Por qué el rebote de la economía de este año ya encontró sus límites, según Martín Vauthier

Por qué el rebote de la economía de este año ya encontró sus límites, según Martín Vauthier
El economista de Anker Latinoamérica dice que sin previsibilidad financiera es difícil que la economía crezca más. ¿Qué pasará con la brecha cambiaria?
Por Leandro Gabin
12.06.2021 07.59hs Economía

Martín Vauthier es economista de Anker Latinoamérica (la nueva consultora que abrió Luis "Toto" Caputo y Santiago Bausili). Magíster en Finanzas de la UTDT y licenciado en Economía por la UBA, Vauthier cree que si el país no logra tener un plan económico que logre bajar el riesgo país y mejorar las paridades de los bonos, la inflación y los desequilibrios de la economía seguirán manifestándose. 

Además, cree que el rebote de la economía podría no sentirse en "la calle" a la hora de elecciones si bien el Gobierno mantiene la idea de atrasar el dólar y las tarifas para que la "sensación" de mejora de los salarios sea un poco mejor. 

La economía va mostrando signos de fatiga y eso complicará su crecimiento en el futuro

-Vimos algunos datos de la economía que reflejan cierta "cansancio". ¿Se está frenando el rebote que mostraba el nivel de actividad? 

-Cuando uno mira el nivel de actividad, a partir de mayo del año pasado, hubo una recuperación con el piso en marzo y abril. A partir de ahí se abrió la economía y la actividad fue creciendo. Más bien, rebotó. Esa dinámica de recuperación mensual se interrumpió en febrero de este año. El primer freno fue en el EMAE y ahora vemos datos mixtos. Me parece que el gran desafío es que la recuperación está llegando a su techo en las condiciones actuales, con un riesgo país muy elevado y la demanda de pesos muy débil. Mientras que no se termine de darle previsibilidad en el frente financiero, es difícil que rompa ese techo, más allá del rebote propio. 

-Entonces el crecimiento de este año va a ser más rebote que otra cosa... O sea, no se va a crecer en realidad.

-Estamos en torno al 6% tan sólo con el arrastre estadístico. Si se crece más uno podría decir que hubo algún crecimiento, si crece menos -como la proyección del Fondo que hablaba del 5,8%- en realidad estaríamos cayendo. Esta es una economía que va encontrando sus límites. Más allá de que vamos a ver este crecimiento en 2021 (que dependerá de la pandemia, la vacunación, y variables financieras) será una recuperación que se verá en la estadística pero no tanto en los bolsillos.

La economía electoral no llegará con una mejora en los bolsillos de la gente que convenza
La economía electoral no llegará con una mejora en los bolsillos de la gente que convenza

-¿Cómo llegará entonces la economía al momento de las elecciones? ¿Le sumará al Gobierno o no tanto? 

-Es un tema que el Gobierno lo sigue muy de cerca. Si miramos las acciones, en los próximos meses, el programa económico electoral es muy parecido -con las características de la pandemia- a lo que la Argentina tuvo en los últimos años electorales. Esto es, intentar que la inflación esté un poco anestesiada con el dólar y las tarifas. El dólar se movía a 4% mensual y ahora a poco más de 1%. Las tarifas están en su mayoría congeladas. Si uno tiene que pensar el programa económico electoral sería acelerar más la vacunación. A su vez, más allá de que el salario le pueda ganar a la inflación, aparece el objetivo de tratar de ponerle plata a la gente en los bolsillos. El desafío es qué pasará con el dólar por esos pesos en la calle que se volcarán en un contexto en donde la demanda de dinero es débil para que no se filtre a la brecha cambiaria. 

-Hacia adelante, justo para cuando sea la época electoral, no abundan los dólares de la soja. ¿Hay riesgos de que la brecha pegue un salto?  

-El Banco Central tiene margen para intervenir en la brecha, para evitar movimientos disruptivos. El BCRA tiene margen y viene construyendo un colchón en los últimos meses, con más reservas netas. Ese margen si bien es significativo en el corto plazo, depende de que se mantenga la liquidez de los flujos. Mientras se mantenga y pueda comprar dólares, tiene margen. Por lo menos en el corto plazo lo tiene. Pero no es un programa económico de mediano plazo. Mientras que no baje el riesgo país y mejoren las paridades de los bonos va a ser difícil que la economía crezca así.