarto trimestre de 2020, en cambio, la cantidad de tarjetas de débito activas retrocedió 7,2% a nivel país. El peor desempeño estuvo en Entre Ríos, donde los plásticos activos cayeron más de 21% entre trimestres.

Menos uso de tarjetas de crédito

El mayor uso de la tarjeta de débito se aprecia no solo en el crecimiento interanual sino también en su creciente participación en el volumen total de transacciones.

En el primer trimestre de 2020, las operaciones con tarjetas de débito representaban el 38,6% del volumen total de transacciones con plásticos (débito, crédito y prepagos) mientras que entre enero y marzo último llegaron al 46% de las operaciones. Por el contrario, el volumen de las tarjetas de crédito cayó de 58,5% a 51% en el mismo período.

Al analizar el volumen de las compras con tarjeta de crédito, los planes "Ahora" sostienen una importante participación en las compras con tarjeta de crédito, que llegó al 24,3% del total. Por su parte, los consumos en un pago (que tienen un vencimiento promedio en 18 días) explicaron el 58% del volumen en el primer trimestre del año y retrocedieron dos puntos en la comparación interanual.

El retiro de billetes en cajeros automáticos cayó 4,5%

Entre los planes "Ahora", que ofrecen tasas subsidiadas, los datos muestran que los clientes prefieren los plazos más largos. El 46,7% del total corresponde a "Ahora 12″ mientras que un 19,9% del volumen de consumo se explicó por "Ahora 18″.

En cambio, cuando se trata de pagar en cuotas por fuera de los programas "Ahora", el volumen se concentra en los tramos más cortos y los planes hasta 6 cuotas son los más utilizados con más del 80% de participación.

Con respecto a la cantidad de tarjetas de crédito activas, el índice Prisma muestra un leve repunte entre el cuarto trimestre de 2020 y el primero de 2021, con un alza de 0,28%. Sin embargo, la comparación interanual arroja un retroceso de 4,2%. La mayor caída interanual en la cifra de plásticos activos se vio en Santiago del Estero, donde bajó 15,9%.

Economía en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído