El "match point" que debe levantar Alberto Fernández para llegar con chances a las elecciones

El "match point" que debe levantar Alberto Fernández para llegar con chances a las elecciones
La dinámica inflacionaria está perjudicando notablemente los bolsillos de los argentinos y eso impacta de lleno en los planes futuros del Gobierno
Por Claudio Zlotnik
17.06.2021 09.20hs Economía

La dinámica inflacionaria -que en mayo se desaceleró levemente pero que muestra una posición interanual cercana al 50% interanual- está perjudicando notablemente los bolsillos de los argentinos. Ya no solamente en lo referente a rubros como indumentaria y otros de segundo orden, sino que afecta el consumo de los productos esenciales, como los de la canasta básica.

Así lo demuestra el último informe de la consultora Scentia -dirigida por Osvaldo del Río-, que el mes pasado volvió a determinar un retroceso en el nivel de consumo en supermercados y almacenes de barrio.

El denominado consumo masivo marcó una caída del 3,5% en mayo respecto del mismo mes del año pasado. El volumen de ventas de esos comercios, siempre referido a productos de primera necesidad, acumula una baja de 8,4% en los primeros cinco meses del año. Aunque hay que tener en cuenta que hubo meses, como marzo y abril, que la gente se volcó a los supermercados a incrementar stocks, de cara a la incertidumbre de la pandemia y ese comportamiento empujó artificialmente el consumo popular.

Los más perjudicados por la caída del consumo fueron los comercios barriales, con una baja del 7%, mientras que en los supermercados se evidenció una mejora del 0,9%. Posiblemente por los mejores precios en las góndolas de las grandes superficies ante la existencia de los programas de control (Precios Máximos y Precios Cuidados).

el mes pasado volvió a determinar un retroceso en el nivel de consumo en supermercados y almacenes de barrio
El mes pasado volvió a determinar un retroceso en el nivel de consumo en supermercados y almacenes de barrio

Los precios de la canasta básica

De acuerdo al relevamiento de Scentia, los precios de la canasta básica registraron en los comercios aumentos promedio del 39,6%, por encima a la evolución de los salarios. Lo cual explica que el consumo mantenga una tendencia a la baja, aun cuando se trate del consumo elemental, que es el más inelástico.

Las únicas categorías positivas fueron las de bebidas sin alcohol -con un alza del 2,2%- y los artículos impulsivos como snacks y las golosinas que incrementaron las ventas un 3,4%. 

El Gobierno sabe que el resultado de las elecciones dependerá de que estos indicadores de consumo mejoren. Por eso mismo decidió "pisar" algunas variables (dólar y tarifas, ni más ni menos) para lograr una desaceleración de la inflación.

Sin embargo, para este mes de junio, consultoras que monitorean los precios semanalmente (LCG-Ecolatina y Eco Go) estiman que el índice de este mes estará entre 3% y 3,3%. 

El Gobierno sabe que el resultado de las elecciones dependerá de que estos indicadores de consumo mejoren
El Gobierno sabe que el resultado de las elecciones dependerá de que los indicadores de consumo mejoren

"Están dadas las condiciones para que mes a mes vaya bajando la inflación", aseguró en las últimas horas el ministro Martín Guzmán.

¿Por qué podría desacelerar el proceso inflacionario? ¿Tiene chances el Gobierno de llegar a las elecciones con una inflación sensiblemente más baja?

Desde el equipo económico creen que, por primera vez desde que se puso en práctica ya hace un par de meses, el letargo del "crawling peg" (mini devaluación diaria del tipo de cambio oficial) está dando los resultados buscados: básicamente que ayude al enfriamiento en la suba de los precios.

Temas relacionados
Economía en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído